El 30% de los universitarios no encuentra trabajo cuatro años después de graduarse. @el_pais @elpais_espana #Empleo #Desempleo #Economia #Sociedad #Actualidad @CatSeguros #CatSegurosInforma


España es uno de los países de la UE donde más titulados superiores tienen empleos poco cualificados.



El Artículo (EL PAÍS – 04/Jul/2019):

Tener un título universitario en España no es, ni mucho menos, garantía de una vida resuelta. En 2018, el 27,7% de los titulados (de un total de 233.626) que finalizaron sus estudios en 2014 no tenía empleo. Así se desprende del informe Inserción laboral de los egresados universitarios presentado hoy por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. A ese dato se suma otro igualmente alarmante: España es uno de los países de la Unión Europea donde los licenciados desempeñan en mayor medida trabajos de baja cualificación, un 37,1% frente al 23,2% de media europea, según datos del informe de la Fundación CYD de 2017.

“Los estándares de calidad educativa son altos y los programas académicos muy parecidos, lo que demuestra que ahí no está el problema: la formación con la que salen los alumnos españoles de la universidad es muy similar a la del resto de Europa”, señala Francisco Michavila, consejero de Educación de España ante la OCDE. En su opinión, la gran diferencia está en el mercado laboral, “muy distorsionado” en el caso español. “Un informe europeo de hace 15 años [el proyecto Reflex, The Flexible Professional in de Knowledge Society] ya lo señalaba, las empresas grandes se comportan de forma parecida, pero hay muchas pequeñas y medianas que no tienen capacidad para investigar o innovar y eso se traduce en trabajos menos ajustados a la formación universitaria. Los mejores se quedan en las empresas potentes, el resto hace de todo”, asegura Michavila, hasta 2017 director de la cátedra Unesco de Gestión Universitaria. 

El informe del ministerio, en el que se han analizado los datos de inserción laboral de los egresados universitarios del curso 2013-2014 durante los cuatro años posteriores a la finalización de sus estudios, muestra que el 72,3% de ellos estaba dado de alta en la Seguridad Social en 2018 y que, de esos, solo el 9% en régimen de autónomos. La tasa de afiliación aumenta según transcurren los años después de terminar los estudios. Del 47% del primer año, se pasa al 72,3% del cuarto. Entre los egresados, el 72% de los que consiguieron un contrato fueron hombres y el 71,9% mujeres.

Los campos con menor empleabilidad son Bellas Artes (50,5% de afiliados después de cuatro años), Otras lenguas extranjeras (50,8%), Lenguas modernas y aplicadas (54,2%), Historia del Arte (55,2%), Historia (55,6%), Derecho (55,8%), Filosofía (56,1%), Traducción e Interpretación (56,5%), Humanidades (58,3%) y Criminología (59,1%). Al contrario, los de empleabilidad más alta son Medicina (91%), Óptica y optometría (90,2%), Podología (88,9%), Ingeniería eléctrica (85%), Informática (84,6%), Logopedia (84,5%), Ingeniería mecánica (84,1%), Farmacia (84,1%), Ingeniería electrónica industrial y automática (83,8%) e Ingeniería agraria y agroalimentaria (83,7%).


Carreras con mayor empleabilidad.
En % sobre el total de graduados en 2013-14.

El informe no analiza la situación personal del 27,7% que no encontró empleo, pero señala que “cada vez es más frecuente” que al finalizar los grados se inicien estudios de máster y que eso “podría explicar que los primeros años el número de altas laborales sea menor”. Tampoco se contabiliza cuántos trabajan en el extranjero.

María, que prefiere no dar su nombre real, tiene 28 años y vive en Madrid. Hace cinco que acabó sus estudios en Publicidad y Relaciones Públicas y ahora está en el paro, pero por decisión propia. “Encadené trabajos precarios, de falsa autónoma, y cuando por fin conseguí mi primer contrato me di cuenta de que no quería vivir enfadada, con horarios imposibles y sin casi poder de decisión. Mi creatividad estaba estancada”. Por eso, decidió dejar su empleo y preparar oposiciones. “Soy joven y tengo la suerte y los recursos económicos para poder decidir un futuro mejor. No todos los que no trabajamos es porque no encontramos, algunos preferimos seguir estudiando”, cuenta. 

Más trabajo para Ingeniería y Arquitectura

Por ramas de especialización, las tasas de afiliación a la Seguridad Social en 2018 fueron del 77,7% en los grados de Ingeniería y Arquitectura, del 76,8% en Ciencias de la Salud, del 71,5% en Ciencias Sociales y Jurídicas, del 68,6% en Ciencias y del 57% en Artes y Humanidades. Sobre el tipo de contratos, en 2018 el 51,3% fueron indefinidos y el 48,3% temporales. La mayor temporalidad se dio en Ciencias de la Salud (un 67%) y la menor en Ingeniería y Arquitectura, con un 67,2% de contratos indefinidos. 

El secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, cree que este informe sirve para que los estudiantes conozcan la empleabilidad de cada grado, pero no para tomar decisiones sobre cierre de carreras. “Eso hay que estudiarlo con calma. No sabemos qué empleos se demandarán dentro de 15 años y, sobre todo, la Universidad no solo debe formar trabajadores sino ciudadanos con conciencia crítica. Si solo se tuviese en cuenta la empleabilidad desaparecerían grados”, sostiene Pingarrón.

“Hay una serie de tópicos que hay que desterrar, como que el estudiante tiene que ser buenísimo en Matemáticas y Física para hacer una Ingeniería (donde hay más contratos). No es así. Hay que hacer la campaña en la secundaria”, indica Michavila.

En una década (2008-2018) las carreras técnicas han perdido 74.000 alumnos en España. “Las empresas no paran de demandar egresados cualificados y se da la tormenta perfecta: bajan las vocaciones cuando más se necesitan”, opina Francisco Mora, rector de la Universidad Politécnica de Valencia. Para paliar esa situación, su universidad tiene una escuela de verano en la que se imparten talleres de arquitectura, robótica o física a 1.800 niños de tres a 14 años con la intención de despertar vocaciones tecnológicas y científicas.

“En el caso de las niñas, creemos que hay un margen de mejora en los porcentajes de graduadas en ingenierías”, apunta Nekane Balluerka, rectora de la Universidad del País Vasco. Este año celebran un campus para niños de 14 años en Álava y Gipuzkoa para despertar vocaciones, convencidos de que con 16 años ya tienen una decisión tomada sobre lo que quieren estudiar y es demasiado tarde.

