CAT Seguros

Europa rescata el gasto público para espolear su maltrecha economía. @publico_es #GastoPublico #Crecimiento #Economia #Finanzas #Ahorro #Politica #Jubilacion #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma #BCE #FMI


Alemania acude a los estímulos fiscales, al veto que instauró a los socios periféricos del euro, ante la debilidad de su industria y su merma exportadora. El mercado aplaude una medida que contrarrestaría el escaso margen de maniobra del Banco Central Europeo (BCE) para aplicar más madera monetaria. Un debate -ajuste o austericidio-, que ha arraigado en España a colación de los viernes sociales -o electorales- del Consejo de Ministros.


BCEVentana20190410

El reflejo de una ventana del Banco Central Europeo. / REUTERS

La Noticia (Enlace al artículo orginal).

El bloque monetario europeo se asoma ahora a otro horizonte. Una pérdida de actividad clásica, aunque de un ciclo de negocios que ha ido siempre al ralentí y al calor de la estimulación fiscal y monetaria, pero a la que se han incorporado notables riesgos geoestratégicos. Desde el proteccionismo comercial hasta el difícil divorcio del brexit. Con escaso arsenal financiero por parte del Banco Central Europeo (BCE). Razón por la que el mercado defiende la aplicación de medidas de gasto público.

Morgan Stanley, por ejemplo, apoya recetas iniciales de impulso equivalentes a seis décimas del PIB alemán. No en vano, la eurozona dispone del mayor acopio presupuestario de la última década, aseguran sus expertos, que aconsejan a Berlín que inyecte este ahorro en la economía en 2019. El servicio de estudios de Barclays se une a esta petición y destaca la reactivación que podría producirse en Francia con las rebajas tributarias logradas por los chalecos amarillos para reactivar a la industria manufacturera y a los transportistas autónomos en una coyuntura que igualmente se precipita al estancamiento.

“Por primera vez en mucho tiempo, los socios del euro tienen un colchón presupuestario de la suficiente dimensión como para incentivar el crecimiento”, dice Daniele Antonucci, economista jefe de Morgan Stanley. “Cuando se logren filtrar los estímulos en las economías del área, se verán de inmediato sus efectos sobre el PIB”. Esta vuelta al recetario keynesiano ha encontrado el respaldo del BCE, que ha recomendado en las últimas fechas a los gobiernos “una reacción inmediata” ante el “desánimo” mostrado por todas las economías del euro en el último tramo de 2018 y el primer trimestre de este ejercicio; su forma de trasladar la piedra al tejado de los políticos. Pero también el de la OCDE y el FMI. Todos ellos, al igual que la Comisión Europea, han recortado la actividad de la zona del euro al entorno del 1% este año.


24/01/2019-  Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. / REUTERS

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. / REUTERS

Tiempos de esfuerzos expansionistas

Quizás una de las voces más contundentes en favor de otra oleada de estímulos económicos haya sido Benoit Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del FMI, para quien la política fiscal del euro “tiene un balón de oxígeno idóneo para emprender un esfuerzo expansionista” del mismo modo que, en paralelo, los socios monetarios están en disposición de iniciar esfuerzos inversores en áreas dirigidas a impulsar la productividad; en referencia a los avances en la digitalización de las empresas.

Christine Lagarde, la directora gerente del organismo, incidió esta semana en que era necesaria la adopción en Europa de políticas “equilibradas” que refuercen sus economías. No lo decía al azar. Los últimos datos de actividad en Francia constatan que la caída continúa y en Alemania su industria manufacturera descendía a su nivel más bajo en seis años. Para Lagarde la reanimación económica devolvería la confianza empresarial a Alemania y, por ende, al resto de la unión monetaria. “Lo ideal sería hacer los esfuerzos económicos y monetarios de forma coordinada”, recomienda Gilles Moec, de Merrill Lynch. Y, por supuesto, sin la falta de armonía presupuestaria de la que está haciendo gala la Administración Trump, cuyos esfuerzos fiscales se dirigen mayoritariamente al gasto militar mientras retroceden los ingresos impositivos, explica. Pero Europa “debe mejorar también su trabajo de homogeneización y sincronización”. Entre otras cuestiones, porque países como Italia o Bélgica mantienen deudas del 130% del PIB y España roza un volumen similar al de su economía. Natascha Gewaltig, de Action Economics, anticipa que, en todo caso, cualquier plan de estímulo, colectivo o individual, en la zona del euro no será considerable. “Los márgenes de maniobra son modestos, pero deben aprovecharse porque la debilidad es manifiesta”.

El Gobierno alemán ha priorizado el gasto público en infraestructuras, educación, vivienda y en la carrera hacia la digitalización. Serán los destinos esenciales de los 150.000 millones de euros que Olaf Scholz, el primer político socialdemócrata al frente de Finanzas desde la era del canciller Gerhard Schröder, ya ha destinado en los próximos cuatro años al impulso de una economía que se contrajo en los meses de verano por el deterioro de su industria y su sector exportador, y que ha dado sus primeros frutos. Porque la construcción ha vuelto a crecer por encima del 3% en el último tramo de 2018. También ha contribuido a que la locomotora europea sorteara la recesión con un mínimo crecimiento de una décima, las rebajas en las cotizaciones sociales, medida que Schröder implantó en el ecuador de su mandato y que, en 2003, facilitó el despegue del actual ciclo de negocios alemán, surgido tras sus números rojos por la crisis de las punto.com.

