CAT Seguros

Por SI TE LO PERDISTE: Los 5 artículos más leídos en @CatSeguros en los 5 últimos años.

@CatSeguros comparte By ©® LNC.

En general desconocemos el porqué puedan interesar las cosas a las personas.

Sin embargo, la evidencia prima sobre nuestro razonamiento.

Es por ello que os dejamos aquí los enlaces más leídos (1 por año) de los últimos 5 años: ¡será por algún motivo!

2015 – https://catseguros.net/z-899-2015_01_25-alarma-por-el-numero-de-muertos-por-incendios-de-viviendas-en-2014/

2016 – https://catseguros.net/2016/01/26/leydelasegundaoportunidad-borron-y-cuenta-nueva-deinteresgeneral/

2017 – https://catseguros.net/2017/10/11/que-es-una-sedesocial-y-por-que-genera-tanto-ruido-un-cambiopor-que-hay-cambios-de-sedesocial-ahora/

2018 – https://catseguros.net/2018/08/10/bancarrota-en-espana-en-2019-elindependiente-elpais-hosteltur-cincodias-cannahabla/

2019 – https://catseguros.net/2018/10/26/amate-a-ti-mismo-1-21-21-dias-para-cambiar-tu-vida-por-louise-hay-louisehay-mejoracontinua-salud/

 

@CatSeguros comenta By ©® Niklauss.

En estos tiempos es habitual que tod@s queramos compartir aquello que consideramos más interesante; y, ¿por qué no reconocerlo?, aquello que nos parece más influyente para nuestro cometido personal.

Sin embargo, como reza nuestro lema en la página principal de nuestro sitio web, si buscamos un Mundo Mejor en el que los principios éticos sean los que rijan nuestras acciones, no cabe otra forma (bajos nuestra forma de ver las cosas) que mostrar aquello que realmente le ha interesado más a nuestros lectores y seguidores.

Esperamos que sea de vuestro agrado.

Signed By Niklauss

Anuncios

La bonificación fiscal del alquiler para arrendadores e inquilinos, bajo la lupa del Gobierno. @idealista #Arrendadores #Inquilinos #Sociedad #Gobierno #Consejos #Economia #Finanzas #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma

La NOTICIA (Enlace al artículo original).

(idealista/news – 03 mayo 2019, 12:07 )

El Gobierno ha confirmado a Bruselas que va a poner en revisión una batería de beneficios fiscales que actualmente se aplican sobre impuestos como el IRPF, el IVA o el Impuesto de Sociedades. Y entre ellos está la bonificación por el alquiler de viviendas que se aplican tanto propietarios como inquilinos en la declaración de la renta.

Según explica el Programa de Estabilidad 2019-2022 que mandó el Ejecutivo de Pedro Sánchez a la Comisión Europea el pasado 30 de abril, documento que además incluye una subida de la previsión fiscal desde el 35,1% actual hasta el 37,3% en 2022, este año se desarrollará un proceso de revisión sobre 13 beneficios fiscales, que el Ministerio de Economía define como “instrumentos de política fiscal que persiguen determinados objetivos económicos y/o sociales, mediante ahorros o mejoras en la renta de personas físicas y jurídicas a través de reducciones en sus cuotas tributarias. Y, por tanto, conllevan una minoración de la recaudación tributaria”.

Por este motivo, el Gobierno insiste en la necesidad de “conocer su efectividad resulta crucial para poder diseñar un sistema tributario que alcance sus objetivos de manera óptima”, y revisará un total de 13 beneficios fiscales cuyo impacto en el gasto público asciende a 57.187 millones de euros. Estos son los incentivos que se van a revisar y el importe que suponen para las arcas públicas, según los cálculos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que será el organismo encargado de hacer esta ‘auditoría’:

Beneficio fiscalImpuestoGasto (millones €)
Reducción por rendimientos del trabajoIRPF2.575
Reducción por arrendamiento de vivienda (propietario) y deducción por alquiler (inquilino)IRPF1.080
Reducción por aportaciones a sistemas de previsión socialIRPF1.630
Tributación conjuntaIRPF2.140
Deducciones por donativosIRPF500
Deducciones de carácter social (maternidad, familia numerosa, discapacidad)IRPF4.800
Incentivos a la I+D+iSociedades355
Tipos reducidosSociedades395
DonacionesSociedades127
Tipos reducidosIVA25.600
Exenciones sociales del artículo 20 de la LIVA: sanidad y educaciónIVA9.010
Exención de los servicios financierosIVA7.040
Tipos reducidos en el Impuesto de Hidrocarburos (gasóleo y gasolina)Imp. Especiales1.935
TOTAL57.187

Como se aprecia en la tabla, además de las deducciones por maternidad, familias numerosas, discapacidad, aportaciones a sistemas de previsión social o donativos, uno de los incentivos que está bajo la lupa del Gobierno es la reducción por el alquiler de una vivienda que actualmente pueden aplicarse en la declaración de la renta tanto arrendadores como inquilinos, cuyo impacto en el gasto social es de 1.080 millones de euros. Y es que, aunque estaba previsto que se llevara a cabo un proceso de revisión del gasto público en materia de beneficios fiscales (incluidos los relacionados con la vivienda), lo que no estaba claro era qué tipo de incentivos iban a revisarse. 

Recordemos que el arrendamiento de una vivienda tiene diferentes reducciones, siempre y cuando se cumplan unos criterios, y que el importe varía dependiendo de la CCAA en la que se ubique la casa.