Menos y peores contratos para ellas

Es la segunda edición del informe (la primera es de 2015), con datos cruzados de universidades y la vida laboral de los afiliados a la Seguridad Social del Ministerio de Trabajo, por primera vez se han desagregado los datos por sexo. En el curso 2017-2018, de los 1,2 millones de estudiantes universitarios españoles, el 55,1% eran mujeres. Ese mismo curso se graduaron más de 290.000 alumnos, de los cuales el 57,9% eran mujeres. Además de ser mayoría, ellas también obtuvieron mejores notas en todas las ramas de conocimiento (Ciencias Sociales, Ingeniería, Artes y Humanidades y Ciencias de la Salud), excepto en Ciencias. Sin embargo, los datos señalan que cuatro años después de graduarse, ellas obtuvieron menos contratos indefinidos que ellos (un 46% frente a un 58,9%) y un sueldo medio inferior: 24.445 euros anuales frente a los 27.000 de ellos.

“Las carreras con más empleabilidad, las STEM [Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas], son a las que menos optan las mujeres. Ahí empieza una brecha que luego se convertirá en salarial. Ellos están en los ámbitos donde hay más trabajo y mejor pagado, por eso es tan importante que desde primaria y secundaria se les cambie el estereotipo. No puede haber ámbitos feminizados y otros masculinizados”, indica Eva Alcón, rectora de la Universidad Jaume I de Castellón y primera delegada de igualdad de la conferencia de rectores (CRUE).

Otro punto a analizar es quién contrata, quién se encarga de la selección de candidatos en las empresas, añade Alcón. “La percepción cultural no se cambia de la noche a la mañana. La sociedad es mucho más consciente, pero eso no significa que la solución sea a corto plazo”. Cuando los estudios de Informática pasaron a llamarse Ingeniería Informática cayeron las matriculaciones femeninas en toda España. “La palabra ingeniería provoca miedo”, se preocupa Francisco Mora, rector de la Politécnica de Valencia. De hecho en su grado Diseño y Tecnologías Creativas tienen muchas más alumnas que en el de Ingeniería Informática. 

Balluerka, del País Vasco, cree que son las empresas las que tienen que tomar medidas para frenar la disparidad en las condiciones de trabajo por género. “Lo que determina la brecha es que las mujeres tienen en mayor medida contratos a tiempo parcial. Con la nueva ley que obliga a que los hombres se cojan la baja de paternidad esas cosas se irán regulando, pero las empresas tienen un papel muy importante”. En el País Vasco la diferencia de inmersión laboral entre hombres y mujeres no es significativa. El 83% de quienes se graduaron en el 2014-2015 de media está trabajando. “Diferentes investigaciones científicas han demostrado que si mandas el mismo currículum con nombre de mujer las posibilidades de que te contraten son menores. El sesgo de género es clarísimo”, critica.

Tasa de afiliación a la Seguridad Social

Por sexo y ámbito de estudio. Total de graduados en el curso 2013-14. En %.


El Comentario de la Fuente:

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 2:10 p. m. on jue., jul. 04, 2019:
El origen del problema: la oferta de tituladas/os es mayor que la demanda. Luego el detalle. https://t.co/7BZ3mItHzW
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1146753232057839616?s=09)


La acidez de nuestro Comentarista:

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 10:05 a. m. on mié., jul. 10, 2019:
Algo que algunos de mi generación (la del “Baby-Boom”) ya preveíamos cuando, estando enfrascados en nuestros estudios universitarios, alguno de nuestros profesores nos lo insinuaba… ¡Incluso mediante chistes!.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1148865884108275713?s=09)


Para preveer las situaciones… by @CatSeguros:

A finales de los años 1970, incluso las entidades bancarias, se nos acercaban los que éramos muchachos adolescentes en aquella época; y nos decían:

“… tenéis que ahorrar ahora que tenéis ingresos; pues, nunca se sabe cuándo lo vais a necesitar …”

Esa época ha llegado y muchas personas claman por no tener esos ahorros.

Para que no te vuelva a pasar; o bien, no corras ese riesgo en el futuro, ponemos a tu disposición NUESTRAS FÓRMULAS DE AHORRO PERSONAL:

Que, además, podrás combinarlos, como ya explicábamos en un artículo anterior, y obtener altas rentabilidades con un riesgo moderado.


Anuncios

‘Gig economy’: el fin del trabajo tal y como lo conocíamos (EL PAIS – 14/Julio/2019). @el_pais @elpais_economia #GigEconomy #Economia #Finanzas #Empleo #Autonomos #Noticias #EmpleoPrecario @CatSeguros #SalarioMinimo #CatSegurosInforma


Sarah Kessler denuncia cómo las innovaciones de Silicon Valley ha acentuado la precarización.



El ARTÍCULO (EL PAIS – 14/Julio/2019):

El empleo, unos de los problemas más esquivos para la ciencia económica, tenía por fin solución. La habían encontrado en Silicon Valley y se llamaba la economía gig, o “economía del bolo”, en honor a los músicos y actores que venían practicándola desde siempre. En la meca californiana de las start-ups habían descubierto que la ubicuidad de Internet y de los teléfonos inteligentes permitía asignar encargos de forma casi automática al mejor dispuesto (Uber) o dividir trabajos complejos en pequeñas tareas a cumplir por un ejército de trabajadores online (Mechanical Turk).

Como solo pagaban las horas productivas, las empresas no necesitaban pensárselo antes de admitir a un nuevo miembro en su plataforma. Pero también para los trabajadores podía ser un avance. Al menos así lo vendían las tecnológicas: ¿por qué entrar siempre a la misma hora? ¿No es mejor decidir cuándo y cuánto se trabaja? En 2011 Sarah Kessler era una de las periodistas estadounidenses que aceptaban el relato de Silicon Valley sin cuestionar. Hasta que ese año decidió tomarse un mes en Mashable, el portal de noticias donde escribía, y se inscribió en todas las empresas gig que encontró. “Me di de alta en treinta o cuarenta aplicaciones con el objetivo de superar el salario mínimo”, explica Kessler desde Chicago durante una videoentrevista por Skype. “Ahí fue cuando entendí que era más complejo que apretar un botón y conseguir trabajo”.

Pagas por debajo del salario mínimo, ausencia de vacaciones y nada de enfermar. Hoy son cuestionamientos clásicos de esta nueva economía vinculada a los algoritmos, pero entonces nadie hablaba de ellos. Como tampoco se hablaba del estatus de proveedor otorgado a los trabajadores (para evitar la legislación laboral) ni de la mentira sobre la flexibilidad. Como saben de sobra los repartidores y conductores de la economía gig, no estar disponible cuando la empresa lo necesita es penalizado después con menos encargos.

En 2018 Kessler le dedicó al tema el libro Gigged, the end of the job and the future of work. Considerado por el Financial Times como una de las mejores obras del año en temas de Economía. El libro recorre las vidas de media docena de personas que subsisten gracias a estos nuevos empleos de la era digital con el objetivo de “ver el potencial que tiene esta forma de trabajo”. Los gigs de su particular estudio van desde el tradicional servicio de transporte hasta la limpieza de oficinas, pasando por el telemarketing o la identificación de semáforos en fotos (la tarea arquetipo de Mechanical Turk, de Amazon).