Se trata de una medida anticíclica, resume el execonomista del FMI Stephen Jen, quien además resalta que la deuda germana está por debajo del 60%, el límite fijado por la unión monetaria, por vez primera desde 2002. En declaraciones a Bloomberg, Jen, analista de Eurizon SLJCapital, considera que “la tendencia al estancamiento de Alemania es bastante probable, si persiste el enfriamiento de la industria, aunque sin entrar en recesión”. A no ser que la parálisis del sector manufacturero y, en especial, el de la rama del automóvil, se torne estructural, lo que obligaría a que el desembolso adicional del gasto deba superar el 0,4% que Scholz tiene reservado para este ejercicio. En sintonía con el 0,6% que proponen los expertos de Morgan Stanley. Además de forjar un sólido consenso entre las tres administraciones. “Para resolver el parón, se deben establecer mejores cauces de actuación entre autoridades federales, estatales y locales, dentro de un programa de estímulo cíclico que preste soluciones a frenos sistémicos de la economía”, como los avances en digitalización industrial, alerta Claus Michelsen, del Instituto Alemán de Investigación Económica. Sobre todo, si es una demanda de la propia industria. Porque Daimler, BMW y Volkswagen, han comprometido 45.000 millones de euros a las inversiones tecnológicas para la fabricación de vehículos eléctricos en los próximos tres años, según un informe de VDA, la patronal del sector.

Debilidad alemana más extrema

El segmento manufacturero alemán está en recesión. Con las fábricas reduciendo empleos. “Es claramente una caída drástica de actividad”, coinciden en reconocer sindicatos y empresarios, que se ha trasladado al resto de las grandes economías del euro. Salvo, de momento, España, el PMI, el índice de capacidad de compra de la industria en Europa, que revela Eurostat, constata que la contracción de pedidos es peor de la estimación inicial y que, en países como Italia, ya ha elevado, en seis décimas, la tasa de paro. Andrew Kenningham lo resume gráficamente. El sector manufacturero, en Alemania, “está en una profunda depresión, que ya está contagiando el resto de socios monetarios; anticipamos un crecimiento de apenas ocho décimas en la zona del euro este año”, augura este analista de Capital Economics. Entre otras razones, por el descenso de la demanda desde China, en ralentización, y de mercados como Turquía, Rusia o, incluso, Suecia, prioritarios para el sector industrial de Italia o Francia, que también emiten señales de pérdida de vigor por las tensiones comerciales.

Ante este panorama, ni siquiera Alemania puede negar la realidad de Europa. Su nueva fragilidad económica. Con la salvedad de que ahora es ella la que propaga su mal endémico: parálisis del PIB con riesgo de deflación. Término maldito desde la crisis de 2008 en la zona monetaria y que el BCE ha vuelto a escribir en su último editorial de situación y que propició que el valor de la divisa y la rentabilidad de los bonos soberanos cayeran de inmediato. En especial, los de Italia, donde apuntan ahora el riesgo bancario sistémico. “Estamos ante un cambio justificado de la política económica, dado el escaso arsenal monetario del que dispone el BCE tras más de tres largos años de implantación del plan de estímulo de Mario Draghi”, se coincide en el mercado.

El llamado Quantitative Easing (QE)  compra masiva de deuda soberana y corporativa por parte de la autoridad emisora y que se ha valorado en más de 2,5 billones de euros -el doble de la economía española- ha sido clave para devolver la estabilidad a la eurozona y, en particular, a los países rescatados, los que más sacrificios de austeridad tuvieron que realizar por designación europea. En especial, por las contrapartidas dictadas por el ex titular de Finanzas germano, el socialcristiano, Wolfgang Schäuble. Detractor, además, de la decisión de Draghi e inspirador del relato de que el intervencionismo del presidente del BCE retrasaría las reformas estructurales que el euro precisaba y que, a sus ojos, exigían más reglas de ortodoxia presupuestaria. Casi en exclusiva. Porque se opuso a cualquier mutualización de los riesgos entre los socios monetarios y, por supuesto, a que haya un Tesoro, un presupuesto o un bono genuinamente europeos. Pese a las evidentes señales de la pérdida de fuelle de Alemania como el retroceso de la rentabilidad del bund a diez años por debajo de la del bono japonés, el otro gran enfermo económico mundial, inmerso en varias décadas de bajo crecimiento con nula -o negativa- inflación.

Debate intervencionista en España

En España el debate también está servido. El presidente del PP, Pablo Casado, acaba de anunciar que recurrirá ante el Constitucional los seis decretos del Ejecutivo socialista, convalidados por la Diputación Permanente del Congreso. Medidas que su partido y C’s tildan de electoralistas. Aunque Casado achaque su decisión esencial al apoyo abertzale de Bildu, también ha criticado sus facturas de gasto, que repercutirán en el próximo Ejecutivo.


