Automoción – El motor prevé nuevos ajustes de producción por la caída del mercado europeo. #Noticias @CincoDiascom #Economia #Automocion #Autos #Motor #MercadoEuropeo @CatSeguros #Finanzas #CatSegurosInforma


La industria nacional ensambló 54.647 coches menos hasta abril.



La NOTICIA (Enlace al artículo original).

La caída de las ventas de coches en Europa, que es hacia donde van el 84,3% de las exportaciones de vehículos de España, están golpeando con dureza a la industria nacional, que en los cuatro primeros meses de 2019 ha dejado de producir 54.647 turismos en comparación con el mismo periodo del año pasado, según datos de Anfac (la Asociación Nacional de Fabricantes de Coches y Camiones).

El retroceso en la producción es del 6,7% en turismos y del 5,5% si se tiene en cuenta comerciales e industriales. Aunque es difícil extrapolar una progresión para todo el año, si el mercado continúa a este ritmo, la industria nacional podría llegar a perder unas 150.000 unidades. Por otra parte, el mercado nacional tampoco ayuda: las matriculaciones cayeron hasta mayo un 5,1%, con 562.000 coches. Ante esta situación, directivos como el presidente de Seat, Luca de Meo, llevan un tiempo pidiendo un gran acuerdo “que permita salvaguardar el milagro de la industria del automóvil en España” a largo plazo.


EL SEGURO A MEDIDA DE TU VEHÍCULO


El Comentario de la FUENTE.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 9:59 a. m. on lun., jun. 10, 2019:
Auto: más. (Y hay algo de lo que nadie habla: ¿puede una chica o un chico que ganan 850 €/mes adquirir y mantener un auto?). https://t.co/nXBAt5GQ5m
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1137992683304226817?s=09)


El Comentario de nuestro Comentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 3:02 p. m. on mar., jun. 11, 2019:
Si todavía no se ha independizado,  SÍ.  En caso opuesto,  NO.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1138431382059986950?s=09)


El “estamos en el suma y sigue” comentado en @CatSeguros By ©® Niklauss.

Lo venimos diciendo desde hace algún tiempo, …, espero que se nos pueda tener en cuenta: cuando se está preparado y “se quiere ver el precipicio que tenemos en frente, es más fácil evitarlo, o bien, prepararse para el gole”.


Anuncios

Servicio de alertas meteorológicas: Gratuito con tu Seguro de familia-hogar. #AlertasMeteorologicas #Hogar #SeguroDeHogar @CatSeguros #Seguros #CatSegurosHogar



¿Qué ofrece este servicio gratuito?

Este servicio te avisará e informará cuando se prevean eventos de lluvia y/o viento importante (alerta naranja) o extremo (alerta roja), en la localidad donde tienes asegurada tu vivienda principal.


¿Cómo funciona el servicio?

En caso de aviso te enviaremos un correo electrónico que incluirá los detalles de la alerta meteorológica:

  • Tipo de fenómeno que se prevé
  • Nivel de alerta
  • Porcentaje de probabilidad de que se produzca
  • Fechas de inicio y final del fenómeno. 

Los datos que se utilizan para establecer las predicciones meteorológicas se obtienen de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En la comunicación también se incluyen las principales recomendaciones que, habitualmente, Protección Civil traslada a los ciudadanos ante estos fenómenos por lo que, con toda esa información podrás aminorar, en la medida de lo posible, los riesgos y evitar el peligro.

Además, recibirás un acceso directo desde donde podrás seguir la evolución de las predicciones meteorológicas.

En los casos tipificados con el nivel rojo de alerta, también te haremos llegar el aviso a través de un SMS.




¿Cómo puedo beneficiarme del servicio?

Para poder disponer del Servicio de alertas meteorológicas es preciso tener contratado el Seguro de familia-hogar de tu vivienda principal a través de @CatSeguros


Acceso a los jóvenes, alianzas público-privadas e industrialización: grandes retos para la vivienda. @idealista #Jovenes @Vivienda #Noticias #Seguros #Industrializacion #Ahorro @CatSeguros #Consejos #Hogar #Sociedad #CatSegurosInforma #CatSegurosConsejos



La NOTICIA (Enlace al artículo original).