El inquilino, por ejemplo, tiene a su alcance una deducción autonómica en casi todas las regiones (están destinadas principalmente a jóvenes, discapacitados o mayores con determinada renta), además de la deducción estatal siempre que su contrato de arrendamiento sea anterior al 1 de enero de 2015 (a partir de dicha fecha se eliminó), que consiste en un 10,05% las cantidades pagadas en el ejercicio fiscal, siempre que la base imponible del contribuyente sea inferior a 24.020 euros. [Calcula aquí cuánto te puedes desgravar]

En el caso del arrendador, la reducción es del 60%, y se calcula sobre el rendimiento neto positivo que haya obtenido por el alquiler de la casa (para ello, debe deducir a los ingresos obtenidos los gastos relacionados con el inmueble alquilado o hayan sido necesarios para obtener los ingresos). El benficio fiscal está reservado al arrendamiento de una vivienda habitual. [Más información sobre gastos deducibles y cómo no perder la reducción]

Más presión fiscal

El Ejecutivo de Pedro Sánchez confía en la mejora económica y en subidas de impuestos como fórmula para aumentar los ingresos públicos. De hecho, en el Programa de Estabilidad recalca que “la ratio Ingresos/PIB aumenta desde el 38,9% en 2018 hasta el 40,7% en 2022. Este incremento paulatino del peso de los ingresos públicos sobre el PIB responde tanto a la favorable evolución de la economía, que impulsa el crecimiento de las bases imponibles y la recaudación, como a la estrategia del Ejecutivo de incrementar la recaudación agregada con el objetivo de ir acercando los niveles de tributación de España a la media de los países de nuestro entorno”.

El objetivo, insiste el documento, “es que quienes disponen de mayor riqueza contribuyan de forma equitativa en un modelo fiscal progresivo, donde cada uno aporte en función su capacidad y reciba en función de su necesidad, preservando a la clase media y trabajadora, que es la que ha soportado con su esfuerzo los momentos más duros de la crisis”.

Por ejemplo, y en lo que a subidas de impuestos se refiere, el Gobierno eleva la presión fiscal desde el 35,1% actual hasta el 37,3% en 2022, aunque solo detalla las alzas que ya estaban contempladas en los Presupuestos Generales de 2019, como la limitación de las exenciones en el Impuesto de Sociedades, el incremento del IRPF para las rentas altas, el incremento del Impuesto de Patrimonio, la creación del tributo a las transacciones financieras y a determinados servicios digitales, o las nuevas medidas de lucha contra el fraude fiscal. Entre todas las subidas previstas, el Gobierno prevé ingresar unos 5.654 millones de euros adicionales.

El COMENTARIO de @CatSeguros By ©® Niklauss

Ya decíamos hace unos días que los recursos del Gobierno para hacer frente a las subidas en determinadas ventajas sociales, prometidas por Pedro Sánchez (@sanchezcastejon) en la campaña electoral nacional, iban a tener que salir de algún sitio.

Sea cual sea el partido político que gobierne, al final, el Gobierno de España (como cualquier gobierno de cualquier país) está “sometido” a los dictados de los “Organismo Internacionales”.

Dicho de otra forma, los Gobiernos “ya no gobiernan” puesto que han sido establecido otros gobiernos supra-nacionales, por encima de nuestros “gobiernos nacionales (locales)” que son los que les mandan lo que deben de hacer.

Es ésta una de las consecuencias de la #Globalización.

@CatSeguros le propone…:

Pocas formas nos dejan ya los gobiernos, sus leyes y la convivencia en sociedad para poder reducir nuestro “gastos” en pro de uns impuestos que, en principio, deben ser utilizados pa la mejora global del conjunto de la sociedad.

Una de esas formas es apostar por ahorrar en Planes de Pensiones.

Consulta y solicita nuestra asesoría SIN COMPROMISO pulsando el siguiente enlace:

PLANES DE PENSIONES

ELECCIONES 26M – EUROPEAS: Europa apunta ya hacia un ejército común. @el_pais #Elecciones26Mayo #Ejercito #Econoia #Finanzas #Politica #Noticias @CatSeguros #CatSegurosNoticias


El proyecto militar se ha convertido en la próxima frontera del proceso de integración de la Unión Europea. La política de seguridad será clave para la próxima Comisión

La NOTICIA (Enlace al artículo original).

Bruselas 12 MAY 2019 - 19:28 CEST

La creación de un ejército común se ha convertido en la próxima frontera del proceso de integración europea, una iniciativa con una carga política y simbólica tan formidable como la del nacimiento del euro, la supresión de los controles fronterizos o el establecimiento del mercado único.

Funcionarios y diplomáticos se devanan ya los sesos en Bruselas para dar con la terminología más adecuada para el nuevo proyecto, asustados por la tremenda repercusión política, interna e internacional, de un término como “ejército europeo”.

Pero se llame como se llame, nadie duda de que el desarrollo de una política europea de defensa será el eje principal de la próxima Comisión Europea (2019-2024) y del Parlamento Europeo que surja de las urnas el próximo 26 de mayo. “Debemos tener grandes ambiciones”, repite desde el inicio de la precampaña electoral el alemán Manfred Weber, candidato del Partido Popular Europeo (PPE) para suceder a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea.

Europa apunta ya hacia un ejército común
Fuente: SIPRL – EL PAIS

Weber no alberga ninguna duda sobre la necesidad de completar la integración europea con un traje de campaña que hasta ahora se reservaba para los ejércitos nacionales. “Que no vuelva a haber una guerra en Europa es una idea fundamental. Hoy es impensable. Pero con un ejército europeo común sería definitivamente impensable”, señaló Weber durante un reciente debate con los aspirantes de otros partidos a presidir la Comisión.

La iniciativa cuenta con el apoyo sin ambages de Alemania y Francia, que sin esperar al resto de socios lanzaron en 2017 un proyecto común tan significativo y ambicioso como el Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS, por sus siglas en inglés), llamado a sustituir los dos aviones de combate que compiten ahora en Europa (el Eurofighter y el francés Raffale).

El efecto arrastre ya se ha producido y España se incorporaba al proyecto en febrero de este año “en igualdad de condiciones que Alemania y Francia”, según aseguró la ministra de Defensa, Margarita Robles, al firmar en Bruselas la Carta de Intenciones de adhesión al plan junto a sus homólogas francesa, Florence Parly, y alemana, Ursula von der Leyen. Bélgica también está lista para participar.

El liderazgo industrial francoalemán, sin embargo, inquieta en Italia o España, donde empresas tecnológicas como Indra temen verse excluidas de la parte con mayor valor añadido de los proyectos para crear un avión (FCAS) o un tanque (MGCS, en inglés) comunes.

La integración también levanta suspicacias políticas en países atlantistas como Holanda o el Reino Unido. Las trabas británicas a una defensa común parecían a punto de desaparecer con su salida de la UE. Pero el Brexit interruptus ha mantenido la incógnita sobre la capacidad de Londres para obstaculizar los avances. Y, en cualquier caso, la necesidad europea de seguir contando en el futuro con la capacidad militar del Reino Unido mantendrá la sombra de ese país sobre las iniciativas de integración.

