TITULAR ENGAÑOSO: El gasto público recupera niveles previos a los grandes recortes de la crisis – Diario EL PAIS – 17/Abril/2019. @el_pais @elpais_espana #GastoPublico #Politica #Economia #Sociedad @CatSeguros #Noticias #CatSegurosInforma


Los desembolsos de las Administraciones crecieron en 2018 al mayor ritmo desde 2009 y superan el medio billón de euros.



Apunte previo @CatSeguros By ©® LNC.

El pasado 17/Abril/2019 saltaba a la palestra de los noticieros esta noticia, justo unos pocos días antes de las elecciones.

Leamos en detalle la noticia. Después veremos las opiniones del experto y las nuestras propias.


La NOTICIA (Enlace al artículo original).

El gasto público recuperó en 2018 los niveles previos a los grandes recortes que sufrió durante la crisis. Hasta el punto de que se alcanzó el medio billón de euros, un máximo histórico. No obstante, al restarle la inflación o medirlo en función del PIB, en realidad se encuentra todavía en cotas inferiores. Aun así, se vislumbra una nueva tendencia. Después de años de austeridad, en 2018 los desembolsos aumentaron al mayor ritmo desde 2009. Con un incremento de 22.000 millones en un ejercicio, crecieron en volúmenes similares a los de 2004 o 2005.

El gasto público avanzó en 2018 al mayor ritmo desde 2009, año en el que en medio de la recesión y animado por el G20 el Gobierno de Zapatero intentó contrarrestar el desplome de la actividad con estímulos fiscales. Entre 2012 y 2017, bajo el Gobierno del PP, los desembolsos de las Administraciones o bien se recortaron o bien experimentaron crecimientos raquíticos. Pero en 2018 se ha dado un claro cambio de tendencia. El gasto público aumentó en 22.515 millones de euros, un incremento por debajo de los anotados entre 2007 y 2009, cuando los desembolsos subían a ritmos superiores a los 35.000 millones, pero solo ligeramente por debajo de los registrados en 2004 y 2005, años en los que sin embargo el PIB nominal crecía al 6% o 7%, casi el doble que ahora.

Es más, el año pasado el gasto alcanzó un máximo histórico al tocar los 500.641 millones de euros, superando el anterior pico registrado en 2012 con 500.177 millones. Es decir, se han recuperado los niveles en euros.

GASTO PÚBLICO EN ESPAÑA

En miles de millones de euros

Fuente: IGAE y elaboración propia del Diario EL PAÍS

No obstante, en porcentaje de PIB se sitúa en el 41,4%, y por tanto en relación con la riqueza del país sigue muy lejos del 48,1% que se contabilizó en 2012, en parte porque entonces el PIB caía hundiendo el denominador. De hecho, todavía se encuentra a gran distancia de la media de la UE, en el 45,8% del PIB, y de la zona euro, en el 47%, según cifras de Eurostat de 2017.

El medio billón de euros tampoco representa lo mismo que en 2012 en cuanto a poder de compra. Entre ese año y 2018 la inflación fue del 7,2% y, en consecuencia, ese gasto en realidad resulta un 7,2% menor.

Además, la composición es muy distinta, al haber ganado peso los capítulos de pensiones y funcionarios, y en cambio destinarse una menor proporción a inversiones, I+D o el resto de políticas sociales.

En 2018, el gasto creció un 4,7%, por encima de lo que aumentó el PIB incluyendo la inflación, un 3,6%. Lo cual significa que los desembolsos de la Administración están engordando más allá de lo que mejora la capacidad económica, lo que podría empeorar el agujero presupuestario. Sin embargo, el aumento se ha visto acompañado por una recaudación que se disparó un 6%, casi duplicando lo que creció la economía. A su vez, eso ha permitido que se redujese el desfase presupuestario entre ingresos y gastos. El déficit público bajó desde el 3,1% del PIB de 2017 —que en euros fueron 35.903 millones— hasta el 2,6% con el que se cerró en 2018 —31.805 millones—.

No obstante, organismos como la Comisión Europea critican que la mejora de los ingresos se deba exclusivamente al ciclo económico, y no a reformas que aseguren que la recaudación sea estructuralmente más alta. En consecuencia, de producirse una recaída de la economía, puede correrse el riesgo de que se repita lo ocurrido al inicio de la crisis, cuando los ingresos se desplomaron en 66.000 millones de euros en solo dos años.

Y estos no se restablecieron hasta 2017, cuando se obtuvieron 442.223 millones, solo 382 millones menos que en 2007. El año pasado ya se logró el récord al recaudarse 468.836 millones. Sin embargo, en relación al PIB los ingresos están en el 38,8%, por debajo del 41% registrado en 2007. Y distan mucho del 44,8% recaudado en la UE y del 46,1% de la zona euro.