11/03/2019 - La Ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y el ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz. / REUTERS

La Ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y el ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz. / REUTERS

Entre otras normas, esta batería de decretos ley incluyen avances en igualdad en los permisos de paternidad, apoyo a los parados mayores de 52 años, un plan de contingencia ante el brexit o reformas para impulsar el alquiler. El combate dialéctico entre intervencionismo y ortodoxia presupuestaria también se juega en el seno del BCE, donde su vicepresidente, Luis de Guindos, que se benefició en su etapa de jerarca económico del Gabinete de Mariano Rajoy del QE de la institución que ahora le retribuye con uno de los sueldos más altos entre los cargos comunitarios, deberá decidir sobre dos asuntos de especial relevancia. Por un lado, la prolongación de la política de tipos próximos a cero para dar impulso a la economía del euro -receta que, hasta ahora, cuando el PIB alemán crecía, ha sido demonizada desde el Bundesbank- y, por otro, la posible reactivación de algún nuevo programa de estímulo monetario. Guindos, neoliberal convencido, tendrá que hacer examen de conciencia después de haber comprobado que la herramienta del QE provocó un efecto balsámico a sus duros recortes en el Estado de Bienestar español y evitó, a buen seguro, mayores ajustes bajo el multimillonario rescate a la banca que, por cierto, nunca devolvió los recursos. O seguir sus impulsos ortodoxos y, de paso, facilitar la crítica de Casado al intervencionismo keynesiano de Pedro Sánchez … que es al mismo tiempo, el antídoto que prepara diez años después de la crisis, la propia Alemania.


La Fuente y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 6:11 p. m. on dom., abr. 07, 2019:
¿Recuerdan el Plan E del 2008? https://t.co/crNPcM63RI
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1114923657208520704?s=09)


El Comentario de @CatSeguros By ©® LNC.

Rezan los dos últimos titulares de este artículo:

  • Debilidad alemana más extrema.

  • Debate intervencionista en España

La experiencia histórica que tenemos es que, cuando “Alemania respira hondo” (porque les llegan “las maduras ya que se alejaron de las verdes”), se inicia todo un proceso intervencionista sobre los países del sur de Europa porque, como dice el Refranero Español (que no el Alemán), “hay que estar a las verdes y a las maduras”.

Por tanto, desde @CatSeguros pronosticamos que “habrá intervención en España”. Lo que no sabemos es cuándo sucederá, ni con que profundidad se dará.


El CONSEJO de @CatSeguros.

Cuanto antes empieces tu propio ahorro, a modo de apoyo a tu propia pensión futura, al estilo “austríaco”, en mejores condiciones financieras llegarás a tu jubilación. Si quieres aprovechar los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2


 

Anuncios

Uno de cada cuatro votantes en el 28-A será un pensionista. @Catalunya_Press #SeguridadSocial #Deficit #DeficitDelEstado #Pensiones #Jubilaciones #Economia #Finanzas #Politica #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma #Ahorro


El 24% de los electores que pueden ir a votar a los próximos comicios del 28-A en España son pensionistas. Esta cifra, puede batir el récord de participación en las próximas elecciones generales, ya que, en un día electoral con participación plena o mayoritaria, uno de cada cuatro votantes será un pensionista.


Pensionistas20190409


La Noticia – EL SISTEMA DE PENSIONES: EN EL PUNTO DE MIRA. (Enlace al artículo original).

Casi 37 millones de personas podrán votar en el próximo 28-A, según desprende el INE (Instituto Nacional de Estadística), y casi 9 millones de votos, pueden proveer de los pensionistas, un 1% más en el total del electorado respecto a las últimas elecciones. Desde junio de 2016 hasta los próximos comicios, el número de españoles con derecho a voto ha aumentado en 375.876 personas, de los cuales el 80% tienen 65 años o más, ya que en España hay 304.038 pensionistas más que en 2016.

Además, el porcentaje en general de jubilados no pensionistas (porque cobran otro tipo de subsidios por discapacidad o viudedad) sobre el total del electorado también ha llegado a una cifra record, al representar al 16% de los posibles votantes. Una cuota que se disparará a partir de los próximos comicios, a medida que se jubilen las generaciones nacidas entre 1958 y 1977, a partir de 2023.

Cada vez habrá más votantes mayores y menos jóvenes. Por eso, ningún partido se atreve a ejecutar reformas muy radicales en el sistema de Seguridad Social, temiendo al coste político de perder votos, a pesar del déficit que sufre el sistema de pensiones y que empeorará con el paso del tiempo.

“Ningún partido se atreverá nunca a no pagar las pensiones en este país”, avisa el secretario general de la Seguridad Social, Octavio Granado. Cualquier gobierno sabe que es más rentable recortar de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en otras materias que “tocar a los pensionistas” de cara a mantener los votos.