Autores:@David Marrero,@luis manzano31 mayo 2019, 14:23 (idealista/news)


Nueva edición del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA) que afronta la recuperación del sector de la vivienda con entusiasmo tras un de incertidumbre política y periodo electoral que ha vivido elecciones generales y elecciones autonómicas y municipales en apenas un mes. Con el panorama político abierto a un periodo de estabilidad, se espera que la economía española aguante la recesión que muchos expertos vaticinan para los próximos años.

Durante las conferencias que se realizaron en los primeros días del evento, idealista/news habló con varios expertos sobre los retos que afronta el sector inmobiliario. Para Juan Antonio Gómez-Pintado, CEO de Vía Célere y presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España y de Madrid (APCE-Asprima) se abre un momento de oportunidades con las nuevas legislaturas. “Las administraciones han mostrado interés por resolver el problema de la vivienda. Las políticas público-privadas que están planteando desde las distintas administraciones pueden ser una de las grandes soluciones a uno de los problemas y de los grandes retos que tenemos en el sector y que lo venimos manifestando desde hace mucho tiempo que es el acceso a la vivienda de los jóvenes”.

La secretaria general de Vivienda en funciones del Ministerio de Fomento, Helena Beunza, inauguró la Conferencia Inmobiliaria de SimaPRO ofreciendo seguir con el trabajo iniciado en la legislatura anterior. “Hay que trabajar de manera global en una estrategia nacional en materia de vivienda, en colaboración con el sector y con el resto de administraciones territoriales. Y también seguir trabajando en aquellos proyectos normativos que habíamos ya anunciado como son la primera Ley a nivel estatal en materia de Vivienda y la Ley de seguridad jurídica en urbanismo, en el que trataremos también las cuestiones de agilización burocrática, tanto de planeamiento como de gestión de licencias”, concretó.

Buena parte del sector pidió mejorar los sistemas burocráticos de las distintas administraciones en la gestión de licencias para favorecer la construcción de viviendas y a su vez reducir el precio final de las casas, además de pedir a las administraciones que agilicen la tramitación de los suelos, tanto públicos como privados, para conseguir sacar más viviendas asequibles al mercado.

La mejora de la capacidad de acceso a una vivienda para los jóvenes ha centrado la situación de la demanda de vivienda en España, que debe ir acompañada de políticas de empleo y de fomento de la emancipación para el apoyo a estos jóvenes, que de media salen de casa a los 29 años.

“Debemos dar soluciones de mercado a los jóvenes. El reto pasa por que podamos poner en el mercado viviendas asequibles, tanto en venta como en alquiler, que son totalmente complementarios”, afirma Mariam Martín, directora general de Víveme.“Actualmente, los jóvenes no tienen una estabilidad laboral, ni salarios para hacer frente al pago del 20% de la entrada que se necesita para comprar. Así que tienen que pasar obligatoriamente por el alquiler. Pero creo que muchos jóvenes finalmente quieren comprar”.

Para Carolina Gómez, presidenta de Building Youngs, los datos son claros pero alarmantes. “Vemos muy complicada la emancipación, que de media en España llega a los 29 años. Es una fecha muy tardía, porque hace que nos independicemos más tarde, alquilemos más tarde y que, por lo tanto, compremos más tarde”, analiza. “Los salarios que tenemos son inferiores a los que teníamos hace 10 años, sobre todo porque el nivel de vida ha crecido. El incremento que se ha producido en el alquiler y en la compra hacen totalmente privilegiado el acceso”, concreta.

Ante la pregunta, ‘¿Cómo podemos hacer más asequible el acceso a los jóvenes?’, surgen varias respuestas enfocadas en el sector. Sobre todo, ofrecer viviendas a preciso más accesibles. “Si los promotores no tuviesen unos gastos administrativos de unas licencias que se atrasan y tardan mucho en llegar, y que repercuten en el precio de la vivienda final, o adquieren unos suelos a precios muy altos, que también repercuten, tal vez la vivienda podría ser más accesible”, concreta Carolina Gómez.