La militarización de la UE tampoco suscita unanimidad entre las familias políticas. El entusiasmo de los populares o de los liberales contrasta con la frialdad de los socialistas. “No quieren una política fiscal común pero sí un ejército, eso es contradictorio”, acusa el candidato socialista Frans Timmermans. Y el rechazo es frontal entre los Verdes, un partido que, en función de los resultados, podría resultar imprescindible para conformar una mayoría parlamentaria proeuropea. “Me gustan los grandes sueños, pero si el único gran sueño europeo es un ejército…”, cuestionaba la candidata ecologista, Ska Keller, durante el primer debate entre los aspirantes a presidir la Comisión, celebrado en el Instituto Universitario Europeo en Florencia.

A pesar de las reticencias, entre ellas las de EE UU, la Comisión Europea saliente parte convencida de que ha dejado sentadas las bases para construir una Europa de la Defensa de un alcance y ambición sin precedentes en los 60 años de historia de la UE.

La aparición de amenazas híbridas y transnacionales, desde los ciberataques hasta la posible manipulación de procesos electorales, ha reforzado a los partidarios de fusionar unas políticas de defensa cuyos recursos no solo parecen insuficientes sino también poco adaptados para hacer frente a un nuevo tipo de amenazas que desborda las fronteras tradicionales.

El próximo período presupuestario de la UE (2021-2027) dotará al Fondo Europeo de Defensa con 13.000 millones de euros, destinados a potenciar la investigación y desarrollo en el terreno militar. Con la condición imprescindible para acceder a la financiación de que se trate de proyectos transnacionales en los que participen, al menos, tres empresas procedentes de tres países diferentes. 

El capítulo de defensa también drenará recursos de los fondos comunitarios para redes de transporte. En concreto, se reservarán 6.500 millones de euros durante el próximo período para infraestructuras adecuadas para facilitar la movilidad de material militar, uno de los grandes desafíos logísticos en el continente tanto para la OTAN como para los ejércitos nacionales. En total, la partida militar supondrá el 1,5% del presupuesto comunitario, según el cálculo del centro de estudios de la Comisión (el EPSC, en sus siglas en inglés). Una cantidad muy significativa si se tiene en cuenta que hasta la presente legislatura era tabú destinar un solo euro de la UE a gastos relacionados con armamento.

El objetivo, insiste la Comisión, no es gastar más en defensa sino aprovechar mejor los recursos. “Contrariamente a lo que se piensa habitualmente, Europa es el continente que más invierte en defensa después de EE UU”, recordaba el mes pasado Michel Barnier en una conferencia en la Universidad Católica de Lovaina. “Gastamos más de 200.000 milones de euros al año pero de manera fragmentada”, lamenta Barnier, que hasta asumir la negociación del Brexit fue el asesor especial para política de defensa del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker y ahora es uno de los candidatos en la sombra para sucederle.

La Comisión repite una y otra vez que Europa construye 17 tipos de tanques frente a uno de EE UU, dispone de 178 tipos de armas por 30 estadounidenses, 20 modelos de avión de combate por 6 al otro lado del Atlántico. El organismo comunitario calcula que las duplicidades suponen un desperdicio de unos 20.000 millones de euros al año. Con o sin ejército europeo, no parece que Europa pueda permitirse mucho más tiempo ese desperdicio.

UN PROYECTO APLAZADO DURANTE 70 AÑOS

Un ministro europeo de Defensa y un ejército europeo de 40 divisiones y 13.000 soldados. Con un uniforme común, un solo presupuesto y un sistema conjunto de adquisición de material y armamento. El plan data de 1950 y estuvo a punto de hacerse realidad, tras dos años de negociación, con la firma del Tratado para el establecimiento de una Comunidad Europea de la Defensa, suscrito por Alemania, Francia, Italia y los países del Benelux. El plan encalló, sin embargo, en Francia, país que lo había impulsado y que nunca llegó a ratificar el Tratado. Y la comunitarización de la defensa se arrumbó durante décadas hasta que fue desempolvada por el actual presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. La iniciativa de Juncker hace ya soñar a los más federalistas con un histórico salto hacia los objetivos abandonados en 1954. “Un ejército de 20.000 personas en 2024, hagámoslo”, alienta Guy Verhofstadt, líder del grupo Liberal en el Parlamento Europeo. 

La FUENTE y su Comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 1:26 p. m. on dom., may. 12, 2019:
EUR necesita un ejército para … ¿luchar contra los marcianos? ¿No hay en EUR nada mejor en que gastar los impuestos que pagan sus ciudadanas/os? Los políticos, ¿no se dan cuenta de que la III GM es imposible? https://t.co/E880FBhmHJ
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1127535443753488384?s=09)

Nuestro Comentarista y su Comentario.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 7:58 p. m. on lun., may. 13, 2019:
EE.UU. también “nació” de forma parecida:
1° Guerra Civil.
2° Unificación de estados y reparto geográfico.
3° Creación de ejército único. 

La U.E., en ausencia de Guerra Civil, ha sufrido más de 1 década de crisis con consecuencias financieras similares a una post-guerra.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1127996641473114113?s=09)

@CatSeguros para empresas en estos nuevos tiempos:

El ahorro de los hogares en España se hunde y es ya un 60% más bajo que en Europa. @elconfidencial #Ahorro #Sociedad #Economia #Finanzas #Seguros #Hipotecas #Deuda #DeudaPublica #DeudaPrivada @CatSeguros #Noticias #CatSegurosInforma


La tasa de ahorro se ha hundido por debajo del nivel que provocó la crisis. El consumo y la inversión en vivienda ya superan la renta total de las familias y España vuelve a aumentar su deuda


ComprasIphone20190412

Colas multitudinarias en Madrid para comprar un iPhone X. (EFE)

La NOTICIA (Enlace directo al artículo original).