A pesar de que todos los partidos se nieguen a cambiar nada, la propia OCDE recomienda que cada cierto tiempo se debe reformar el sistema de pensiones, alargando la edad de jubilación a medida que crece la esperanza de vida o ampliando el periodo de edad trabajada que se emplea para calcular el subsidio económico de prestación social por jubilación.

Por ello, el Pacto de Toledo, creado para acordar medidas conjuntas de todos los grupos parlamentarios para no ser penalizados individualmente en las urnas, nunca ha servido, de momento, para hacer grandes reformas en el sistema de pensiones. Y, cada vez, genera más desacuerdo, dado a los desacuerdos entre partidos políticos opuestos en su totalidad, en u escenario en que la política española cada vez es más extremista y populista.


Fuente.

De: “CatalunyaPress.es” <catalunyapress@catalunyapress.es>
Fecha: 24/3/19 10:20 (GMT+01:00)
Asunto: Por primera vez en unas elecciones generales, uno de cada cuatro votantes puede ser pensionista

El Comentario de @CatSeguros By ©® LNC.

Con una población tan envejecida en fácil entender que el actual Sistema de Pensiones (que es un sistema de reparto de lo que se recauda a los cotizantes a la Seguridad Social) está al borde del colapso:
  • Los pensionistas suman ya casi la cuarta parte de la población adulta.
  • Las personas que están empleadas han visto reducidos sus ingresos (jornales) de forma alarmante desde el año 2007. Y, por lo tanto, bajan sus cotizaciones a la Seguridad Social; tanto en conceptos de aportaciones a la Sanidad Pública, como en conceptos de aportaciones al Sistema de Pensiones.
  • Los contratos nuevos que se han generado desde 2007 son (mayoritariamente) temporales, por horas, por proyectos, …; en definitiva, su aportación neta a la Seguridad Social también se ha reducido.

Urge, por tanto, modificar el Sistema de Pensiones, que deje de ser de reparto (o, cuando menos, deje de serlo en una partida importante de las pensiones), pasando a ser un sistema de pensiones por inversiones.

¡Cuanto antes se modifique, y se haga moralmente ético, mejor!.


El CONSEJO de @CatSeguros.

Cuanto antes empieces tu propio ahorro, a modo de apoyo a tu propia pensión futura, al estilo “austríaco”, en mejores condiciones financieras llegarás a tu jubilación. Si quieres aprovechar los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2


 

La crueldad del Partido Republicano: “Los demócratas tienen un plan realista para ampliar la atención sanitaria; sus rivales mantienen su yihad” (EL PAIS, 29/Marzo/2019). @elpais_inter #Republicanos #Democratas #Homelesness #HomelessEntrepreneur #Ricos #Pobres #Economia #Finanzas #Politica #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma

 


La NOTICIA (Enlace al artículo original).

Ya está claro cómo se librará la campaña electoral de 2020. Los republicanos afirmarán, Republicanos20190404falsamente, que los demócratas quieren quitarnos las hamburguesas. Los demócratas afirmarán, honradamente, que los republicanos quieren quitarnos la atención sanitaria.Supongo que veremos qué argumento gana.

El lunes pasado, el Gobierno de Trump adoptó una nueva posición en una demanda judicial acerca de la Ley de Atención Sanitaria Asequible (ACA por sus siglas en inglés), y declaró ante un tribunal federal que ahora apoya la eliminación total de esta ley, que ha permitido acceder a un seguro sanitario a muchos estadounidenses que de otro modo carecerían de él. Nos hacemos una idea bastante buena de qué ocurrirá si esta demanda judicial prospera. En torno a 20 millones de estadounidenses perderían su cobertura sanitaria.

Aunque supuestamente Donald Trump cree que atacando esta ley contenta a sus bases, la mayor devastación se produciría de hecho en estados que apoyaron decididamente a Trump en 2016, al creerse sus promesas de que defendería la sanidad. En Virginia Occidental, por ejemplo, 160.000 personas –11% de los adultos no ancianos– quedarían privadas de su seguro de salud.

Trump y sus defensores afirman que esto no ocurrirá, que van a revelar un gran plan que sustituirá al Obamacare.Pero los republicanos llevan nueve años diciendo eso, desde que se promulgó la ley de Obama, y nunca lo han cumplido. No tienen ningún plan, y nunca lo tendrán. De modo que los republicanos quieren quitarnos la atención sanitaria. Los demócratas, por el contrario, quieren mejorarla y abaratarla, no solo a largo plazo, con alguna clase de reforma sanitaria radical, sino de inmediato.