Para Iván Rodríguez, CEO de Ikasa “hemos oído en todos los programas electorales que había un gran interés en que la Administración pública vaya de la mano con el sector inmobiliario para poner muchas viviendas asequibles en el mercado. Eso puede hacer que los precios se contengan. Porque la demanda de reposición no es infinita, ya está menguando, y lo estamos viendo. Ahora, a lo que hay que tender es a proveer de vivienda a todas esas capas de población que no han podido acceder. Los precios no van a seguir creciendo salvo en micromercados de demanda excesiva y nula oferta”.

La tercera pata de los retos del sector: la industrialización

El proceso de industrialización en la construcción de viviendas es otro de los grandes retos que afronta el sector. Los expertos afirman que la futura mano de obra tendrá otras características y pedirá otras condiciones. Tendrá mucho más que ver con trabajar como en una fábrica, que estar a pie de obra.

“La industrialización en el sector residencial ha venido para quedarse”, afirma José Antonio Tenorio, científico titular de CSIC en el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja. “No se concibe una obra no industrializada en el futuro de la construcción de vivienda. Entiendo que a los niveles de prestaciones a los que hay que llegar conforme a las nuevas reglamentaciones y con la escasez de mano de obra de oficios tradicionales, la única salida es hacer industrialización de viviendas”.

Sin embargo, aún queda camino por recorrer. “Existe la tecnología disponible, pero la realidad es que el porcentaje de industrialización es muy bajo porque no hay suficiente industria auxiliar para industrializar nuestro sector. Cuando un sector se industrializa, la sociedad puede pedirle que sea más eficiente en costes, pero para eso tiene que tener una economía de escala, con una industria auxiliar certificada, homologable y que pueda exportar sus productos”, según Fernando Moliner, consejero delegado de Actívitas.

“Un plazo normal de construcción de un edificio de viviendas está en torno a 16-18 meses y un edificio de viviendas con un grado alto de industrialización podría reducir el plazo en más de un 50%. Se pueden hacer edificios viviendas con un alto grado de industrialización incluso en seis meses”, agrega Moliner. “Pero aún no tenemos toda la mejora de costes que debería de suponer la industrialización en el sector de la construcción”.


La Opinión de @CatSeguros By ©® Nyklauss.

En nuestra opinión vemos muy complicado que se produzca una bajada del precio de la vivienda para determinados sectores de la población; toda vez que el sector de la vivienda está absolutamente liberalizado, sin regulación de ningún tipo en lo que a precios se refiere, tanto de compra-venta como de alquiler.

Quizás la tecnología 3D aplicada a la construcción pueda aportarnos esas reducciones en los precios de la vivienda:

… aunque para que está tecnología esté disponible en el mercado, al menos de forma lo suficientemente asequible, falta algún tiempo (¿en torno a unos 5 ñaños?).

En cualquiera de los casos, seguirá siendo una fórmula adecuada el realizar un ahorro previo; así como, una vez comprada o alquilada la vivienda, blindar nuestra inversión particular mediante el seguro más apropiado.


TU AHORRO PERSONAL ———— TU SEGURO DEL HOGAR


Qué hacer para vencer el miedo al fracaso. https://terapiaconana.com #Psicologia #Salud #Consejos @CatSeguros #CatSegurosSalud


“No nos falta el valor de emprender ciertas cosas porque sean difíciles, sino que son difíciles porque nos falta el valor para emprenderlas”.

(Séneca)



FUENTE – Autora: Ana Hidalgo.

(Enlace al artículo original).


Extracto del artículo:

¿Qué es el miedo?

Como sabes, el miedo es una emoción natural que nos protege en muchas ocasiones.

Si no tuviésemos miedo actuaríamos de forma maníaca, sin importarnos las consecuencias en ningún momento.

Por ejemplo, cruzando la autovía en plena hora punta, a pie y sin mirar.

Por tanto, el miedo es una emoción que nos anuncia que podemos perder algo importante si no tenemos cuidado.

Dado que es algo intrínseco a nosotros, y además adaptativo, no sólo no podemos eliminarlo de nuestra vida, sino que sería contraproducente.