España es uno de los países que mejor han soportado la desaceleración económica de los últimos trimestres. Sorprendentemente, el parón de Europa no ha pasado factura a España. La fortaleza del país no tiene ningún truco, sino que responde al buen comportamiento de la demanda interna, que ha contrarrestado el deterioro del sector exterior. Sin duda, se trata de una gran noticia, pero enmascara un dato peligroso: el hundimiento de la tasa de ahorro de los hogares. En 2018, la tasa de ahorro (renta menos consumo) cayó hasta el 4,9%, el segundo dato más bajo de la eurozona, solo por delante de Portugal.

ElAhorroSeHundeEnEspaña20190412

Las familias gastaron 741.000 millones de euros en 2018 en consumo e inversión en vivienda, esto es, casi 8.000 millones más que sus ingresos, como muestran los datos publicados el jueves por Eurostat. Esto significa que las familias gastan toda la renta que perciben y un poco más. Una situación que evidencia la gran confianza que tienen los ciudadanos en la evolución de la economía y que los distintos gobiernos se han encargado de incentivar para no afectar al crecimiento del país. Ocurre, por tanto, que mientras Europa está desacelerando y sus hogares empiezan a elevar el ahorro para mantener una posición financiera cómoda, en España las familias vuelven a endeudarse.


 

Si se suman el consumo y la inversión en vivienda, los hogares españoles tuvieron una necesidad de financiación equivalente al 1,09% de su renta disponible, justo lo contrario que en la eurozona, donde tuvieron una capacidad de financiación del 3,12%.

FinEtapaDeAhorrar20190412La última vez que los hogares españoles gastaron por encima de su renta fue durante la burbuja inmobiliaria. En esos años de descontrol económico, los hogares confiaban tanto en el futuro que gastaban de forma indiscriminada, lo que cebó una burbuja de deuda (y de precios) que acabó provocando la mayor crisis en casi un siglo. En esta ocasión, el gasto es diferente: antes tenía un peso muy superior la inversión en vivienda (que llegó a superar el 15%, lo que contrasta con el 6% actual), pero ahora el gasto es básicamente consumo.

La tasa de ahorro, que es el porcentaje de la renta que no se consume, ha caído hasta el 4,9% en 2018, el dato más bajo nunca registrado

 

La tasa de ahorro, que es el porcentaje de la renta que no se consume, cayó hasta el 4,9% en 2018, el dato más bajo nunca registrado. Ni siquiera durante los años de ‘orgía económica’ de la burbuja. Esto significa que los hogares gastan y, después, no tienen ningún activo que soporte sus cuentas (aunque durante la burbuja adquirieron activos sobrevalorados cuyo precio se hundió posteriormente).

Lo que muestran estos datos es que los hogares están exprimiendo cada euro nuevo de renta para elevar su consumo. Esto alimenta la demanda interna y la creación de empleo, pero este círculo virtuoso pende de un hilo muy fino. Si la confianza de los hogares se deteriora y empiezan a ahorrar, el consumo se ralentizará, de modo que se perderá el gran motor de crecimiento del PIB.

[El consumo público está ya en máximos históricos con 222.500 millones]

En muchas ocasiones, se ha comparado la escasa tasa de ahorro de España con la baja renta disponible de los hogares. Es cierto que a mayor renta, mayores posibilidades hay de ahorrar, pero la realidad muestra que la tasa de ahorro depende básicamente de la confianza de los hogares. Por ejemplo, al inicio de la crisis, se disparó el ahorro de las familias, llegando incluso a superar al de la eurozona. No tenían más renta, pero ahorraban todo lo que podían por temor al futuro. Ahora ocurre justo lo contrario, la renta de los hogares crece, pero incluso avanza más rápido su consumo e inversión.

¿Y si viene una crisis?

En el año 2008, la tasa de ahorro de los hogares había caído hasta mínimos históricos. El optimismo de las familias era total y los signos que apuntaban a una crisis eran ignorados. En buena medida, con la ayuda de los poderes públicos, que se empeñaban en trasladar que todo iba bien. Como ocurre habitualmente, la economía española lleva un ciclo retrasado respecto a los países punteros, por lo tanto, cuando estalló la crisis, el país todavía estaba en mitad de la burbuja.

En Europa, la tasa de ahorro de los hogares comenzó a repuntar a finales de 2017 y durante todo el año 2018 siguió aumentando. El resultado es que las familias de la eurozona ahorran un 12,1% de su renta, mientras que en España apenas ahorran el 4,9%, un 60% menos. Sin duda, este comportamiento de las familias europeas contribuye a la ralentización de sus economías, pero también permite a los hogares mejorar su situación financiera ante una eventual crisis futura.

En España, por el contrario, los hogares ya han dejado de desapalancarse y vuelven a aumentar su deuda. Según los últimos datos del Banco de España, correspondientes al tercer trimestre de 2018, el montante de la deuda de los hogares se sitúa en 712.900 millones de euros, 800 millones más que hace un año. Si bien el incremento del pasivo todavía es muy limitado, el cambio de tendencia muestra claramente que las familias han vuelto a tirar de crédito para mantener su nivel de vida.

FinDesapalancamiento20190412No solo eso: los hogares han tenido una importante inyección de renta procedente de transferencias del Estado que aumentan el déficit estructuralde las administraciones públicas. Por ejemplo, la subida de las pensiones o del salario de los funcionarios aumenta la renta disponible de las familias y maquilla la tasa de ahorro de los hogares. Esto significa, básicamente, que se está financiando con déficit público el incremento del consumo y la inversión de las familias. En resumen: se está financiando crecimiento presente con crecimiento futuro.

En España, solo las empresas siguen reduciendo su deuda, el resto, hogares y administraciones públicas, sigue ampliando su pasivo

En España, solo las empresas siguen reduciendo el montante de su deuda, y lo hacen a costa de limitar su inversión. El resto, hogares y administraciones públicas, sigue ampliando su pasivo. El resultado es que el conjunto del país ha vuelto a aumentar su deuda. En el último año, ha crecido en 18.800 millones de euros, según los datos del Banco de España, la mayor alza desde 2012, cuando el déficit público todavía estaba desbocado.

De esta manera, el país ha culminado ya su desapalancamiento en medio del optimismo generalizado por el crecimiento económico. Sin embargo, la duda es, ¿cuánto tiempo más durará la bonanza económica? Y, lo que es más importante, ¿volverá el ahorro antes de que la próxima crisis llegue y pille a España con un nivel de endeudamiento muy elevado?