Al día siguiente del ataque de Trump al Obamacare, los congresistas demócratas presentaban un plan para mejorar esta ley, principalmente ampliando las subvenciones que limitan la parte de la renta que las familias deben dedicar a las primas del seguro. Las familias de rentas más bajas acabarían pagando menos; las de clase media cuya renta está ahora ligeramente por encima del tope para tener acceso a las subvenciones, pero a las que sin embargo el coste del seguro les resulta difícil de asumir, entrarían en el sistema y experimentarían importantes mejoras. No disponemos aún de cálculos sobre cuántos estadounidenses tendrían acceso a cobertura con este plan, pero serían muchos. El plan presentado por la Cámara de Representantes aumentaría el nivel de prestación nacional aproximadamente al de Massachusetts, que disfruta desde 2006 de un plan sanitario más generoso y donde el porcentaje de adultos no ancianos sin seguro médico es una tercera parte de la media nacional. Alcanzar unos resultados similares a los de Massachusetts a escala nacional significaría que aproximadamente 15 millones de personas más tendrían derecho a cobertura; probablemente poco realista, pero un indicativo de lo importante que podría ser este plan.

Todo esto costaría dinero. ¿Qué deberían hacer los demócratas si los republicanos les preguntan cómo tienen pensado pagarlo? La respuesta es: reírse en su cara. El Partido Republicano impuso no hace mucho una rebaja de impuestos que beneficia desproporcionadamente a los ricos, y que costará dos billones de dólares a lo largo de la próxima década, sin ahorros que compensen esa pérdida. La mejora de la atención sanitaria podría pagarse rescindiendo parte de ese gran regalo. Si los republicanos no lo hacen, no es problema de los demócratas. Y si los defensores de esta propuesta están dispuestos a relajarse respecto a la financiación, como deberían hacer, el plan está básicamente listo. Si los demócratas consiguen el Senado y la Casa Blanca el próximo año, podrían convertir el plan en ley y quitar casi de inmediato un gran peso de encima a millones de estadounidenses.

¿Y respecto a las esperanzas progresistas de llevar a cabo una revisión de la sanidad más fundamental? La representante Alexandria Ocasio-Cortez lo ha entendido perfectamente: aunque sigue reclamando sesiones sobre la “Sanidad para todos”, se declaraba “contenta de apoyar cualquier disposición que refuerce el ACA y llene algunas de las lagunas que estamos viendo”. (Hasta el momento, Bernie Sanders se ha negado a respaldar el plan. Esperemos que recapacite). De modo que los demócratas tienen un plan realista para ampliar la atención sanitaria, mientras que los republicanos mantienen su yihad contra el Obamacare. La cuestión es por qué. Al fin y al cabo, hemos pasado de sobra el punto en el que intentar matar el ACA era una estrategia política inteligente aunque cínica. La ley ha ido ganando popularidad desde que Trump llegó a la presidencia. La atención sanitaria fue un asunto clave en las elecciones de mitad de mandato, y el 75% de los electores que la consideraban el asunto más importante votó por los demócratas.

¿Por qué no puede entonces el Partido Republicano cortar por lo sano y aceptar que el Obamacare ha pasado a formar parte de nuestro tejido social? Después de todo, hubo un tiempo en el que personas como Ronald Reagan insistían en que el Medicare (atención sanitaria para personas de más de 65 años o discapacitadas) destruiría la libertad estadounidense; pero hoy en día, los republicanos se presentan como defensores del programa (a pesar de que siguen intentando debilitarlo y privatizarlo en secreto).

Pues bien, los politólogos tienen algunas ideas acerca de las razones por las que los republicanos se niegan a tirar la toalla en el tema de la ACA. Pero, dejando aparte los detalles, los republicanos modernos odian la idea de emplear la política pública para ayudar a los ciudadanos a obtener la atención sanitaria que necesitan, incluso cuando la incapacidad de las personas para acceder a un seguro se debe a afecciones médicas preexistentes sobre las que no tienen control. Si esto les parece cruel es porque lo es, y no hay señales de que esta actitud vaya a cambiar. En el Partido Republicano de hoy, la crueldad con los más vulnerables es una enfermedad preexistente.


La FUENTE y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 0:48 p. m. on dom., mar. 31, 2019:
Recuerden: ‘La economía de USA no funciona porque los ricos no son suficientemente ricos y los pobres no son suficientemente pobres’. Candidato Ronald Reagan en las elecciones de 1979. https://t.co/Fw2iEjWORw
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1112305543983575040?s=09)


El COMENTARIO de respuesta de nuestro comentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 8:15 a. m. on lun., abr. 01, 2019:
Por ello mismo parece que se dirige a:

https://t.co/Kpwdzrxe4Q
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1112599374696202240?s=09)


 

SEGURIDAD SOCIAL: 1.843 euros de rebaja en cada pensión para acabar con el déficit. @elmundoes #SeguridadSocial #Deficit #DeficitDelEstado #Pensiones #Jubilaciones #Economia #Finanzas #Politica #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma #Ahorro


Pensiones20190329

Imagen de la manifestación de pensionistas, taxistas y estudiantes celebrada el mes pasado en Madrid.
OLMO CALVO (diario EL MUNDO)

La NOTICIA (Enlace directo al artículo).

La principal razón que explica el déficit de la Seguridad Social es que los ingresos por cotizaciones no cubren los gastos en pensiones que debe afrontar el sistema. Por lo tanto, una de las opciones que permitiría acabar con el agujero sería rebajar la cuantía de las pensiones y, en concreto, reducir cada prestación en una media de 1.843 euros eliminaría totalmente el fuerte desequilibrio.