Descontento general

Ninguno de los trabajadores entrevistados por Kessler está a gusto con su situación. El único entusiasmado es Curtis, un programador que antes de pasarse a la economía gig cobraba un sueldo anual de seis cifras. Según Kessler, su satisfacción tiene que ver con que consigue todo lo bueno (“elige cuándo trabajar y los proyectos de programación que le interesan”) sin nada de lo malo (“la sensación de inestabilidad”). Pero su caso es una excepción, explica, porque tiene formación universitaria en una profesión de alta demanda y con tarifas altas para “construir su propia red de seguridad”.

La razón por la que el resto de entrevistados vive de las nuevas plataformas no es la supuesta flexibilidad sino la falta de un trabajo tradicional. El problema, como señala la propia Kessler, es que esos trabajos tradicionales están de capa caída. “Llevamos desde los setenta alejándonos del empleo tradicional de jornada completa, Uber es la versión más extrema porque ni siquiera reconoce la relación de empleador, pero esta situación la tenemos desde que existen las agencias de trabajo temporal”.

La ausencia de relación laboral no es la única innovación de Silicon Valley. Salvo en profesiones muy demandadas como la de programador, la mano de obra a disposición de las start-ups es prácticamente inagotable. O porque exigen poca cualificación (un carné de conducir, en Uber), o porque reclutan prácticamente en todo el mundo (como Mechanical Turk). En esas condiciones es muy difícil la organización sindical porque “en cada parte del mundo la gente tiene distintas prioridades”.

¿Qué hacer entonces? En 2015, el exsecretario de Empleo Seth Harris y el economista de Princeton Alan Krueger publicaron un trabajo académico con la posibilidad de una tercera categoría, la del “trabajador independiente”, para permitir a las empresas otorgar beneficios (como un seguro de enfermedad) sin que eso pudiera usarse en su contra para demostrar una relación laboral. Según Kessler, el riesgo de esa idea es aumentar la precarización general, en vez de mejorar la situación de los gig: que todos nos convirtamos en trabajadores independientes. La otra solución, reconocer el rol de empleados con todos sus derechos, es la que parece molestarle menos. El argumento de que los nuevos negocios no funcionarían si hubiera que respetar las relaciones laborales le hace reír. “Eso se ha dicho cada vez que hubo que pagar mejor a los empleados”. denuncia Kessler.

Los beneficios de Uber, según esta experta, no vuelven a la economía local, como sí hacen los de los taxistas. Los conductores de esta aplicación para el transporte de pasajeros ganan poco, pero también es cierto que la empresa ha sido una tabla de salvación para personas sin trabajo. En opinión de Kessler, se puede aprovechar el potencial gig sin sufrir sus perjuicios mediante la vieja fórmula cooperativa. La tecnología permite votar las decisiones cooperativas de forma más ágil, escribe en su libro, y el desarrollo del software para pedidos y asignación de trabajos se comparte entre varias cooperativas. “Es difícil competir con la publicidad de un gigante como Uber pero tampoco hay que destronarlo”, dice. Con dar una buena posibilidad de trabajo a los dueños de la cooperativa alcanza y sobra. 

LA EXPERIENCIA DE LOS SEGUROS

El sector de los seguros ha seguido la innovación de Silicon Valley con nuevos contratos para la nueva economía basada en el desarrollo de plataformas digitales que funcionan mediante complejos algoritmos. En Reino Unido, Zego ofrece seguros que empiezan a cubrir al trabajador desde que pone en marcha la aplicación y hasta que la detiene. La aseguradora Aviva, en Toronto, ha diseñado una póliza aún más sofisticada para los conductores de Lyft (el gran rival de Uber que recientemente empezó a cotizar en Wall Street: una primera fase se activa al encender la aplicación; la segunda (de mayor cobertura) comienza en cuanto acepta un pedido; y la tercera, más completa, desde que el pasajero sube al coche y hasta que se baja.

La opinión de la Fuente:

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:18 a. m. on dom., jul. 14, 2019:
El autónomo en la incertidumbre total vinculado eternamente a un contrato por obra y servicio: la vida profesional compuesta por una suma de trocitos de ocupación. Es la Tercera Fase pero ya es el nuevo modelo. https://t.co/1zIqJgKPR2
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1150318579486777346?s=09)


La opinión del Comentarista de @CatSeguros:

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 9:39 a. m. on lun., jul. 15, 2019:
Pues sí,  profesor. Buena o mala la situación actual, coincido totalmente con su afirmación.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1150671248533458944?s=09)


La aportación de The Founder of @CatSeguros:

Las empresas han encontrado un nicho laboral muy jugoso para la “demanda de empleo”: ¡la Figura del Autónomo!.

Difícilmente se pone enfermo y acude a la baja laboral. Se puede recurrir a él en cualquier momento y, prácticamente, para cualquier trabajo. Es el propio autónomo quien corre con sus gastos de la Seguridad Social. Si el autónomo quiere cobrar más tendrá que recurrir a buscarse más clientes, lo que aporta mayor valor a la empresa que lo contrata y, al mismo tiempo, le dará la excusa legal para no contratarle en nómina. No tendrá que exigirle el cumplimiento de un horario; sin embargo, de igual forma, éste no se lo reclamará; al contrario, podrá exigirle al autónomo la realización de un trabajo determinado en un tiempo concreto.

¡Todo son ventajas para las empresas!…

…Se trata de la nueva esclavitud, la del Siglo XXI.

Sin embargo, no todo son inconvenientes para el autónomo: es él quien puede elegir con quién trabaja, en qué horarios y, lo más importante, cuánto tiempo dedica a cada trabajo que se le encarga. Por lo tanto, es el autónomo el que elige el Precio/hora de trabajo. En definitiva, si el autónomo acierta a ver esta gran ventaja, este tipo de empleo se convierte en “LA NAVAJA DE DOBLE FILO” en contra de las empresas.

¡No todo está perdido!… ¡Quizás esté mucho por ganar!.


LOS SEGUROS RECOMENDADOS PARA LOS AUTÓNOMOS:

PROTECCIÓN JURÍDICAACCIDENTES INDIVIDUALSALUD


Alerta en las compañías de seguros: la tecnología es su gran amenaza. #Tecnologia @EconomiaED_ #Seguros #Economia #Finanzas #Noticias @CatSeguros #CiberRiesgo #CatSegurosInforma


Un estudio de PwC señala que la digitalización ha convertido la tecnología en el principal riesgo de la industria aseguradora.