Ahora bien, no siempre que experimentamos miedo se debe a un peligro real, o de las dimensiones que imaginamos.

De ahí, que sea importante aprender a manejarlo y diferenciar cuándo es o no adaptativo.

¿Cómo reaccionamos ante el miedo?

Existen tres mecanismos de defensa básicos ante el miedo: atacar, huir o paralizarse.

Pongamos un ejemplo sencillo:

En las escuelas algunos niños insultan al niño/a que les gusta porque no saben cómo manejar la situación. Esto es: atacan.

Otros disimulan, o se cambian de acera por temor a cruzar una mirada. Es decir, huyen.

Y otros se quedan en blanco, incapaces de decir una simple palabra como “hola”. Se paralizan.

¿Por qué sucede esto?

Porque cuando tenemos una emoción intensa, se activa nuestro “cerebro de reptil”, más primitivo, mientras que pasa a un “estado de letargo” nuestro “cerebro mamífero”, que es el encargado de los pensamientos más complejos.

Es decir, prima la supervivencia al razonamiento.

¿Cómo influyen estos mecanismos ante el miedo al fracaso?

Si buscamos en el diccionario la palabra fracaso veremos que lo definen como malogro, resultado adverso, suceso lastimoso…

Sin embargo, la definición de fracaso es algo muy personal, cada uno tiene la suya propia.

Generalmente el miedo al fracaso nos habla del miedo a lo desconocido, a lo que pueda venir.

Dado que el futuro es incierto, revisamos nuestras experiencias y conocimientos sobre situaciones similares a fin de esclarecerlo.

Cuantas más experiencias positivas tengamos al respecto, más probable es que la situación la sintamos como cotidiana y poco peligrosa.

Es decir, más probabilidad de enfrentarnos a ella (atacar) tendremos, pese a sentir cierta incertidumbre al respecto.

Sin embargo, cuando tenemos experiencias negativas o no tenemos suficientes experiencias, nuestra mente tratará de predecir lo que va a ocurrir valiéndose de nuestras creencias.

El problema aquí reside en que nuestras creencias vienen determinadas, en gran medida, por nuestra cultura, educación, supersticiones…

Es decir, en muchas ocasiones percibimos nuestras posibilidades de éxito o fracaso conforme a nuestras creencias.

En psicología, cuando tenemos pensamientos o creencias que en lugar de sumar nos restan hablamos de distorsiones cognitivas.

Las distorsiones cognitivas nos hacen interpretar los hechos de forma errónea y nos impiden desarrollar nuestra autoestima.

Por ejemplo, podemos creer erróneamente que:

  • Me miran porque estoy haciendo el ridículo.
  • No se puede triunfar si ya tienes cierta edad.
  • Nunca alguien como yo podría lograrlo.

Cuando estas creencias limitantes entran en juego, el miedo al fracaso irá creciendo. En estos casos es muy probable que huyamos de aquello que nos asusta o nos paralicemos.

Qué podemos hacer para vender el miedo al fracaso.

  • Define tus miedos.
  • Encuentra tus creencias limitantes.
  • Conoce tu propia definición de fracaso.
  • Mira el fracaso como lo que es, ni más ni menos.
  • El vértigo viene de una mala postura.
  • La cagué, ¿y qué?

(Leer más…)


(Derechos de edición y para compartir solicitados a la Autora: Ana HIDALGO)

Comentario @CatSeguros By ©® Nyklauss:

En @CatSeguros nos gusta compartir aquellos artículos de nuestros contactos que nos sugieren compartirlos en nuestras redes sociales. De modo muy especial cuando éstos nos parecen interesantes y de beneficio social generalizado.


TU SEGURO DE SALUD PUEDE AYUDARTE


Como afrontar una Crisis Existencial y Encontrarle sentido a la Vida. @MillonEnLinea #Salud #Psicologia #AyudaMedica #SegurosDeSalud #Consejos @CatSeguros #CatSegurosSalud

Pie de Vídeo por el creador: Millonarios en Linea:

Nuestra existencia aunque en ocasiones parece tranquila y con un camino firme y decidido, en verdad es una sucesión de cambios constantes. Esta repleta de subidas y bajadas, de retos y decepciones, de alegrías y tristezas. Subimos pendientes con ilusión y también nos caemos por toboganes aterradores que nos llevan a lugares donde no podemos caer más bajo. Y es ahí, donde aparece la crisis existencial.