Así se desprende del documento Las pensiones en las comunidades autónomas realizado por José Antonio Herce para BBVA Jubilación, y en el que se observa que, en efecto, al enfrentar el balance del sistema con el número total de pensiones se obtienen esos -1.843 euros. El documento, que parte de cifras oficiales a cierre de 2017, realiza el mismo ejercicio con los cotizantes, siendo en ese caso el dato de -974 euros. Esto supone, por lo tanto, que si las aportaciones aumentasen, de media, en esa cantidad, el desfase se vería igualmente cubierto.

Estas opciones, evidentemente, serían radicales y en la historia reciente sólo se han observado en países como Grecia, que tras años de nefasta gestión económica el Gobierno se vio obligado a un drástico recorte de las pensiones. En España todavía no se ha llegado ni mucho a esta situación, aunque algunos economistas sí estiman que si no se toman soluciones en el corto plazo se podría llegar a producir algún tipo de recorte en las prestaciones. Pero, en todo caso, los datos ofrecidos por el trabajo de Herce sí evidencian la compleja situación en las que se encuentra la Seguridad Social y lo hace, además, haciendo un examen de la situación de cada comunidad.

Así, tan sólo cuatro regiones ofrecen un balance positivo entre las pensiones que reciben sus residentes y las cotizaciones de los trabajadores: Islas Baleares, Comunidad de Madrid, Región de Murcia y Canarias. En todas ellas existe una ratio cotizantes-pensión superior a dos, lo que denota una población relativamente poco envejecida y un dato positivo de cotizantes. De las cuatro, las que se encuentran en mejor situación son Islas Baleares, en donde el balance por pensión es de 2.696 euros, y la Comunidad de Madrid, que tiene un superávit de más de 2.000 millones.

Entre las restantes 13 comunidades el balance es negativo en todos los casos. En términos absolutos, la que en peor situación se encuentra es Galicia, que sufre un desfase de más de 3.000 millones y apenas presenta una ratio de 1,3 cotizantes por pensión. De hecho, en esta región se encuentra Orense, que fue la primera provincia en la que el dato de cotizantes cayó por debajo del número de pensiones que se abonan.

Asturias, por su parte, tiene un ratio incluso inferior ya que es de sólo 1,2 y el balance por pensión es el peor del país: -8.290 euros. Esta comunidad, al igual que ocurre con Galicia, es un claro ejemplo de hacia dónde se dirige el conjunto de España: un número cada vez más alto de pensionistas ante el que la cifra de cotizantes es insuficiente.

En esta negativa situación también se encuentran tanto Cataluña como País Vasco. Ambas comunidades han reclamado, entre otras cosas, la transferencia de las pensiones afirmando que serían capaces de realizar una mejor gestión que el Gobierno. Sin embargo, los datos demuestran que ninguna de las dos regiones tendría suficientes ingresos vía cotizaciones para pagar las pensiones. Y es que aunque las dos regiones acumulan unas cotizaciones medias altas ya que sus trabajadores están mejor remunerados, la cuantía de las prestaciones que cobran los pensionistas vascos y catalanes son igualmente elevados. De esta manera, País Vasco tiene uno de los peores balances por pensión, ya que el dato supera los 4.000 euros negativos, mientras que Cataluña sufre un déficit de 2.848 millones y es la la tercera comunidad con un peor dato.

Con todo ello, el resumen que el trabajo ofrece de cuál es la situación a nivel nacional es el siguiente: la cotización media es de 5.859 euros y la pensión media roza los 12.900 euros. El total de cotizantes alcanzaba a cierre de 2017 los 18,1 millones y el número de pensiones como ya se ha señalado, era de 9,5 millones, lo que arrojaba una insuficiente ratio inferior 2. Y en total, el gasto por pensiones supera los 123.000 millones y los ingresos se quedaron en 105.839 millones, lo que provocó un desfase de 17.661 millones de euros.


El COMENTARIO de @CatSeguros By ©® LNC.

A la vista de estos números es fácil comprender dos cosas:

  1. La “España del Norte” aporta mucho más que recibe; en beneficio de la “España del Sur”. Lo que alimenta la actual “rivalidad política” entre las Comunidades Autónomas.
  2. El Sistema actual de Pensiones es absolutamente deficitario: cada año crece el montante total que el Estado debe dedicar a las pensiones; mientras que los ingresos para cubrir este objetivo se reducen año por año.

En definitiva, es absolutamente evidente que el sistema de pensiones debe ser revisado y cambiado: cuanto más se tarde, peores serán las consecuencias.

Podemos intuir las dos soluciones que actualmente se están poniendo sobre el tapete:

  1. El llamado “modelo austríaco”: la pensión final que recibe cada ciudadano es compartida entre el Estado (mediante el sistema de reparto actual) y las empresas (que a lo largo de la vida laboral habrán realizado aportaciones a un Plan de Pensiones Colectivo, contra los ingresos por nómina de los trabajadores).
  2. La llamada “Renta Básica o Universal”: todos los individuos, por el hecho de haber nacido, reciben una renta de supervivencia básica. El resto hasta los ingresos deseados por cada uno de ellos deberá ser fruto del trabajo personal. (Se le supone a este sistema que cada persona prestará acciones voluntarias de trabajo social, a cambio de recibir esa renta básica).