La Fuente y su Comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:05 p. m. on sáb., abr. 06, 2019:
Más recurso al crédito + Menos ahorro = https://t.co/NTQYJ7BBhI
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1114620254964072449?s=09)


El Comentario de nuestro Comentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 11:55 p. m. on dom., abr. 07, 2019:
Bueno, …, ese 10% d la población (q tiene en su poder el 80% d la riqueza mundial) tienen la llave para salir d esta “coyuntura”.
Hay dos direcciones:
1- Fracasar y repetir la historia humana d siempre.
2- Evolucionar como especie a algo mucho más amplio para lo q fue creada.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1115010340239048704?s=09)


El CONSEJO de @CatSeguros.

Cuanto antes empieces tu propio ahorro, a modo de apoyo a tu propia pensión futura, al estilo “austríaco”, en mejores condiciones financieras llegarás a tu jubilación. Si quieres aprovechar los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2


 

Cambiar o morir: llegan las empresas mutantes. Las compañías buscan acomodarse al modelo que impone el avance tecnológico entrando en negocios ajenos a su actividad principal. @elpais_economia #Tecnologia #AvanceTecnologico #Noticias #Economia #Finanzas #NegociosTradicionales @CatSeguros #CatSegurosInforma


AppleConsejeroDelegado20190411

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, presenta la plataforma de televisión de la compañía, el pasado lunes en su sede de Cupertino (California).   MICHAEL SHORT (GETTY)

La Noticia (Enlace al artículo original).

“Aprende a curar la enfermedad que todavía no ha llegado”, recomienda un proverbio chino. Motivos del ciclo económico, razones estratégicas y algo tan humano como el miedo moldean el mapamundi del capital. Años de crisis han cincelado las cuentas de resultados y los errores se marcan a fuego: Kodak tenía 64.000 empleados y facturaba más de 13.000 millones de dólares en 2003; ahora no llega a los 1.600 millones de ingresos porque no supo ver que su negocio se agotaba. La Gran Depresión forzó el movimiento de las placas tectónicas de las corporaciones, los grupos se extendieron a otros territorios, huyeron de débiles mercados locales. Pero hasta el infinito tiene un límite, y ahora la mutación ya no es (solo) territorial, es del propio negocio: vender lo sobrante y entregarse a ensayar el futuro. Apple lo ha hecho esta semana con el anuncio de su incursión en el mundo de la televisión y de las tarjetas de crédito porque no confía en que sus ventas de móviles vayan a sostener la compañía.

En la estela, las petroleras abrazan las energías limpias, la banca deja de manosear billetes y explota los servicios, las fábricas de automóviles ensayan fórmulas para que los coches no se compren y las operadoras telefónicas hasta se atreven a dar préstamos personales. “Recuerdo que en unas Navidades se disparó el uso de los mensajes de texto (SMS). Yo estaba tan contento, pero la alegría me duró solo cuatro años”, contaba el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, a los atentos alumnos de una escuela de negocios hace algún tiempo. “Fue hasta que unos jóvenes decidieron que los SMS eran aburridos e inventaron WhatsApp”. Las compañías telefónicas llegaron a ingresar 1.743 millones de euros al año en España por aquellos envíos que parecen un eco lejano del pasado y ahora corren gratis por las aplicaciones.

Muchas de las transformaciones tienen su principio y fin en el ordenador que todo el mundo lleva en el bolsillo. Al teléfono fijo le costó 75 años alcanzar los 100 millones de usuarios; al móvil, solo 16. Y el ritmo se acelera. “Muchas compañías se encuentran con que lo que ha sido su negocio principal pierde relevancia cuando el mundo empieza a descansar en lo virtual”, define Víctor Molero, responsable académico de ISDI y profesor en la Universidad Complutense. Entonces surge la gran pregunta: “¿Qué hago, cierro el chiringuito y me voy a casa a llorar, o me pregunto qué tengo de valor?”. Aparece entonces la palabra de seis sílabas “diversificación” con la promesa de rescatar los balances. Puede ser una diversificación cercana, de negocios parecidos, de productos a los que añadir más y más capas, o una ruptura con todo lo anterior. Esa última apuesta más arriesgada solo se la permiten las grandes empresas a golpe de talonario. La de la mencionada Apple se basa en tres nuevas plataformas de suscripción: contenidos audiovisuales, videojuegos y noticias. El grupo de la manzana se bate contra Netflix, Hulu o Amazon desde Apple TV. Google también ha dado su zarpazo este mes en el negocio de los videojuegos con Stadia, y Disney ha completado la compra de Fox para desafiar a las plataformas de cine. Eso ha ocurrido en apenas tres semanas.

Cambiar o morir: llegan las empresas mutantes

Evolución gradual

A este lado del océano se libran otras guerras similares. La de Repsol, que ya no se define como una petrolera, quizá sea un caso paradigmático. Ramón Álvarez-Pedrosa, director de relación con los inversores, reconoce que la electrificación del transporte es su luz al final del túnel. “Podemos discutir su velocidad, pero al final estamos hablando de que se demandará esa energía”. Pero no puede ser un cambio radical. El negocio tradicional de refino, química y comercialización de combustibles fósiles va a seguir siendo central en la compañía en los próximos 10 o 15 años, quizá más. Sin embargo, en su plan de crecimiento han consignado 2.500 millones en tres años para construir una línea de negocio de bajas emisiones que tiene tres patas: comercialización de gas y electricidad; venta de gas al por mayor y lograr una capacidad de producción eléctrica equivalente al 30% de la energía que comercializan. Desde que compraron los activos de generación y comercialización de Viesgo han alcanzado los 810.000 clientes de luz y gas. Su objetivo son los 2,5 millones de clientes en 2025, con una cuota de mercado superior al 5%. Además, la compañía está en 130 proyectos a los que dedica el trabajo de 900 personas y 145 millones de euros para explorar nuevas fórmulas de negocio, incluido el alquiler de coches eléctricos.


La Fuente y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 9:19 a. m. on dom., mar. 31, 2019:
Ya es el nuevo modelo en la Tercera Fase: concentración vertical y horizontal y creación de corporaciones megamonstruos, o ser una microhormiga ultraespecializada. https://t.co/1OIiugKO8R
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1112253029061926917?s=09)


El Comentario de nuestro comentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 8:11 a. m. on lun., abr. 01, 2019:
Y, ¿dónde quedan las personas?