Es NOTICIA (EDeconomíaDigital-03/Jul/2019).

La digitalización está afectando globalmente a todos los procesos de las compañías, con los riesgos que eso depara. De hecho, la necesidad de digitalizar las rutinas empresariales ha convertido la tecnología en la principal amenaza para las compañías aseguradoras.

Esta es la principal conclusión que se desprende del informe Banana Skins 2019, elaborado por PwC junto con el Centre for the Study of Financial Innovation, y que tiene como objetivo valorar cuáles son los principales riesgos para las compañías de seguros.

En el estudio se señala que la necesidad de modernizar los modelos de negocio para adaptarlos al mundo digital ha convertido la tecnología, por primera desde 2007 –año en que empieza el estudio-, en el principal riesgo para las compañías aseguradoras, con 3,86 puntos sobre 5.

El riesgo tecnológico está muy presente también en otras variables analizadas, como por ejemplo el ciberriesgo y la gestión del cambio.

Los más de 900 directivos de 53 países determinan que una mala decisión en el ámbito de la tecnología puede tener consecuencias nefastas para la organización: la pérdida de oportunidades frente a los competidores directos, el incremento de la vulnerabilidad a ciberataques y el desaprovechamiento de grandes inversiones en la compañía.

El socio responsable de tecnología de PwC especializado en el sector asegurador, Armando Martínez Polo, suscribe las tesis del estudio y apunta al mercado español: “Ña práctica totalidad de las entidades se encuentra en la actualidad abordando iniciativas orientadas a la transformación de sus sistemas core e implementando nuevas soluciones tecnológicas”.

“Como ejemplo concreto, podríamos citar el caso de la inteligencia artificial: las compañías deben analizar cómo posicionarse con respecto a esta tecnología, respondiendo a un entorno regulatorio apenas definido y contratando a los perfiles más adecuados para obtener un buen posicionamiento en el mercado”, sentencia Martínez Polo.

La tecnología, presente en las principales amenazas

El apartado tecnología no solo se ha destacado como el principal reto para las compañías aseguradoras en los próximos dos años, sino que sus riesgos están muy presentes en las otras variables analizadas.

“Junto a la tecnología y muy estrechamente relacionado cabe señalar la amenaza de los ciberriesgos, cada vez más organizados, y la gestión del cambio a la hora de adoptar nuevas tecnologías”, apunta Martínez Polo.

Precisamente, estos dos aspectos –gestión del cambio y el ciberriesgo-, que en el anterior estudio, elaborado en 2017, marcaban el primer y el segundo lugar, respectivamente, son quienes acompañan a la tecnología en el podio.


hacking 3112539 960 720
La preocupación por el aluvión de ciberataques cada vez más sofisticados que sufren las aseguradoras va en aumento. Fuente: Pixabay.

Para los directivos entrevistados, la preocupación por el aluvión de ciberataques cada vez más sofisticados que sufren las aseguradoras va en aumento. Con una puntuación media de 3,85 puntos sobre cinco, el informe señala las consecuencias de estos ataques: pérdidas materiales, apagones operativos y pérdida de información, entre otros.

Por su parte, la gestión del cambio, que en 2017 representaba la mayor amenaza para el sector, se alza en tercer lugar con una preocupación de 3,76 puntos sobre 5. El informe avisa del riesgo de las compañías al afrontar los desafíos a los que se enfrentan, especialmente a causa de la agenda digital, la economía de escala y la reducción de costes.

Cierran el top ten de máximas preocupaciones aspectos como la regulación, la inversión, el cambio climático, la competencia y el talento humano, entre otros.


Fuente y Comentario:

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 8:26 a. m. on jue., jul. 04, 2019:
La actividad aseguradora no es más que otra forma de actividad financiera, luego si la tecnología está afectando a los bancos … https://t.co/TRb1R0ysfR
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1146666489069654016?s=09)


Comentarista y Comentario:

L. NICOLÁS CENTELLES@Luis_NICOLAS_C·10 jul.

En respuesta a @sninobecerra Quienes trabajamos en el Sector Asegurador conocemos bien esas certezas. Y esos riesgos no sólo afectan a los clientes de los Seguros para CiberRiesgos.


Otros Twitters relacionados:

Perea Grup @PereaGrup

El 86% de las empresas españolas han sido objeto de un ciberataque en los últimos cinco años, con un coste medio de 60.000 €. La #ciberseguridad debería estar muy arriba entre nuestras prioridades. Y cubrir el #ciberriesgo con un seguro, también.

https://retina.elpais.com/retina/2018/09/21/tendencias/1537525182_749513.html


El Consejo de @CatSeguros ©® By Niklauss.

Para estar protegidos frente a los Ciber-riesgos ponemos a vuestra disposición algo más que un SEGURO DE CIBER-RIESGOS, una herramienta barata soportada por un gran equipo de analistas informáticos que velarán por tu protección cibernética.

Puedes solicitar tu estudio personal o empresarial pulsando sobre el siguiente icono de SEGURO DE CIBER-RIESGOS


POBREZA PROTEICA – Casi 700.000 hogares no pueden llenar en condiciones su nevera. @publico_es #Pobreza #PobrezaProteica #HomelessEntrepreneur #RiesgoDePobreza #Economia #EmpleoDigno @CatSeguros #Actualidad #CatSegurosNoticias


En amplios sectores de la población empieza a cronificarse una nueva forma de exclusión relacionada con el acceso a determinados alimentos como la carne, cuyo precio no deja de subir pese al desplome de la demanda.


La NOTICIA (Público – 27/Junio/2019).

Pobres en proteína. Son la enésima huella de los coletazos de esa crisis cuyos efectos, intensificados por las desacertadas recetas aplicadas para salir de ella, está cambiando las estructuras económicas y sociales en España: la falta de recursos económicos impide a más de 680.000 hogares (el 3,7%) en los que viven casi 1,8 millones de personas (el 3,6%) incluir cada dos días una pieza de carne, pescado o ave en su dieta, algo que resulta clave para garantizar una nutrición correcta, especialmente en el caso de los niños y los adolescentes.

La Encuesta de Condiciones de Vida publicada este jueves por el INE (Instituto Nacional de Estadística) sitúa a esta consecuencia de las estrecheces económicas que sufren las familias, que ven restringido el acceso a un nutriente clave para el desarrollo y el mantenimiento de huesos y músculos y de los sistemas neurológico e inmunológico, como el indicador de carencias materiales que peor evoluciona desde el inicio de la crisis.

De hecho, es, junto con la pobreza energética, que es la dificultad para mantener la vivienda a una temperatura confortable, ya sea por frío o por calor, el único cuyos registros son peores que en 2009. Tras empezar a cronificarse con dos años consecutivos en niveles que no se daban desde 2006, lleva camino de duplicarse al haber pasado de afectar al 2,1% de los hogares a hacerlo en el 3,7% (3,6% en personas), mientras la vertiente energética crecía del 7,1% al 9,6%. Mayor, sí, pero con una tendencia menos intensa.