Ambos sistemas serían más válidos que el actual (que respondió, y dió lugar, al llamado “Baby Boom”).

Actualmente, los nacidos en el “Baby Boom” cargaron con las pensiones de padres y abuelos que salieron de las guerras (las 4 primeras décadas del S. XX) y de sus post-guerras; y, ahora se encuentran en esa generación que literalmente “no tiene garantizada una pensión digna porque el Sistema de Pensiones actual es inadecuado y todavía no se ha modificado”.


El CONSEJO de @CatSeguros.

Cuanto antes empieces tu propio ahorro, a modo de apoyo a tu propia pensión futura, al estilo “austríaco”, en mejores condiciones financieras llegarás a tu jubilación. Si quieres aprovechar los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2


 

@SputnikMundo: “España pinta poquísimo en el contexto económico europeo”. #UnionEuropea #UE #EU #Euro #Economia #Finanzas #Politica #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma


Un 31 de diciembre de 1998 el Banco Central Europeo dio a luz uno de los pilares del proyecto europeo: el euro. Estos 20 años comenzaron con prosperidad y economía boyante y siguieron con un batacazo en 2008 que España y, de hecho, el mundo, siguen notando. Santiago Niño Becerra señala a Sputnik cuál era el objetivo de la moneda y sus perspectivas.

Euro20190328

© REUTERS / Toby Melville

La NOTICIA (Enlace al artículo original).

“El euro, pienso, fue un invento diseñado con un objetivo muy concreto. Si se analizan sus fundamentos se aprecia que no tenía sentido tal y como se instauró. La moneda se pensó para los miembros del ‘Área del marco’ [alemán]. Se diseñó para favorecer los negocios favoreciendo el movimiento de excedentes de liquidez del centro de Europa hacia la periferia [pero] las estructuras económicas era dispares. No tenía nada que ver la productividad de España con la de Holanda”, señala el catedrático de Economía de la Universidad Ramón Llull de Barcelona a Sputnik.

La escultura del euro frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) (archivo)
© AP PHOTO / MICHAEL PROBST
Niño Becerra subraya que esa falta de homogeneidad entre las economías de los países que formarían la zona euro —principalmente, entre los países del sur y del norte de Europa— hizo que más tarde las naciones menos productivas pagasen el precio. “Algunos dijimos que era un error que España entrase como entró”, dice Niño Becerra, y revela que pasó a formar parte del club del euro “para hacer negocio”. Parte de esa baja productividad española se debe a una ‘devaluación interna’, al fracaso del modelo productivo del país. Con esa expresión señala el catedrático la sistemática bajada de salarios y el empeoramiento de las condiciones laborales al ser imposible mejorar esa productividad.

“Ninguno de los PIIGS [el grupo de países formado por Portugal, Italia, Grecia, Irlanda e Italia] debió entrar [en el euro] como entró, pero hasta para no entrar —Dinamarca, Suecia— se debía tener una base económica que España y los PIIGS no tenían. Aunque también es cierto que en la crisis para un PIIGS ser miembro hace de paraguas”, explica Niño Becerra.

Trabajadores constructores en España (archivo)
© AP PHOTO / ANDRES KUDACKI
El ministro de Exteriores español, Josep Borrell, de visita oficial a Polonia en marzo dijo que ambos países son “fuerza motriz de la integración europea”. Niño Becerra limita el papel del país ibérico en el proceso de integración europeo. “España pinta muy, muy poco en el contexto económico europeo”, dice, “porque su economía representa el 10%.

 

“Ese PIB esconde realidades muy graves. Por un lado, la deuda exterior de España es monstruosa: el 145% del PIB. Y, a pesar de la caída de los tipos, debe pagar cada año más de 30.000 millones de euros de intereses. Por otro, la tasa de actividad es bajísima (…) A pesar de eso el desempleo del factor trabajo es enorme, a lo que se añade un nivel de economía sumergida y de fraude fiscal de los mayores de Europa”.

Así las cosas, por las características y las carencias de su economía, España se ve obligada a seguir las directrices que le marcan. No es protagonista en la salida de la crisis, sino seguidora, señala el catedrático español. En este mismo sentido, comparar a España y Polonia no es nada descabellado: “Si Polonia adoptase el euro de la forma que España lo hizo, se estaría replicando la situación que se dio en España y, por ello, sus consecuencias”.


La FUENTE y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:17 a. m. on mar., mar. 26, 2019:
El Euro, el por qué, un por qué. https://t.co/3xPH1Ddswk
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1110470724077142016?s=09)


El COMENTARIO de nuestro coomentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 10:56 a. m. on jue., mar. 28, 2019:
… “España pinta poquísimo en el contexto económico europeo” …

Y, no obstante, el peso que España tiene en la #DeudaPublica de la #UE la convierte en punto de inflexión al que ésta se enfrenta.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1111205350953357312?s=09)


El COMENTARIO de @CatSeguros By ©® LNC.