Con este modelo, lo más probable es que queden por debajo de esa hormiga; pasando a ser meras herramientas sustituibles en cualquier instante. O, lo que hasta hace un par de siglos, se llamaban “esclavos”.
Quede a interpretar… ¡eso parece!
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1112598325201645568?s=09)

El FMI rebaja las previsiones de crecimiento mundial para el 2019, pero descarta una recesión: el organismo deja en el 2,1% el aumento del PIB español este año. @diariARA #FMI #PIBespanol #CrecimientoMundial #Recesion #Economia #Finanzas #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma


FMI20190411


La Noticia (Enlace al artículo original).

El Fondo Monetario Internacional ha rebajado cuatro décimas las previsiones de crecimiento de la economía mundial para el año 2019, aunque aleja el fantasma de una recesión a corto plazo. En el informe de primavera presentado hoy durante su reunión conjunta con el Banco Mundial, el FMI anticipa que el ritmo de crecimiento para este año será del 3,3%, una caída de tres décimas respecto del 2018. Para 2020 , prevé recuperar el 3,6% del año pasado. Todo ello dentro de un marco de incertidumbre mundial determinada en gran medida por la suerte de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la definitiva resolución del Brexit, que podrían modificar a la baja las previsiones.

En este sentido, el informe del FMI advierte de las consecuencias de una escalada de la guerra de aranceles entre chinos y estadounidenses, que “reduciría las inversiones empresariales, perturbaría las cadenas de suministro y ralentizaría el crecimiento de la productividad “. Un Brexit sin acuerdo “podría tener impacto negativo más grave y más duradero en las economías del Reino Unido y la Unión Europea”, según el documento presentado este martes. En la resolución de las dos situaciones, el FMI añade otros riesgos inmediatos, como la posibilidad de ciberataques y la inestabilidad política en varias regiones del mundo; a medio plazo, las consecuencias del cambio climático.

La proyección de este organismo para las economías avanzadas es de una caída de cuatro décimas del PIB respecto al 2018. Es decir, se espera que avancen a un 1,8% en 2019 y un 1,7% en 2020 , dos y tres décimas respectivamente por sorprende de la previsión anterior. La frenada es especialmente acusada en la zona euro, donde la estimación para el 2019 es de un 1,3% -cinco décimas por debajo del año pasado y seis menos que en el anterior informe del FMI- y del 1,5% para 2020.

Entre las causas de la ralentización, el informe señala Alemania, Italia y Francia, con factores importantes como el bajo consumo doméstico alemán, la elevada deuda pública italiana o el “impacto negativo de las protestas en las calles” de Francia. El crecimiento de la economía española no varía prácticamente respecto al anterior previsión y se mantiene en la media de proyección europea, con una caída de cuatro décimas para 2019, que dejaría España a un ritmo del 2,1% y con un ligera ralentización para 2020, por la caída de dos décimas. También prevé una reducción de la tasa de desempleo, que se situaría cerca del 14%.

En el caso de Estados Unidos, la proyección apunta a una desaceleración de su economía, que crecería un 2,3% en 2019 y un 1,9% en 2020, consecuencia, según el FMI, del impacto del cierre parcial del gobierno a principios de año y de “un menor gasto fiscal de la anticipada previamente”, con una balanza comercial negativa que continuará ampliándose con el aumento del consumo interno y de las importaciones.

Para el grupo de economías emergentes y en vías de desarrollo, el FMI anticipa que en 2019 se producirá un retroceso de una décima respecto al año pasado, lo que deja el crecimiento en un 4,4%, reflejo de una pujanza más baja de la economía china y la recesión de Turquía, aunque se espera una mejora en los dos países que impulsaría cuatro décimas la proyección para 2020. Con un ritmo más lento de lo previsto por el informe anterior, India sigue liderando el crecimiento en este grupo de países a un ritmo estimado del 7,3% en 2019 y del 7,5% en 2020.

En América Latina, las perspectivas de crecimiento auguran buenas noticias para Brasil de Jair Bolsonaro (del 1,1% en 2018 al 2,5% en 2020), mientras que detectan un frenazo de la economía mexicana bajo la presidencia de Andrés Manuel López Obrador. Lejos, eso sí, de los niveles de Venezuela, donde la economía se desplomaría un 25% durante este año.


La Fuente y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 1:25 p. m. on mié., abr. 10, 2019:
Crecimiento insuficiente, exceso de oferta, subempleo, caída en la demanda de trabajo, salarios reales a la baja, pobreza creciente, desigualdad en alza, … Se usan las mismas palabras para decir cosas distintas. Es la Tercera Fase. La Nueva Normalidad.  https://t.co/mkoSRNFgCA
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1115938900843925504?s=09)


Nuestro comentarista y sus comentarios.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 10:54 a. m. on jue., abr. 11, 2019:
Lamentable; sin embargo, esa es la realidad; tanto para quien quiera verla, como para quien quiera seguir con la venda en los ojos.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1116263345735254016?s=09)

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 10:57 a. m. on jue., abr. 11, 2019:
Ah, y más lamentable, si cabe, que sean tan pocas las personalidades públicas que, como Ud, así lo reconozcan públicamente.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1116264022645575681?s=09)


El Comentario de @CatSeguros By ©® LNC.

En esta ocasión ilustraremos estas noticias y comentarios con aportaciones que ya hemos realizado días y semanas atrás:


El CONSEJO de @CatSeguros.

Cuanto antes empieces tu propio ahorro, a modo de apoyo a tu propia pensión futura, al estilo “austríaco”, en mejores condiciones financieras llegarás a tu jubilación. Si quieres aprovechar los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2


 

Europa rescata el gasto público para espolear su maltrecha economía. @publico_es #GastoPublico #Crecimiento #Economia #Finanzas #Ahorro #Politica #Jubilacion #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma #BCE #FMI


Alemania acude a los estímulos fiscales, al veto que instauró a los socios periféricos del euro, ante la debilidad de su industria y su merma exportadora. El mercado aplaude una medida que contrarrestaría el escaso margen de maniobra del Banco Central Europeo (BCE) para aplicar más madera monetaria. Un debate -ajuste o austericidio-, que ha arraigado en España a colación de los viernes sociales -o electorales- del Consejo de Ministros.