La persona que sufre un problema existencial se siente completamente perdida, sin referencias fiables donde apoyarse y no sabe que camino tomar en la vida.

Bien, vamos a ver si podemos poner nuestro granito de arena y saber de que va todo esto.

Desde @CatSeguros nuestro apoyo.

Si eres una de esas muchas personas que necesitas este tipo de ayuda emocional y psicológica; una ayuda -también a tu cartera- es que no tengas que pagar de tu bolsillo la totalidad del coste de un tratamiento médico completo de este estilo; entre otros motivos, porque implica muchas visitas de ayuda y seguimiento.

Para ello, un buen Seguro de Salud es algo casi imprescindible.

Solicítanos tu estudio a medida, indicándonos cuáles son tus necesidades concretas, pulsando sobre el siguiente enlace:


Vivir experiencias: El lujo para los Millennials. #empresasbandera #tendencias #Millennials #ExperienciasDeCalidad #Ahorro #Sociedad @CatSeguros #CatSegurosInforma


Las generaciones más jóvenes ya no ahorran para poder tener su primer coche, o para poder comprar su primera vivienda, ahora lo hacen para vivir experiencias de calidad, viajar, descubrir lugares nuevos y conocer diferentes culturas. 

El ARTÍCULO (Enlace al artículo original)

Hace tan sólo diez años, una vida de lujo implicaba disfrutar de un gran número de posesiones y propiedades de alto valor económico: casas, coches, joyas… Sin embargo, en los últimos años, los Millennials han acabado por completo con este concepto de lujo y riqueza, enfocando sus sueños y objetivos a la vivencia de experiencias enriquecedoras.

Las generaciones más jóvenes ya no ahorran para poder tener su primer coche, o para poder comprar su primera vivienda, ahora lo hacen para vivir experiencias de calidad, viajar, descubrir lugares nuevos y conocer diferentes culturas. Ante este significativo cambio de mentalidad, enfocado al consumo de servicios de calidad y a la vivencia de experiencias, más que a la adquisición de productos, las empresas se han visto obligadas a adaptarse a nuevos tipos de demanda.

En el ámbito del turismo, los hoteles o restaurantes de lujo ya no resultan tan atractivos para los Millennials, que prefieren dormir o comer en lugares autóctonos, rodeados de la realidad nativa de cada lugar que visitan. Esta nueva tendencia está poniendo de moda lugares como TailandiaCamboyaVietnam, Bali, Marruecos o India, dejando en un segundo plano a los destinos más clásicos del mundo occidental.

Para un Millennial, un exclusivo anillo de diamantes ya no tiene ningún valor, y las empresas lo saben. Esta nueva generación demanda servicios y experiencias de calidad, y está decidida a invertir su dinero en ello. Para ellos es mejor alquilar que comprar, comprar de segunda mano, o vender después de comprar. Los Millennials no compran música, no adquieren películas; usan muebles de segunda mano, se desprenden de los que ya no necesitan o alquilan un vehículo sólo cuando lo requieren (carsharing).

Este es el motivo por el cual, en los últimos años, se ha producido un importante repunte de las empresas de alquiler y de las empresas de compraventa de segunda mano, enfocadas a cubrir una necesidad puntual, y muy alejadas de los hábitos de compra “masiva” a la que estaban acostumbradas generaciones pasadas.

@CatSeguros: SEGUROS DE AHORRO PARA #Millennials

El COMENTARIO de @CatSeguros By ©® LNC

Se presenta, pues, el paradigma de que los Millennials (y, así lo escuchamos en sus comentarios diarios) piensan aquella máxima nacida a finales del S. XX: “… yo no vivo para trabajar, sino que trabajo para vivir”.