“No se la dejan de pintar bastos a los PIIGS; y, por tanto, a España”.

Nos preguntamos ¿porqué entró España como entró en la Unión Europea y, más concrétamente, en el Euro? ¿Por qué no hubo valor para hacer lo que hizo, por ejemplo, Reino Unido?

Una repuesta: Europa necesitaba (necesita) una gran zona en la que localizar mano de obra barata. Al mismo tiempo, dado el clima, necesitaba (necesita) disponer de algunos entados vacacionales al estilo de Florida y California en U.S.A.

¡El sur de Europa siempre fue esa zona!

Y, sin embargo, tanto Florida como California en U.S.A. son estados ricos. Lo único que es imprescindible para que esa imagen cambie es que sus gentes y sus políticos cambien también su mentalidad y su modo de ver las cosas.


Los CONSEJOS de @CatSeguros.

Solicita tu estudio particular para que puedas ir constituyendo tus propios ahorros. Sólo tienes que pulsar sobre uno de los temas e iconos siguientes:

Le recomendamos que nos solicite un Estudio a su Medida para cada tema pulsando sobre los iconos siguientes:

IconoCatSeguros201808Agosto_19ProteccionJuridicaFamiliarEmpresasComunidades2 IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2


 

Las demagogias de las estadísticas – El sueldo medio llegó a casi 2.040 euros brutos al mes al acabar 2018. Los costes laborales crecieron un 0,9% en el último trimestre del año. @elpais_espana @elpais_economia #SueldoMedio #Demagogia #CostesLaborales #Economia #Finanzas #Politica @CatSeguros #CatSegurosInforma #Noticias


SueldosMedios20190325

Dos mujeres y otros camareros en una cafetería de Sevilla. PACO PUENTES (EL PAIS)

La NOTICIA (Enlace al artícculo original).

La recuperación de los sueldos sigue a ritmo pausado. A finales del año pasado subieron un 0,9%, llegando así a 2.039,01 euros brutos al mes (incluyendo las retribuciones ordinarias y extraordinarias), según la encuesta trimestral de coste laboral del INE. Este incremento interanual es uno de los más altos de los últimos tres años, pero es muy inferior al del trimestre inmediatamente anterior (1,9%). Ambos porcentajes se repiten cuando al sueldo se añaden las cotizaciones sociales y otros cargas, y se conforma el coste laboral completo, que ascendió a 2.692,5 euros brutos.

A finales de 2017 y primera mitad de 2018 el incremento anual se quedaba en el 0,7%. Pero en el verano dio un gran salto. No obstante, es probable que esta gran diferencia esté muy vinculada a la aprobación tardía de los Presupuestos del año pasado, que supusieron una subida del 1,5% del sueldo de los empleados públicos y una paga en compensación por el retraso de ese aumento. En la encuesta trimestral de coste laboral se analizan los sueldos de los asalariados que cotizan en el régimen general y eso incluye a buena parte de los trabajadores públicos, aunque no a todos.

En el lento despegue del sueldo medio, de acuerdo con lo que indica esta estadística, influye la alta creación de empleo del año pasado y de los ejercicios anteriores. Como los recién contratados normalmente tienen sueldos más bajos, al incorporarse en un gran número lastran el resultado de esta serie. No obstante, hay indicios de que el sueldo exclusivo de quienes ya tienen un empleo está creciendo algo más. Por ejemplo, si se observan los datos del registro de convenios, se ve que las remuneraciones de los asalariados aumentaban al 1,76% al acabar 2018.

Por otro lado, se repiten las diferencias tradicionales en los sueldos de cada sector. La industria es la que paga retribuciones más altas, 2.448,34 euros brutos al mes, y los servicios, los que menos, 1.965,03 euros.


La FUENTE y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 2:53 p. m. on jue., mar. 21, 2019:
Si, pero ya saben lo de las medias: si Ud. se come dos pollos y yo ninguno,  cada uno nos comemos uno.
https://t.co/gkoPDn1dfr
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1108728427245375492?s=09)


El COMENTARIO de @CatSeguros By ©® LNC.

Desgraciadamente las estadísticas son utilizadas al antojo de quien las emplea. O, mejor dicho, siempre hay una estadística que defiende aquello que queramos demostrar.

Si le preguntáramos a aquellas personas cuyos sueldos son inferiores al sueldo mínimo inter-profesional (y, a pesar de no ser legal este asunto, todos conocemos alguien que está en esa situación) ¿qué le parecen estas estadísticas? no creo que su respuesta sea, ni tan siquiera, educada.

Desde @CatSeguros preferimos que se hable de ingresos mínimos: creemos que toda persona merece dignidad en la remuneración de su trabajo; y que, de ninguna forma, se quiera incluir a las personas más desfavorecidas en los números estadísticos.


El CONSEJO de @CatSeguros.

Mientras puedas; o bien, en cuanto puedas aprovecha los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2