Un tercio de los 22.515 millones que ha aumentado el gasto se debe a las transferencias sociales, que suben en 7.382 millones por las pensiones. Estas se elevan por dos motivos: la revalorización que pactaron PP y PNV. Y la incorporación de un mayor número de pensionistas, que además cobran prestaciones más altas por haber cotizado más.

La partida de personal engorda en 3.972 millones, un 3,2%. Si bien la revalorización que acordó el Gobierno de Rajoy fue hasta el 2%. De modo que un tercio del incremento es por contrataciones. En este sentido, destacan las alzas de Baleares, Valencia, Canarias, Andalucía y Castilla-La Mancha. Una parte de estos gastos, la mejora de pensiones y sueldos de funcionarios por valor de 6.000 millones, ya la había aprobado el Ejecutivo popular.

La inversión suma 2.981 millones, un 13% más coincidiendo con la proximidad de las elecciones. Los consumos escalan en 1.817 millones, un 3,1%. Los intereses repuntan en 498 millones, un 1,7%. Y otros empleos engordan en 4.996 millones, entre los que se incluyen unos 2.000 millones en provisiones por las autopistas quebradas. También se ha adelantado, entre otros, el pago de créditos fiscales a empresas por valor de 1.000 millones. Dado que en 2018 la Comisión solo quería que se bajase del 3% de déficit para que España saliese del procedimiento de tutela, cabe preguntarse si el Gobierno concentró estos gastos el año pasado a fin de generar margen con el que tener más fácil recortar el déficit este año.

Junto a la caída del ahorro, el alza del gasto público explica en buena medida que la economía española esté resistiendo mejor que otras la ralentización global.


Aclaración de la FUENTE.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 1:02 p. m. on mié., abr. 17, 2019:
ESP tiene uno de los gastos públicos sobre PIB más bajos de EUR, uno de los déficits más elevados y una de las presiones fiscales más reducidas. Pero la ciudadanía no soporta más impuestos y el país no se puede permitir ese gasto. ¿Y perseguir el fraude? https://t.co/cjSajmfZWa
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1118469784184721409?s=09)


El Apunte de nuestro Comentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 7:01 p. m. on jue., abr. 18, 2019:
¿No será que gran parte de los políticos están directamente implicados en el fraude, …, quizás a través de la corrupción?

Motivos éstos muy claros por los que reflexionar a fondo el voto personal en las próximas #Elecciones Generales #28AVotoFuturoPensiones #28Abril
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1118922398986850304?s=09)


@CatSeguros: Comentario By ©® Nyklauss.

Expresamente hemos esperado a pasados los períodos electorales (el nacional, el municipal, el autonómico y el europeo) para no influir las decisiones electorales del voto que debiera ser LIBRE.

Porque, efectivamente, considero que, con titulares como el de este artículo, el voto personal y particular deja de ser libre.

Es cierto que el Gasto Público ha mejorado desde el inicio de la crisis en verano de 2007. ¡¡¡Sólo faltaría!!!.

Sin embargo, España sigue teniendo uno de los gastos públicos más bajos de la Zona Euro; hablando en términos porcentuales respecto del PIB nacional. Lo que implica, o bien, un fuerte desinterés de nuestros políticos por solucionar los enormes problemas sociales; o bien, una imposibilidad de utilizar el Presupuesto Estatal (quizás debido a tenerlo todo él ya empeñado).

Pasadas las elecciones el Gobierno en Funciones ha puesto en marcha una de las medidas anunciadas poco antes: la persecución del fraude de pequeñas empresas (muy pequeños comercios) y pequeños autónomos. Aunque esa sea una medida correcta en sí misma, probablemente se acabe convirtiendo en UN NUEVO PALO EN LAS RUEDAS DE LA MALTRECHA ECONOMÍA ESPAÑOLA: el pequeño autónomo trabajo tienen para desarrollar su labor mes a mes; mientras que otros fraudes mucho mayores siguen quedando impunes (al menos aparentemente).

La sociedad puede acabar cansándose del típico mantra del este sistema social completamente agotado: “… si has de robar hazlo a lo grande, de esa forma podrás pagarte buenos abogados y salir airoso …”.


Para las Pequeñas Empresas, Pymes y Autónomos:

EL SEGURO DE PROTECCION JURÍDICA IDEAL


Bien haría la Justicia en perseguir el gran fraude; de igual modo a como en toda gran empresa, cuando se está en situación de difícil continuidad, se recortan los grandes gastos por ser los que devuelven mayor visibilidad contable en menor tiempo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s