BCEVentana20190410

El reflejo de una ventana del Banco Central Europeo. / REUTERS

La Noticia (Enlace al artículo orginal).

El bloque monetario europeo se asoma ahora a otro horizonte. Una pérdida de actividad clásica, aunque de un ciclo de negocios que ha ido siempre al ralentí y al calor de la estimulación fiscal y monetaria, pero a la que se han incorporado notables riesgos geoestratégicos. Desde el proteccionismo comercial hasta el difícil divorcio del brexit. Con escaso arsenal financiero por parte del Banco Central Europeo (BCE). Razón por la que el mercado defiende la aplicación de medidas de gasto público.

Morgan Stanley, por ejemplo, apoya recetas iniciales de impulso equivalentes a seis décimas del PIB alemán. No en vano, la eurozona dispone del mayor acopio presupuestario de la última década, aseguran sus expertos, que aconsejan a Berlín que inyecte este ahorro en la economía en 2019. El servicio de estudios de Barclays se une a esta petición y destaca la reactivación que podría producirse en Francia con las rebajas tributarias logradas por los chalecos amarillos para reactivar a la industria manufacturera y a los transportistas autónomos en una coyuntura que igualmente se precipita al estancamiento.

“Por primera vez en mucho tiempo, los socios del euro tienen un colchón presupuestario de la suficiente dimensión como para incentivar el crecimiento”, dice Daniele Antonucci, economista jefe de Morgan Stanley. “Cuando se logren filtrar los estímulos en las economías del área, se verán de inmediato sus efectos sobre el PIB”. Esta vuelta al recetario keynesiano ha encontrado el respaldo del BCE, que ha recomendado en las últimas fechas a los gobiernos “una reacción inmediata” ante el “desánimo” mostrado por todas las economías del euro en el último tramo de 2018 y el primer trimestre de este ejercicio; su forma de trasladar la piedra al tejado de los políticos. Pero también el de la OCDE y el FMI. Todos ellos, al igual que la Comisión Europea, han recortado la actividad de la zona del euro al entorno del 1% este año.


24/01/2019-  Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. / REUTERS

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. / REUTERS

Tiempos de esfuerzos expansionistas

Quizás una de las voces más contundentes en favor de otra oleada de estímulos económicos haya sido Benoit Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del FMI, para quien la política fiscal del euro “tiene un balón de oxígeno idóneo para emprender un esfuerzo expansionista” del mismo modo que, en paralelo, los socios monetarios están en disposición de iniciar esfuerzos inversores en áreas dirigidas a impulsar la productividad; en referencia a los avances en la digitalización de las empresas.

Christine Lagarde, la directora gerente del organismo, incidió esta semana en que era necesaria la adopción en Europa de políticas “equilibradas” que refuercen sus economías. No lo decía al azar. Los últimos datos de actividad en Francia constatan que la caída continúa y en Alemania su industria manufacturera descendía a su nivel más bajo en seis años. Para Lagarde la reanimación económica devolvería la confianza empresarial a Alemania y, por ende, al resto de la unión monetaria. “Lo ideal sería hacer los esfuerzos económicos y monetarios de forma coordinada”, recomienda Gilles Moec, de Merrill Lynch. Y, por supuesto, sin la falta de armonía presupuestaria de la que está haciendo gala la Administración Trump, cuyos esfuerzos fiscales se dirigen mayoritariamente al gasto militar mientras retroceden los ingresos impositivos, explica. Pero Europa “debe mejorar también su trabajo de homogeneización y sincronización”. Entre otras cuestiones, porque países como Italia o Bélgica mantienen deudas del 130% del PIB y España roza un volumen similar al de su economía. Natascha Gewaltig, de Action Economics, anticipa que, en todo caso, cualquier plan de estímulo, colectivo o individual, en la zona del euro no será considerable. “Los márgenes de maniobra son modestos, pero deben aprovecharse porque la debilidad es manifiesta”.

El Gobierno alemán ha priorizado el gasto público en infraestructuras, educación, vivienda y en la carrera hacia la digitalización. Serán los destinos esenciales de los 150.000 millones de euros que Olaf Scholz, el primer político socialdemócrata al frente de Finanzas desde la era del canciller Gerhard Schröder, ya ha destinado en los próximos cuatro años al impulso de una economía que se contrajo en los meses de verano por el deterioro de su industria y su sector exportador, y que ha dado sus primeros frutos. Porque la construcción ha vuelto a crecer por encima del 3% en el último tramo de 2018. También ha contribuido a que la locomotora europea sorteara la recesión con un mínimo crecimiento de una décima, las rebajas en las cotizaciones sociales, medida que Schröder implantó en el ecuador de su mandato y que, en 2003, facilitó el despegue del actual ciclo de negocios alemán, surgido tras sus números rojos por la crisis de las punto.com.

Se trata de una medida anticíclica, resume el execonomista del FMI Stephen Jen, quien además resalta que la deuda germana está por debajo del 60%, el límite fijado por la unión monetaria, por vez primera desde 2002. En declaraciones a Bloomberg, Jen, analista de Eurizon SLJCapital, considera que “la tendencia al estancamiento de Alemania es bastante probable, si persiste el enfriamiento de la industria, aunque sin entrar en recesión”. A no ser que la parálisis del sector manufacturero y, en especial, el de la rama del automóvil, se torne estructural, lo que obligaría a que el desembolso adicional del gasto deba superar el 0,4% que Scholz tiene reservado para este ejercicio. En sintonía con el 0,6% que proponen los expertos de Morgan Stanley. Además de forjar un sólido consenso entre las tres administraciones. “Para resolver el parón, se deben establecer mejores cauces de actuación entre autoridades federales, estatales y locales, dentro de un programa de estímulo cíclico que preste soluciones a frenos sistémicos de la economía”, como los avances en digitalización industrial, alerta Claus Michelsen, del Instituto Alemán de Investigación Económica. Sobre todo, si es una demanda de la propia industria. Porque Daimler, BMW y Volkswagen, han comprometido 45.000 millones de euros a las inversiones tecnológicas para la fabricación de vehículos eléctricos en los próximos tres años, según un informe de VDA, la patronal del sector.

Debilidad alemana más extrema

El segmento manufacturero alemán está en recesión. Con las fábricas reduciendo empleos. “Es claramente una caída drástica de actividad”, coinciden en reconocer sindicatos y empresarios, que se ha trasladado al resto de las grandes economías del euro. Salvo, de momento, España, el PMI, el índice de capacidad de compra de la industria en Europa, que revela Eurostat, constata que la contracción de pedidos es peor de la estimación inicial y que, en países como Italia, ya ha elevado, en seis décimas, la tasa de paro. Andrew Kenningham lo resume gráficamente. El sector manufacturero, en Alemania, “está en una profunda depresión, que ya está contagiando el resto de socios monetarios; anticipamos un crecimiento de apenas ocho décimas en la zona del euro este año”, augura este analista de Capital Economics. Entre otras razones, por el descenso de la demanda desde China, en ralentización, y de mercados como Turquía, Rusia o, incluso, Suecia, prioritarios para el sector industrial de Italia o Francia, que también emiten señales de pérdida de vigor por las tensiones comerciales.

Ante este panorama, ni siquiera Alemania puede negar la realidad de Europa. Su nueva fragilidad económica. Con la salvedad de que ahora es ella la que propaga su mal endémico: parálisis del PIB con riesgo de deflación. Término maldito desde la crisis de 2008 en la zona monetaria y que el BCE ha vuelto a escribir en su último editorial de situación y que propició que el valor de la divisa y la rentabilidad de los bonos soberanos cayeran de inmediato. En especial, los de Italia, donde apuntan ahora el riesgo bancario sistémico. “Estamos ante un cambio justificado de la política económica, dado el escaso arsenal monetario del que dispone el BCE tras más de tres largos años de implantación del plan de estímulo de Mario Draghi”, se coincide en el mercado.

El llamado Quantitative Easing (QE)  compra masiva de deuda soberana y corporativa por parte de la autoridad emisora y que se ha valorado en más de 2,5 billones de euros -el doble de la economía española- ha sido clave para devolver la estabilidad a la eurozona y, en particular, a los países rescatados, los que más sacrificios de austeridad tuvieron que realizar por designación europea. En especial, por las contrapartidas dictadas por el ex titular de Finanzas germano, el socialcristiano, Wolfgang Schäuble. Detractor, además, de la decisión de Draghi e inspirador del relato de que el intervencionismo del presidente del BCE retrasaría las reformas estructurales que el euro precisaba y que, a sus ojos, exigían más reglas de ortodoxia presupuestaria. Casi en exclusiva. Porque se opuso a cualquier mutualización de los riesgos entre los socios monetarios y, por supuesto, a que haya un Tesoro, un presupuesto o un bono genuinamente europeos. Pese a las evidentes señales de la pérdida de fuelle de Alemania como el retroceso de la rentabilidad del bund a diez años por debajo de la del bono japonés, el otro gran enfermo económico mundial, inmerso en varias décadas de bajo crecimiento con nula -o negativa- inflación.

Debate intervencionista en España

En España el debate también está servido. El presidente del PP, Pablo Casado, acaba de anunciar que recurrirá ante el Constitucional los seis decretos del Ejecutivo socialista, convalidados por la Diputación Permanente del Congreso. Medidas que su partido y C’s tildan de electoralistas. Aunque Casado achaque su decisión esencial al apoyo abertzale de Bildu, también ha criticado sus facturas de gasto, que repercutirán en el próximo Ejecutivo.


11/03/2019 - La Ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y el ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz. / REUTERS

La Ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y el ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz. / REUTERS

Entre otras normas, esta batería de decretos ley incluyen avances en igualdad en los permisos de paternidad, apoyo a los parados mayores de 52 años, un plan de contingencia ante el brexit o reformas para impulsar el alquiler. El combate dialéctico entre intervencionismo y ortodoxia presupuestaria también se juega en el seno del BCE, donde su vicepresidente, Luis de Guindos, que se benefició en su etapa de jerarca económico del Gabinete de Mariano Rajoy del QE de la institución que ahora le retribuye con uno de los sueldos más altos entre los cargos comunitarios, deberá decidir sobre dos asuntos de especial relevancia. Por un lado, la prolongación de la política de tipos próximos a cero para dar impulso a la economía del euro -receta que, hasta ahora, cuando el PIB alemán crecía, ha sido demonizada desde el Bundesbank- y, por otro, la posible reactivación de algún nuevo programa de estímulo monetario. Guindos, neoliberal convencido, tendrá que hacer examen de conciencia después de haber comprobado que la herramienta del QE provocó un efecto balsámico a sus duros recortes en el Estado de Bienestar español y evitó, a buen seguro, mayores ajustes bajo el multimillonario rescate a la banca que, por cierto, nunca devolvió los recursos. O seguir sus impulsos ortodoxos y, de paso, facilitar la crítica de Casado al intervencionismo keynesiano de Pedro Sánchez … que es al mismo tiempo, el antídoto que prepara diez años después de la crisis, la propia Alemania.


La Fuente y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 6:11 p. m. on dom., abr. 07, 2019:
¿Recuerdan el Plan E del 2008? https://t.co/crNPcM63RI
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1114923657208520704?s=09)


El Comentario de @CatSeguros By ©® LNC.

Rezan los dos últimos titulares de este artículo:

  • Debilidad alemana más extrema.

  • Debate intervencionista en España

La experiencia histórica que tenemos es que, cuando “Alemania respira hondo” (porque les llegan “las maduras ya que se alejaron de las verdes”), se inicia todo un proceso intervencionista sobre los países del sur de Europa porque, como dice el Refranero Español (que no el Alemán), “hay que estar a las verdes y a las maduras”.

Por tanto, desde @CatSeguros pronosticamos que “habrá intervención en España”. Lo que no sabemos es cuándo sucederá, ni con que profundidad se dará.


El CONSEJO de @CatSeguros.

Cuanto antes empieces tu propio ahorro, a modo de apoyo a tu propia pensión futura, al estilo “austríaco”, en mejores condiciones financieras llegarás a tu jubilación. Si quieres aprovechar los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2