Todos los indicadores de carencia material tienen niveles de incidencia superiores, aunque su evolución, pese a la cronificación de la pobreza y el riesgo de exclusión social entre más de la quinta parte de la población, es, por el contrario, positiva en todos los casos.

Así ocurre con la incapacidad para afrontar gastos imprevistos (36,1% de los hogares en 2009, 36% en 2018), la imposibilidad de irse una semana de vacaciones (40,3 a 34,2%), los retrasos en pagos relacionados con la vivienda (8,1% a 7,3%) o el hecho de no poder disponer de un ordenador (7,5% a 5,1%) o de un automóvil (6% a 5,4%).

La carencia se concentra en los hogares con los niveles de renta más bajos, algo para lo que apuntan una explicación los informes de consumo del Ministerio de Agricultura, que señalan cómo en los últimos cuatro años, entre 2014 y 2018, y pese al descenso generalizado de la demanda, el precio medio de la carne se ha encarecido algo más de un 8%, con aumentos superiores al 2% anual salvo en 2016, cuando se quedó en el 0,8%.

Un kilo, que da para entre cinco y siete raciones, sale, de media, a 6,69 euros, algo que, obviamente, no todos los hogares pueden permitirse.

Mayor afección en los hogares con niños

El trabajo del INE ofrece un dato, si cabe, no menos inquietante que esa concentración en las capas sociales de menor renta: la amplia incidencia de esta carencia material en los hogares con niños, entre los que llega a superar el 6% tanto en los monoparentales como en el apartado de ‘otros’, que incluye, por ejemplo, a los de tres o más adultos tras la reagrupación de generaciones provocada por la crisis en miles de familias.

“Una dieta equilibrada incluye un 15% de proteína, un 55% de hidratos de carbono, preferentemente de absorción lenta, y un 30% de grasas cuando el aceite de adición es el de oliva”, explica la nutricionista Natalia Barrachina, que recomienda elevar al 18% la aportación protéica en niños y adolescentes para cubrir las necesidades de su crecimiento.

No resulta imprescindible basar esa parte de la dieta, ni tampoco la de los adultos, en la proteína de origen animal, aunque “en las etapas de crecimiento se requieren todos los aminoácidos”, explica. Y, en este caso, los alimentos que los contienen de mayor calidad tienen ese tipo de fuente, caso del huevo y, además de la carne y el pescado, el marisco.

La carencia, por lo tanto, dificulta el acceso a unos nutrientes que pueden resultar claves, especialmente por defecto, para el desarrollo físico y mental de los niños y los adolescentes.

Entidades como la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomiendan equilibrar al 50% el consumo de la proteína de origen animal y vegetal, pero en ningún caso suprimir ninguna de las dos. Esta última se encuentra especialmente en las legumbres como el garbanzo, la lenteja, la alubia, el guisante o la soja, cuya mezcla con cereales como el arroz, el mijo, la avena, la quinoa o el trigo “genera una proteína de la misma calidad que la carne”.

Una demanda en descenso

Esa dificultad para acceder a los alimentos de origen animal en una parte de la población afectada por el desplome de las rentas se produce en un escenario en el que el desplome generalizado del consumo de esos productos coincide con un desmesurado incremento de su producción, cada vez más industrializada, hasta el punto de triplicar la demanda.

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE, y con la excepción del pollo, que crece, el consumo de carne fresca cayó casi un 20% (de 861.447 toneladas anuales a 696.896) entre 2006 y 2017 mientras el de la procesada se mantenía estable en el entorno de las 890.000, la demanda de pescado fresco descendía más de un 25% (de 667.000 a 489.000) y la del congelado se reducía más de un 20%.

“En 2018 continúa la tendencia de reducción constante de la demanda de carne que se inicia en 2012, siendo la carne fresca la principal responsable de esta contracción”, señala el último Informe de Consumo del Panel Alimentario del Ministerio de Agricultura, que anota que en el último año “solo la carne transformada ha logrado un incremento”.

El grueso de esa proteína de origen animal había sido sustituida por legumbres, aunque el consumo de estas también comenzó a caer, hasta acercarse a las 90.000 toneladas menos al año, a partir de 2015.

El descenso de la demanda se produce, en ambos casos, al margen de la evolución de las variables macroeconómicas, ya que la de carne comenzó con la crisis y se ha mantenido con el inicio de la recuperación mientras la de las legumbres coincide con esta última.

Cambios de hábitos

Esa caída de la demanda de carne tiene relación con un cambio de hábitos alimentarios. “Cada vez hay más conciencia y se consume menos proteína animal, sobre todo menos carne roja y menos procesados y preparados”, explica Barrachina, que llama la atención sobre un aspecto fundamental ante este tipo de decisiones: “lo que hay que mirar es si al hacerlo se ha incrementado el consumo de la de origen vegetal”.

En cualquier caso, anota, parece obvio que quienes reducen la ingesta de carne y pescado por no poder pagarlo no se encuentran en ese grupo, que a menudo sustituye esos alimentos por otros de precio elevado como el tofu o el seitán.

La nutricionista, por último, alerta de los riesgos de abrazar la dieta vegetariana de un día para otro. “Hacerte vegetariano es un proceso, no puede ser algo radical y por creencias, sino que debe ser algo natural y progresivo”, explica, para evitar problemas de salud.


La apreciación de La Fuente:

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 7:35 p. m. on sáb., jun. 29, 2019:
Pero …….. https://t.co/OfbtXP9vjX
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1145023017262755841?s=09)


… y las de nuestro Comentarista:

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 11:41 a. m. on mié., jul. 03, 2019:
A una media de 3 personas por hogar, hacen aproximadamente 2,1 MPersonas afectadas.

¿Alguno de nuestros políticos se dará por enterado de este asunto?
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1146353256542744576?s=09)


ESPACIO PARA AYUDA y PUBLICIDAD:

Dicen que, “cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”.

Pues, bien, este mensaje va especialmente dirigido a quienes tienen empleo y/o ingresos fijos mensuales:

CUIDA LA SALUD DE TUS AHORROS y la SALUD FÍSICA PERSONAL


TOP MANTA: El impacto negativo del ‘top manta’ en los comercios de Barcelona es de 65 millones. #TopManta @elnacionalcat #Noticias @elnacionalca_e #Actualidad #Economia #Sociedad #Comercio #ComerciosBCN @CatSeguros #CatSegurosInforma


El Nacional 
Foto: G.R 

La NOTICIA (3 de julio de 2019).

La patronal Pimec ha cuantificado en 65 millones de euros el impacto negativo que el top manta tiene sobre el comercio de proximidad de Barcelona. Además, suma 69 millones más que la industria estaría perdiendo por causa de la comercialización de falsificaciones. En total, 130 millones de impacto, según el estudio elaborado por el Observatorio de PIMEComerç. Según el mismo, cada mantero le cuesta anualmente a la hacienda municipal de Barcelona unos 1.400 euros, “lo que significa que cada año el Ayuntamiento de Barcelona deja de ingresar por el cobro de licencias municipales más de 1,2 millones de euros”.

El estudio hace una aproximación que apunta que hay unos 875 manteros a Barcelona, aunque añade que en épocas de máxima afluencia turística pueden llegar a ser “más de 1.000 o hasta 2.000”. Con esta cifra de casi 900 es con la que la patronal ha calculado que el impacto de su actividad supera los 130 millones de euros.

La patronal establece que uno de los principales problemas de este impacto negativo hacia el comercio es que este ve durante el año “cómo otros competidores desleales realizan su actividad sin tener que afrontar obligaciones tributarias, ni laborales, ni licencias de actividad, ni limitaciones de horarios”. Además, “no constata ninguna voluntad política para acabar con este problema, que ha tenido un crecimiento exponencial los últimos años en parte debido a la permisividad”.

La patronal ha reclamado que de la misma manera que se hace un control exhaustivo del uso del espacio público de las terrazas, de las floristerías y de otros comercios, cobrando su licencia, se tendría que hacer en el caso del top manta. La Pimec ha criticado que la “permisividad y la falta de un control contundente” es lo que está propiciando este impacto negativo.

El presidente de PIMEComerç, Àlex Goñi, ha lamentado que el comercio “está pierdendo millones de euros por la competencia desleal de la venta ambulante ilegal” y ha reclamado que “ya es hora que las administraciones encajen el reto con responsabilidad y deber público y tomen las medidas adecuadas para que este problema se acabe”. Goñi ha insistido en que hay que parar la permisividad y la impunidad sobre este tipo de venta y “hay que parar la cadena de consumo de productos falsificados e ilegales”. “Eso requiere una voluntad política coordinada”, ha afirmado.


El Comentario de La Fuente:

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 1:59 p. m. on mié., jul. 03, 2019:
¿Existirán datos referidos a toda ESP?. https://t.co/c3PeNtnXvz
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1146387992065564672?s=09)
.


La Intervención del Comentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 9:54 a. m. on mié., jul. 10, 2019:
Probablemente debamos aceptar como satisfacción el hecho dq esos 65M€ permitan a ese grupo d inmigrantes el sobrevivir con algo + d dignidad q en sus países d origen.
Al fin y al cabo, a una media d gasto d 100€/persona en “top-manta”, son 650.000 personas q lo han aprovechado.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1148862949047635968?s=09)


La intervención de @CatSeguros By The Founder:

En el Mundo Occidental seguimos, de algún modo, anclados en tiempos pasados. Parece que nos resulta difícil aceptar a quines hoy son inmigrantes que, no por gusto, lo son. En su momento, inmigrantes fueron aquellos europeos que emigraron a las Américas y a Asia en busca de fortuna, o, cuando menos, de una vida económicamente mejor.

Rara fue, de aquells personas que otrora emigraron, las que realmente quisieran haberse visto obligadas a ese destino. Dejando familia y amigo@s en nuestros países de origen.

Lo mismo les sucede a los emigrantes de hoy. Inmigrantes para los países occidentales; sin embargo, emigrantes de sus países de origen; en lo que, a buen seguro, no están mejor que el Occidente, …, a pesar de sus situaciones alarmántemente precarias.

Además, debemos preguntarnos el ¿por qué las sociedades occidentales, en cierto modo, demandan esta inmigración?.

Sí, digo bien. El secreto para interpretar esta pregunta está en la Alemania de la post-guerra, así como en la actual Alemania: en ambos casos se buscaba mano de obra oportuna a la economía que se desarrolla.

Dicho de otra forma: hasta la fecha, en las últimas 3 décadas, las empresas han trasladado sus unidades de producción y montaje a los países del Tercer Mundo, en busca de una mano de obra barata. Se dieron cuenta que el traslado de sus unidades productivas no siempre era la mejor solución, …, por su lejanía y por las costumbres industriales diferentes. Ahora están recurriendo a “replegar” sus fábricas a los países de origen, en Occidente. Sin embargo, la necesidad de mano de obra barata sigue estando latente.

Una forma (no me atrevo a decir que sea ni digna ni ética) es sobre-saturar los mercados de oferta de mano de obra: en términos económicos, esa es la forma de forzar el abaratamiento de la mano de obra. De ahí, probablemente, que sea esta la razón por la que se está produciendo la masiva emigración-inmigración.

El Mundo entero saldría ganando si nos planteáramos “La Humanidad” como lo que debiera haber sido siempre: como una Gran Familia”.


FIN DE UNA ERA: Lagarde heredará un BCE sin armas para combatir la próxima recesión. (El Confidencial, 06/Jul/2019). #elconfidencial #CristineLagarde #BCE #Recesion #Economia #Noticias #Finanzas @CatSeguros #CatSegurosInforma


El actual presidente del BCE insiste en que actuará para elevar la inflación, pero los economistas creen que el mercado ya cuestiona este compromiso.



La NOTICIA (Enlace al artículo original).

Mario Draghi y la cohorte pretoriana del Banco Central Europeo (BCE) dejarán la institución con el legado de haber combatido la mayor crisis de la historia del euro, pero sin armas para luchar contra la futura recesión. El encefalograma plano que dibuja en perspectivas de crecimiento e inflación será difícil de romper con las armas ya utilizadas.

El escenario al que se enfrentan los jefes de la política monetaria de la zona euro es “crecimiento bajo con riesgo de recesión si hay un shock”, asegura Rubén Segura-Cayuela, recién nombrado economista jefe para Europa de Bank of America Merrill Lynch, algo que puede pasar con riesgos infravalorados por el mercado con una nueva escalada en la guerra comercial o un Brexit duro.

El BCE está jugando a un doble juego con su lenguaje. La guía (‘forward guidance’) que dibujó en la última reunión habló de mantener los tipos de interés en los niveles actuales al menos hasta el verano de 2019. Pero la maquinaria del banco central, a través de discursos y trabajos académicos, se ha encargado de mantener la puerta abierta a una bajada de los tipos, adentrándose en terreno negativo como Japón o Suecia. Por otro lado, Draghi, Luis de Guindos y otros miembros insisten en la posibilidad de retomar las compras netas de deuda.

“Soy escéptico con la capacidad del BCE de dar estímulo adicional”, asevera Rubén Segura-Cayuela. El economista cree que hay un problema de anclaje de las expectativas de inflación, que se inició en 2013. Entonces, ha recordado en su puesta de largo en Madrid, el banco central predijo un crecimiento de los precios por debajo del 1,5%, pero “tardó nueve meses en anunciar un programa nuevo de compras y otros cuatro meses en adquirir bonos soberanos”.

Expectativas de inflación. (Fuente: Bank of America)
Expectativas de inflación. (Fuente: Bank of America)

Así, añade, “el mercado duda de si el BCE tiene herramientas, capacidad y voluntad de usarlas, y si van a ser efectivas. Si uno ve el discurso de Draghi en Sintra, intenta responder a que tienen las herramientas y voluntad de usarlas”. Sin embargo, “los agentes económicos se cuestionan el compromiso con el 2%”, agrega haciendo referencia a que la meta de la autoridad monetaria es estabilizar la inflación cerca, pero por debajo, del citado 2%. La realidad es que el BCE de Draghi ha conseguido dejar atrás la recesión y estabilidad financiera tras la mayor crisis mundial en casi un siglo, pero sin alcanzar este objetivo.

El margen del BCE cada vez es más escaso. Aunque insista en los tipos negativos como posibilidad, lo cierto es que cuanto más bajos son los tipos, menos impacto tiene un nuevo descenso. De hecho, en teoría monetaria existe el ‘reversal rate’, una tasa a partir de la que es perjudicial para la macroeconomía reducir más el ‘precio del dinero’. “No tenemos ni idea de dónde está esta ratio, pero no debe estar lejos. La Fed no bajó tipos por debajo de cero por este miedo”, explica Segura-Cayuela.

“Me cuesta ver la necesidad de bajar tipos”, insiste el flamante economista jefe para Europa de BofAML, que prosigue: “Lo mejor que podría hacer el BCE es comprometerse a mantener los tipos donde están y reinvertir el balance hasta que la inflación subyacente vuelva a niveles consistentes con el objetivo del 2%, salvo si hay un ‘shock’ externo (como escalada de la guerra comercial o Brexit duro)”.

El programa de adquisición de bonos, que triplicó el balance del BCE en la crisis hasta los 4,5 billones (millones de millones) de euros, tampoco es posible retomarlo sin dificultades. La compra se realiza según el peso de cada país en el capital del BCE, con un límite del 33% por emisor. Con Alemania en superávit fiscal, el banco central tiene dificultades para encontrar papel sin pasar de este umbral que ya suavizaron en 2015 desde el 25% inicial.

“Para poder restablecer el programa el BCE tendría que hacer cambios importantes: o bien renunciar a comprar en proporción al capital, o bien ampliar el límite del 30% o bien disminuir la compra de bonos de gobierno y ampliar los de empresas”, arguye Daniel de Fernando, socio de MdF Family Partners. Pero “la modificación sería demasiado complicada desde el punto de vista jurídico”, alerta Maud Minuit, responsable de renta fija de La Française AM, que cree que teniendo en cuenta el historial del BCE hay opciones como “un sistema escalonado de tipos, transacciones monetarias directas o una operación ‘twist’ (canjear bonos a punto de vencer por otros de mayor plazo)”.

Tipos reales en negativo

Además, los tipos reales ya están entre el -0,5% y el -1,5%, gracias a los estímulos del BCE, pero “el impacto de las compras de bonos, que es de casi 100 puntos básicos, apenas tiene margen”, sostiene Rubén Segura-Cayuela, que por ello cree que el mensaje del consejo de gobierno del BCE será clave.

Tipos reales en la eurozona e impacto del programa de compras. (Fuente: BofAML)
Tipos reales en la eurozona e impacto del programa de compras. (Fuente: BofAML)

El lenguaje ha sido una baza decisiva del banco central en los últimos años desde que Draghi marcó el punto de inflexión de la crisis del euro con su célebre cita de que haría “lo que sea necesario” para salvaguardar el proyecto. Sin embargo, este ‘efecto Maradona‘, bautizado así por el exgobernador del Banco de Inglaterra Mervyn King, ha perdido fuelle. El mercado ha ido variando sus expectativas en el último año y medio antes que la ‘forward guidance’ del BCE y no al revés.

A este reto se enfrentará Christine Lagarde, que sucederá a Mario Draghi en noviembre. Un perfil más político que técnico como el del vicepresidente, Luis de Guindos, quien el año pasado sustituyó a Vítor Constâncio. Draghi deja la institución casi a la vez que sus más allegados. Esto es, el propio Constâncio, Peter Praet —sustituido por Philip Lane en junio— y el francés Benoit Coeuré, cuyo mandato expira este año.

Estos cuatro técnicos han marcado la hoja de ruta del BCE en los últimos años. “Era un equipo que creaba consenso, no forjaba consenso. Traía al resto de miembros a los que creían que había que hacer. Los reemplazos seguramente sean buenos para forjar consensos, pero el BCE no es un banco central estándar, con intereses más allá de lo económico”, arguye Segura-Cayuela, que advierte que con Lagarde y De Guindos se puede “acabar un BCE más de Trichet que de Draghi, mucho más reactivo que proactivo”.


ESPACIO PARA PUBLICIDAD y OFERTAS:

La mejor solución, tanto para una empresa, como para un autónomo como para las familias es SIEMPRE el AHORRO, LA INVERSIÓN y la PROTECCIÓN PATRIMONIAL DE LOS ACTIVOS:

SEGUROS PARA EL AHORRO

SEGUROS PARA LA INVERSIÓN

SEGUROS PARA PYMEs


@CatSeguros: el Comentario By ©® Niklauss

El Mercado USA está claramente sobre-valorado de forma artificial. Éste es el perfil que mostraba al cierre del pasado Viernes 05/Julio/2019:

Podemos ver lo que ha sucedido en los últimos 25 años; y, más especialmente, desde verano de 2009: en 1 sóla década el Mercado USA ha crecido lo que creció en 100 años. Y, eso en plena recesión global. Lo que sólo se explica mediante una re-valoración contínua de los activos de forma ficticia (ya que no hay consumo que permita justificar ese crecimiento de los mercados americanos).

No es asunto menor éste. Está meridiánamente claro que “algo gordo se acerca”: cuándo caerán esos mercados, no lo sabemos; lo que sí sabemos es que caerán de forma muy brusca. Y, su caída, arrastrará (a buen seguro) a los Mercados Europeos.

¿Se imaginan afrontar esos sucesos sin siquiera el margen del precio del dinero, o el de los intereses de la Deuda de los Estados?

Pues, ¡a esa tormenta se va a tener que enfrentar la Sra. Cristine LAGARDE!, ya que no parece que esa caída vaya a tardar demasiado.