“Nuestros jóvenes” tienen elevada formación. Están viendo que las oportunidades de trabajar en lo que ellos han estudiado no son tan numerosas y “elocuentes” como les comentaban sus padres (los de la “Generación del Baby-Boom“). Nos han escuchado (y escuchan) que “las pensiones futuras peligran”; que la Seguridad Social “tiene un agujero que ya comentábamos en Nov/2015”

En definitiva, están siguiendo la máxima de nuestr@s abuel@s (quienes vivieron la Guerra Civil española, la 2º Guerra Mundial y sendas post-guerras): “… disfruta cuanto puedas hoy que mañana Dios dirá”.

SÍ, el mundo está cambiando, lo hace muy rápido y “nuestros Millennials” … ¡Se han dado cuenta!.

“La ralentización de la economía puede aumentar el riesgo de insolvencias en Europa”. @elindepcom #twecos #Economia #Insolvencias #Riesgo #Seguros #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma

La NOTICIA (Enlace al artículo original).

¿En qué grado cree en la economía como ciencia previsible?

Si he aprendido algo en estos años de periodismo es que las certezas en economía no existen o hay que tomarlas con mucha precaución, porque la realidad está llena de circunstancias imprevisibles. De hecho, la economía es la única ciencia en la que a uno le pueden dar el premio Nobel por sostener una cosa y su contraria. Hay diferentes teorías económicas que explican la realidad desde cada punto de vista; y yo he tratado siempre de tomarlas a todas con cierto escepticismo y, también, con humildad porque no soy economista.

¿Cree que los economistas muestran también la suficiente humildad para reconocer las dificultades de acertar en sus predicciones?

La soberbia nunca es buena en ninguna de las ramas del conocimiento que tratan de explicar la realidad. Es verdad que, en los años de la crisis, los periodistas entramos al juego de quiénes habían sido capaces de predecirla. Y, en vez de eso, deberíamos habernos centrado más en preguntar a los economistas de qué manera se deben replantear los modelos y datos para mejorar estas predicciones. Hay que tener en cuenta que apenas vimos venir la crisis hasta que estuvimos muy dentro de ella; y eso afecta a académicos, gobiernos, instituciones europeas… Esto debería hacernos plantear qué datos tenemos que trabajar para elaborar mejores políticas económicas. Si las discusiones se centraran menos en la ideología de cada uno y más en conocer qué políticas son útiles para resolver los problemas de los ciudadanos avanzaríamos mucho más.

Su último libro se titula “El fin del mundo tal y como lo conocemos”. ¿Qué margen tenemos para cambiar lo más negativo?

Entre lo más negativo que podemos encontrar ahora en un país, una empresa o un trabajador está la reticencia al cambio. Como cuento en el libro, estamos viviendo un momento de cambio profundo y adaptación tecnológica a un nuevo modelo económico y global, con unas nuevas reglas de juego que imponen la economía conectada y el mundo digital. Tenemos que cambiar muchas cosas del corsé y del mundo analógico heredado del siglo XX, pero también hay que repensar el modelo social y educativo para que no se produzca un aumento de desigualdades que desplace a los profesionales cuyos trabajos vayan a ser sustituidos por la automatización. No debemos tener miedo al cambio, pero sí hemos de entender bien esa transformación para adaptarnos a las nuevas oportunidades que están surgiendo y que son muchas.

¿Qué tiene que cambiar, entonces, para que la tecnología se convierta en un catalizador del desarrollo económico sin destruir empleo?

La robotización aumenta la productividad. De hecho, hay varios estudios que apuntan a que los países que más empleo de calidad están creando son los más robotizados. El futuro pasa por más automatización, robotización y digitalización, pero también por repensar de qué manera no se desplaza a las personas cuyo trabajo deja de ser necesario. Se trata de un reto mayúsculo, que no tiene una solución fácil y que en España no se está abordando con la profundidad que debería. La solución tiene que pasar por más tecnología, pero también por repensar bien la situación para que el progreso llegue a todo el mundo y no cree desigualdades.

En la actualidad, ¿sigue siendo la morosidad uno de los principales lastres de las pymes?

Si hay alguien a quien penaliza la morosidad es a las pequeñas empresas, que son las que menos músculo tienen y las que más acusan este problema a la hora de cobrar sus facturas. Obviamente, esto es un desafío mayúsculo para las pymes, y todo lo que haga la legislación para agilizar esos cobros será una ayuda para la economía española.

