#Meditacion 102 – MEDITACIÓN PARA LOS TIEMPOS DIFÍCILES: “IDEAS PARA REFLEXIONAR: EL CAMINO A LA LIBERACIÓN” #YoSoy #MenDisHe #ElMensajero, #ElDiscipulo y #ElHeroe #IdeasParaReflexionar #ElCaminoALaLiberacion #Miedo #MiedoPersonal #MiedoMundial #TiemposDificiles #Salud


IDEAS PARA REFLEXIONAR: 

EL CAMINO A LA LIBERACIÓN.

El ser humano es capaz de liberarse de tantas cosas que impiden de vivir feliz, de vivir una vida sostenible, en harmonía con otras personas, grupos, naciones y con la naturaleza. En términos espirituales, se define las neblinas que nublan nuestros auras individuales y grupales, que impiden la expresión de nuestra divinidad. Uno se despierta a la realidad de la “Matrix” (la falsa realidad o espejismo emocional, energético y mental) a medida que uno camina en el camino de vuelta a Dios.

Los Hindúes lo llaman la Liberación “moksha”, los Cristianos “Salvación”, “Redención” en el judaísmo, “Nirvana” en el Budismo, “Najat” en el Islam. Significa rescate o salvación; para salvar del daño; para librar del peligro; para liberarse de riesgos. Cristo dijo, “trabaja para tu propia salvación.” (Filipenses 2:12). El concepto de la liberación está presente en casi todas las religiones a su manera distintiva.

Así que, en el camino espiritual, ponemos la meta primero de liberarnos de los opuestos emocionales; de dejar de balancear entre opuestos; cómo caliente y frio, contento y triste, amor y miedo, arrogancia y falta de autoestima, introvertido y extrovertido, etc. Aprendemos control emocional y mental. Una persona sabia no tambalea en el viento. Auto-observándonos con mindfulness, y disipando los espejismos con auto-conocimiento, cultivando el amor espiritual, mezclamos los opuestos, y nos establecemos cada vez más en el Camino del Medio o Recto, o el Camino Angosto.

Así nos entregamos a la ley de dolor y sufrimiento con fe, en vez de refugiarnos en aspertame, dopamina y seratonina. Sus llamas nos purifica, convierten el plomo en oro, nos sensibiliza, nos hace comprensibles, humildes, cooperativos, amorosos y sabios. No hay otra manera. Pero la materia de la humanidad resiste a las leyes espirituales que son para el bien de nuestra consciencia: hay amor y luz espiritual debajo de cada dolor. Liberándonos de los opuestos, sufrimos menos; los realizados y santos vivos (y hay muchos ejemplos en el mundo) no sufren más.

Solo hay un camino de Liberación: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Es el Cristo en cada corazón humano que permite trascender los opuestos; no hay un “Plan B”, y nadie puede hacerlo para ti. El Hijo de Dios es la consciencia liberada de cada ser humano, y el camino. Uno llega a SER el camino afilado del medio que conduce a la voluntad del Padre, que es el propósito de la evolución, el tiempo y la voluntad divina. Contactándolo, da propósito, rumbo y sentido a nuestras vidas; individual y colectivamente. Con la meditación, accedemos al conocimiento que nos guía hacia la liberación. El raciocinio y conocimiento  que enseñan en el colegio es solo el primer paso.

De qué más podemos liberarnos? De los apegos materiales y sentimentales, del prejuicio, de ser mal pensado, crítico, de la voluntad personal y egoísta a favor del bien común, de los deseos del yo inferior para entregarnos a la visión del Yo Superior. Es un deber ahora liberarnos de consumir, del crédito, de nuestros espejismos, apegos, de lo inútil de los traga-monedas, del turismo sol-sexo-cerveza, de la comida chatarra, los aditivos químicos, de las drogas legales e ilegales, para vivir con menos, de liberarnos de un estilo de vida obsesiva-compulsiva para dar importancia a lo más esencial. Todos son analgésicos que adormecen el dolor existencial causado por nuestra rebeldía. Queremos reducir las emisiones contaminantes para limitar el calentamiento global; pero, siendo realista, el humano no es preventivo; no tomamos medidas antes de quemarnos los dedos gravemente. Nos damos cuenta que la ley de sufrimiento nos conduce a la liberación material y espiritual.

También podemos liberar nuestro tiempo de lo menos necesario (en el destino inferior de hacer-hacer) para vivir más espiritualmente, para invertir en nuestro auto-conocimiento y purificación (en el destino superior de Ser-Ser). En el camino inferior no tomamos responsabilidad; proyectamos nuestra sombra en el otro, culpamos y hacemos rabietas. En el destino superior, nos enfrentamos a nosotros mismos para poder llegar a ser más nobles y desarrollar los valores colectivos que contribuirán a un nuevo arreglo para la sociedad.

Liberando el intelecto de su prostitución a la ambición, a lo material, podemos ofrecerlo a servicio del alma, dedicando nuestras acciones para el bien común. También podemos refugiarnos en la cultura, la música y el arte en todas sus formas.…

A nivel mundial, los nuevos movimientos de desobediencia civil pacíficos y científicamente informados (Extinción Rebelión, por ejemplo) están obligando a gobiernos, corporaciones y materialistas a obedecer las leyes espirituales. Da promesa de una liberación colectiva de la dictadura política, económica, nacionalista, supremacista, religiosa, psicológica, emocional y fisica, y de la suegra del infierno. El proceso espiritual es parte de su vivencia pionera, que atrae a las mejores personas de la sociedad, a diferencia de la política.

Practicando el silencio, el sacrificio y la simplicidad, nos liberaremos de los enredos de las generaciones, espiritualizaremos nuestras vidas, y familias, (y con el tiempo las naciones) y así, cada día, aprenderemos a decir un “SI” más grande a la vida.


Ninguna persona se encuentra jamás en circunstancias insuperables, una vez que ha llegado al punto en que se ha puesto inteligentemente del lado de la evolución o de Dios. Antes de eso, ella puede ser (y será) impulsado por los vendavales de las circunstancias; la presión del karma grupal y racial lo forzará a entrar en situaciones necesarias para el proceso de despertarla a sus propias posibilidades innatas. Una vez que se convierte la persona misma en el constructor consciente, buscando controlar las fuerzas de su naturaleza inferior, y construir el Templo de Salomón, entonces ya no está sujeta a las condiciones anteriores. Se convierte en gobernante, constructor y transmisor, hasta que llega el momento en que es uno con los Ángeles solares y se completa la obra de la evolución humana.


Ian Paul Lee.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s