El abandono del Patrón Oro, una vez finalizada la 2ª Guerra Mundial, ha provocado un disparatado crecimiento de la Deuda de los Estados, la Deuda entre Estados, la Deuda Privada, y la Deuda entre Estados y los Poderes Financieros.

Hasta tal punto se ha llegado que, tal como la literatura de Ciencia Ficción de la 2ª mitad del Siglo XX anunciaba la aparición de Corporaciones que gobernarían el mundo, éstas (sencillamente) ya las tenemos “delante de nuestras narices”.

El Sistema está tan endeudo con ellas y consigo mismo, que no queda más salida que “la desaparición de lo ahora conocido para dar lugar a lo nuevo que debe entrar en escena”.


Los bancos centrales reclaman reformas estructurales y políticas fiscales para prevenir otra crisis. @el_pais #Crisis @elpais_espana #Politica @elpais_economia #Economia #Finanzas #PoliticaFiscal #Actualidad #ReformasEstructurales @CatSeguros #Noticias #CatSegurosInforma


El Banco de Pagos Internacionales constata que el margen de acción de la política monetaria es ahora “más y más limitado”.


La NOTICIA (EL PAIS – ECONOMIA – 30/Jun/2019).

“Era quizás demasiado buena para ser verdad”. Así describe el Banco de Pagos Internacionales la coyuntura económica de 2017. Pero desde entonces las cosas han cambiado mucho. El coordinador de los bancos centrales alerta del incremento de riesgos desde la segunda mitad de 2018 en un informe desembargado este domingo. Y da recetas para evitar que estos acaben en una nueva crisis: reformas estructurales que estimulen el crecimiento, más acción de las políticas fiscales en los países con margen —es decir, aquellos con cuentas saneadas—. Además, constata que la política monetaria ya no puede hacer mucho más.

Cada mes de junio, el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) alerta en su Informe Económico Anual de las amenazas que divisa para la economía mundial. Si en 2016 avisaba del riesgo del surgimiento de burbujas, y en 2017 insistía en su preocupación por el alto endeudamiento, este año centra su mensaje en la necesidad de adecuar todas las políticas económicas y buscar un mejor equilibrio entre las medidas fiscales y monetarias, así como el impulso por parte de los Gobiernos a las reformas estructurales y a medidas para asegurar la estabilidad del sector financiero, como los requerimientos de capital o las pruebas de resistencia a la banca.

El BIS no cree que los bancos centrales hayan agotado ya todo su arsenal. Pero sí admite un margen mucho menor, así como una efectividad “más y más limitada”. “¿Qué mayor nivel de estímulos vas a obtener si reduces los tipos de interés otro 0,25%? Es difícil ver que esto pueda generar un gran efecto”, aseguraba a este periódico Agustín Carstens, director general del BIS, en una teleconferencia.

Con este mensaje, el organismo con sede en Basilea (Suiza) se aproxima al flanco más ortodoxo de los banqueros centrales. Y llama la atención especialmente en un momento en el que Mario Draghi, presidente del BCE, está en una posición muy compleja tras insinuar que, a la vista de los pobres datos de crecimiento e inflación, podría estar preparando futuros recortes de tipos de interés o retomar el programa de compra de deuda que abandonó el año pasado. Al otro lado del Atlántico, la Reserva Federal de EE UU también se prepara para desandar parte del camino andado en el proceso de normalización monetaria. Los analistas ven cada vez más cerca una rebaja de tipos por parte de la Fed.

¿Qué países pueden permitirse acelerar sus políticas de gasto para asegurar el crecimiento y cuáles no? Allí donde la sostenibilidad de las cuentas esté en peligro, el objetivo debería ser controlar las finanzas públicas, limitando así los riesgos para el sistema financiero, en opinión del organismo. “Pero donde haya espacio fiscal, debería ser usado juiciosamente para sostener el crecimiento y si es necesario impulsar la demanda agregada”, recomienda el ente conocido como banco de los bancos centrales. Entre las propuestas, un sistema impositivo más proclive al crecimiento y gastos públicos más volcados en la inversión en infraestructuras.

Alerta por el alto endeudamiento

Otro de los grandes riegos para la economía, un clásico ya en los informes del BIS, es el alto nivel de endeudamiento. “La deuda de los hogares ha alcanzado un nuevo pico histórico en varias economías que no fueron las más afectadas por la gran crisis financiera. Y el precio de la vivienda se ha estancado en muchos casos”, avisa. También preocupa la deuda de las empresas, que, pese a haber retrocedido en algunos casos, continúa cerca de los récords históricos. En EE UU, asegura el documento, la ratio de deuda respecto a las ganancias en las compañías cotizadas ya supera el anterior pico de principios de la década de 2000. “Solo se conseguirá un mayor crecimiento reduciendo la dependencia en la deuda y mejorando la productividad”, concluye.

Otra de las preocupaciones del BIS es la situación de los bancos. Y las noticias no son buenas. “Por desgracia, la rentabilidad de las entidades financieras ha sido deslucida”, resume el informe. Según sus estadísticas, la rentabilidad media en un gran número de economías avanzadas es ahora “sustancialmente menor” que a principios de la década de 2000. Y nada de echar la culpa a estos malos resultados a la regulación. “Ha sido buena para los bancos. La regulación no es la causa de la baja rentabilidad”, concluye Carstens.

Para mejorar sus márgenes, el BIS pide a las entidades que adapten sus planes de negocios a planteamientos realistas. Y alerta de que los bancos se enfrentan a una creciente competencia por parte de agentes no tradicionales, como las grandes tecnológicas, “que se están aprovechando de la innovación digital”. Otro problema que perdura es la sobrecapacidad que aún acumulan las entidades.


ESPACIO PUBLICITARIO – CONSEJOS @CatSeguros:

REFORMAS ESTRUCTURALES y POLÍTICAS FISCALES implican SUBIDA DE IMPUESTOS; y, con ellos, SUBIDA DEL I.R.P.F.

Por lo que necesitaremos desgravar para intentar compensar nuestras respectivas Declaraciones de la Renta.

Para ello TE RECOMENDAMOS NUESTROS PLANES DE PENSIONES, PPAs y EPSVs


Lo que la FUENTE opina:

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 9:12 a. m. on lun., jul. 01, 2019:
“España ha tenido una recuperación estelar”. Por eso la tasa de pobreza está estancaba, la precariedad laboral ha aumentado, los salarios medios reales no han crecido apenas, la deuda pública está fuera de control, ….. https://t.co/RH4AAwsrvU
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1145590861423620096?s=09)


Lo que ha respondido nuestro Comentarista:

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 11:50 a. m. on mié., jul. 03, 2019:
Hay ciertos rumores que van cogiendo peso y que anuncian una fuerte recesión para Sep/2019…
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1146355453494005760?s=09)