e-Tips de Salud nº 144 del Dr. Rothfeld: «¿Puede un Bloody Mary reducir su presión arterial?». #Salud #eTips #BloodyMary #Tomates #ZumoDeTomate #Licopeno #Actualidad #Ciencia #Medicina #Consejos #eTipsDeSalud


Image

Cedido By Copyright © 2021. Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, SL



¿Puede un Bloody Mary reducir su presión arterial?.

¿Tengo su atención?

Sería la excusa perfecta para justificar un desayuno tardío de domingo… y darse un capricho.

Lamentablemente, y a pesar de que la idea de que pudiera ser bueno para la salud tomarse un cóctel Bloody Mary, con su zumo de tomate y su vodka como ingredientes estrella, lo cierto es que no es exactamente de eso de lo que voy a hablarle.

Dejemos a un lado el vodka (que, por otro lado, podría aumentar su presión arterial) y centrémonos solo en la parte “bloody” (“sangriento” en inglés). Es decir: en el zumo de tomate.

Este cóctel clásico tiene un secreto.

En un estudio japonés, a casi 500 hombres y mujeres se les dio todo el zumo de tomate sin sal que quisieron. El objetivo final era determinar si el zumo de tomate podía reducir su presión arterial. Como unos niveles altos de sal pueden aumentarla, la excluyeron.

Aunque los participantes podían beber tanto zumo como quisieran, solo bebían una botella (200 ml) al día.

Al final del año:

– Los niveles de presión arterial sistólica (presión máxima) de los participantes hipertensos (con una presión arterial alta) se redujeron más de 5 mmHg de media (alrededor del 3 por ciento).

– El número de participantes con signos de prehipertensión se redujo casi un 40%.

Todo ello sin hacer nada más que beber unos 200 ml de zumo de tomate sin sal al día. Algo muy fácil de hacer.

Y ya que estamos, hay una forma de sacar aún más provecho de este truco del tomate.

Algo incluso mejor que el zumo de tomate.

Recuerde que el tomate es una fruta, no una verdura, y que como tal, está lleno de azúcar.

De hecho, el zumo de tomate utilizado en el estudio contenía 7 gramos de azúcar. Tendría que comer 4,5 tazas de brócoli para ingerir la misma cantidad de azúcar, o lo que es lo mismo, casi cinco veces más cantidad.

Es más, al hacer el zumo se concentran los azúcares y se elimina toda la fibra (que, de lo contrario, contribuiría a evitar que el nivel de azúcar en sangre aumentara).

Así que lo mejor es comer la fruta entera.
Si desea seguir los pasos de este estudio, empezar con un tomate de tamaño medio al día es una gran idea.

Otra forma de hacerlo es tomando un complemento nutricional de licopeno. Después de todo, se cree que el licopeno es el secreto del tomate para reducir la presión arterial.

Los estudios indican que debería ingerir más de 12 mg al día para obtener los mejores resultados.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-3.png


Pregúntanos todas tus dudas y solicítanos Oferta de tu Seguro de SALUD.

 (Ofertas SIN COMPROMISO y SIN COSTE)


e-Tips de Salud nº 142 del Dr. Rothfeld: «¿Le ha dicho esto su médico sobre la hipertensión?». #Salud #eTips #Licopeno #Hipertension #ZumoDeTomate #SinSal #Actualidad #Ciencia #Medicina #Consejos #eTipsDeSalud


Image

Cedido By Copyright © 2021. Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, SL



¿Le ha dicho esto su médico sobre la hipertensión?.

Verá, hay un riesgo de hipertensión arterial increíblemente grave del que quizá su médico ni siquiera le haya advertido.

Descubra QUÉ es este riesgo y CÓMO superarlo.

¿Tiene este riesgo de hipertensión?.

Un nuevo estudio publicado en la revista Circulation ha confirmado que si tiene la presión arterial alta mientras duerme, es más probable que sufra una enfermedad cardíaca en el futuro.

Los investigadores recopilaron datos de 6.359 adultos en Japón durante ocho años.

Todos los pacientes tenían al menos un factor de riesgo de enfermedad cardíaca, pero ninguno de ellos tenía síntomas cuando comenzó el estudio.

Cada participante registró sus mediciones de presión arterial tanto durante el día como durante la noche utilizando un monitor portátil en sus propias casas.

En total, los participantes experimentaron:

  • 306 eventos cardiovasculares.

  • 119 accidentes cerebrovasculares o ictus.

  • 99 diagnósticos de enfermedad de las arterias coronarias.

  • 88 diagnósticos de insuficiencia cardíaca.

Según los expertos, aquellos con lecturas de presión arterial sistólica nocturna de 20 mmHg por encima de su lectura sistólica diurna tenían un riesgo significativamente mayor de enfermedad cardiovascular arterioesclerótica e insuficiencia cardíaca.

Y lo que es peor, los participantes con un patrón circadiano anormal, que ocurre cuando la presión arterial durante el sueño excede a la del horario diurno, tenían mayor riesgo de sufrir infarto de miocardio o ictus.

¡Esto es algo aterrador, amigo mío!

Este estudio confirma que se puede dividir a los hipertensos en dos grandes grupos, los “dipper”, que son aquellos en los que la presión arterial baja más de un 10% durante la noche, y los “non-dipper”, que son los que no bajan la presión arterial durante el sueño o lo hacen en un porcentaje inferior al 10%. En los “non-dipper” la afectación visceral de la hipertensión es mucho más elevada, incrementándose el número de infartos, ictus, insuficiencia renal y retinopatía hipertensiva.

Pero puede hacer algo para protegerse: ¡Beba zumo de tomate sin sal!

En un estudio reciente, los participantes con presión arterial alta pudieron BAJAR sus niveles de presión arterial sistólica en más de 5 mmHg con solo beber una botella de zumo de tomate sin sal al día.

Y si no le gusta mucho el zumo de tomate, también puede tomar un complemento nutricional de licopeno.

Se cree que el licopeno es el secreto del tomate para reducir la presión arterial. Recomiendo tomar más de 12 mg para ver los mejores resultados.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-3.png


Pregúntanos todas tus dudas y solicítanos Oferta de tu Seguro de SALUD.

 (Ofertas SIN COMPROMISO y SIN COSTE)