¿A qué velocidad debe producirse la transición energética en España?

El cambio de modelo energético es una obviedad y ya nadie duda de que el futuro pasa por las energías no contaminantes. Pero el ritmo que tiene que marcar esa transición no es algo que pueda decidir España en solitario, ya que vivimos en un mundo global. Echarse las manos a la cabeza por las medidas restrictivas a unos combustibles contaminantes en el centro de las ciudades es olvidar que está sucediendo lo mismo en todos los países de nuestro entorno. En España es determinante la industria automovilística y sus exportaciones. Y, precisamente, por eso tenemos que conectar con el ritmo de transición energética que se está produciendo en otros países, porque los vehículos que nos van a comprar éstos tendrán que ser no contaminantes. Es un cambio que debemos asumir y que tenemos que verlo como una oportunidad y no como un problema, porque va a ser una fuente constante de empleos nuevos y de posibilidades para los inversores.

¿Qué necesita la economía española para ser más competitiva?

Una de las recetas económicas con mayor consenso entre los expertos para impulsar la productividad de la economía española es que las pymes, que componen la mayor parte del tejido productivo español, ganen tamaño, como en otras economías europeas. Esto permitiría una mejor calidad del trabajo, un mayor músculo exportador y muchas sinergias. Por eso, tenemos que replantear el tamaño de las empresas como una de nuestras prioridades. Y también, por supuesto, facilitar más la inversión en innovación y tecnología, para que las compañías que quieran innovar puedan hacerlo. Además, los profundos cambios que traerán la inteligencia artificial y la robotización harán necesario que los trabajadores tengan que estar formándose durante toda la vida, por lo que las empresas deberán facilitar la formación constante. Pero, también, el Estado tendrá que proveer de una mayor protección social para quienes se vean desplazados transitoriamente y deban potenciar sus capacidades para reinsertarse nuevamente en el mercado laboral. Algunas predicciones dicen que hasta dos tercios de los puestos de trabajo en el mundo actual podrían quedar parcial o totalmente automatizados en pocos años. Y no pueden darse noticias como las conocidas recientemente acerca de empresas españolas que no encuentran en nuestro país personas con la suficiente formación para puestos de trabajo altamente tecnológicos.

¿Cómo está afectando la incertidumbre internacional a la inversión de las empresas españolas en el exterior?

Hay muchas previsiones que apuntan a una desaceleración del crecimiento mundial y algunos indicios en la economía española que ya señalan esos primeros síntomas de agotamiento. Una de las lecciones que aprendimos de la última crisis es que la economía española necesitaba abrirse más al exterior y eso ha ayudado a muchas empresas a volver a crear empleo. Es prioritario estar siempre con la mirada puesta en el exterior, buscando oportunidades. Cuanto más diversificadas tengan las empresas sus fuentes de ingresos mejor van a poder afrontar el desafío de una desaceleración económica. El nuevo gobierno tendrá también otros desafíos como la reforma de las pensiones o la organización territorial del Estado. En cuanto al primero, sería muy necesario que los partidos volvieran a sentarse a la mesa para tratar este tema desde un punto de vista más técnico y menos ideológico, buscando el consenso sobre el mejor modelo para garantizar las pensiones.

¿Qué sabe del seguro de crédito y del papel que ha jugado en la crisis?

Antes hemos hablado de los riesgos de impagos y en este terreno, como en cualquier otra gestión de la incertidumbre, los seguros ayudan a las empresas a afrontar mejor las situaciones imprevisibles. Aunque a veces, éstas no son tan difíciles de prever como sucede, por ejemplo, con el Brexit, una de las amenazas fundamentales que tenemos ahora mismo en Europa y que está generando mucha incertidumbre en las empresas.

Los seguros de crédito pueden ayudar a afrontar el futuro con un poco más de certeza, porque hay muchas variables que no se pueden controlar, por ejemplo, con la ralentización de la economía que comentábamos antes, que puede provocar daño en la exportación y aumentar el riesgo de insolvencias en Europa.

@CatSeguros pone a su disposición estos seguros: