e-Tips de Salud del Dr. Rothfeld: “No caiga en este engaño sobre el cáncer de próstata” #Cancer #Prostata #CancerDeProstata #Salud #eTips #Actualidad #Ciencia #Consejos #Mujer #Sociedad #eTipsDeSalud


Cedido By Copyright © 2020. Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, SL



Image

No caiga en este engaño sobre el cáncer de próstata.

Todavía hay algunas personas que creen que la Tierra es plana. Y que las vacunas causan autismo.

Algunos mitos nunca mueren.

Como una leyenda contra la que he estado luchando durante años.

Una teoría tonta a la que muchos han intentado dar alas y que ha impedido que millones de hombres pueda aumentar sus niveles de energía, dar un empujón a su vida sexual y perder peso en la zona de la cintura.

Bandera roja para el cáncer de próstata.

Es posible que haya llegado también hasta usted este mito: “La testosterona puede provocar cáncer de próstata”.

La corriente médica convencional predominante todavía no parece poder explicar por qué se produce el cáncer de próstata cuando los hombres envejecen y sus niveles de testosterona disminuyen.

Y, sin embargo, una nueva investigación intenta una vez más confirmar esta teoría.

En el estudio, que involucró a más de 200.000 hombres, los investigadores descubrieron que dos hormonas, recogidas en un simple análisis de sangre, son predictivas:

  • Los hombres con los niveles más altos de testosterona en la sangre tienen un 18 por ciento más de riesgo de cáncer de próstata.
  • Y aquellos con la segunda hormona, IGF-I (factor de crecimiento insulínico tipo 1), tienen un riesgo un 25 por ciento mayor.

Los expertos creen que estas hormonas son una señal de alerta para el cáncer porque estimulan el crecimiento de células en la próstata. 

Pero ahora, párese a pensar un segundo.

Si la testosterona realmente causa cáncer, ¿por qué los adolescentes no caen como moscas?

Como mencioné antes, los conceptos erróneos sobre la testosterona se remontan a estudios pequeños e incluso incompletos de la década de 1940 que probablemente no podrían haberse publicado hoy.

Personalmente he estado usando testosterona en mi propia práctica durante años para ayudar a los hombres a sentirse MÁS JOVENES y MÁS VIBRANTES.

Puede comenzar comprobando sus niveles.

Si su médico no muestra interés en esta prueba o en la terapia de reemplazo hormonal, hable con un médico holístico. Él puede determinar sus niveles hormonales y encontrar el mejor equilibrio para usted.  

Recomiendo encarecidamente la terapia hormonal biosimilar por encima de cualquier producto hormonal sintético.

Image

 


Pregúntanos todas tus dudas y solicítanos Oferta de tu Seguro.

 


 

 

e-Tips de Salud del Dr. Rothfeld: “Tire sus aspirinas a la basura ahora mismo” #Cancer #Salud #eTips #Actualidad #Ciencia #Consejos #Sociedad #eTipsDeSalud


Cedido By Copyright © 2020. Ediciones de Salud, Nutrición y Bienestar, SL



Image
¿Vino o kétchup?
¿La sangre que corre por sus venas tiende más al vino o al kétchup? ¿Fluye libremente por sus arterias como un buen Rioja o se arrastra como tomate barato?
Descubra cinco secretos que esconde su sangre para reducir el riesgo de infarto y de derrame cerebral, y cientos de consejos y estrategias de salud del Dr. Rothfeld.
Vea aquí el video

Advertencia: Deje de tomar estos medicamentos que causan cáncer.

Hoy le traigo una información que nos recuerda por qué no podemos confiar a ciegas en los medicamentos y en las grandes compañías farmacéuticas.

La compañía farmacéutica Eisai ha retirado de la venta mundial (incluida en España) su medicamento Belviq (lorcaserin), un fármaco popular para perder peso, tras una alerta lanzada por la FDA (la agencia del Gobierno de Estados Unidos responsable de la regulación de los medicamentos, entre otras funciones).

Además de ayudar a perder peso, también reducía los niveles de azúcar en la sangre, así que era fácil pensar que era bueno para la salud.

No es de extrañar que Belviq se recetara con tanta frecuencia… En un ensayo clínico en el que participaron 12.000 pacientes con obesidad, presión arterial alta, diabetes o colesterol alto, se descubrió que este medicamento para perder peso no aumentaba el riesgo de complicaciones cardíacas.

Eso convirtió a Belviq en el primer medicamento que ayudaba a las personas a perder peso sin afectar su corazón.

Pero resulta que la FDA dio la voz de alarma por un motivo impactante, que llevó a la retirada del Belviq, ya que se descubrió que aumenta el riesgo de cáncer.

La FDA emitió una advertencia respecto al fármaco en cuestión en la que aseguraba que “el riesgo de cáncer supera los beneficios”.

Y es que alrededor del 7,7 por ciento de las personas que tomaban Belviq fueron diagnosticadas de cáncer, en su mayoría de páncreas, colorrectal y pulmón. 

Y apuesto a que usted no estaría dispuesto a adelgazar a cambio de terminar sufriendo cáncer…

Lo dramático de la situación es que hasta la alerta de la FDA, Belviq era un fármaco teóricamente seguro que se recetaba tranquilamente y miles de pacientes de todo el mundo tomaban confiando en que era bueno para su salud…

La agencia del Gobierno de Estados Unidos instó a todo el mundo a que dejara de tomar Belviq y hablara con su médico para que le ofreciera un medicamento alternativo para perder peso.

Adelgazar sin correr riesgos.

Pero para mí la pregunta es: ¿realmente necesita tomar un medicamento para bajar de peso? ¿Un fármaco debe ser la primera opción? 

Es mejor buscar alternativas a los medicamentos que le alejen de los efectos secundarios y riesgos para su salud que llevan implícitos.

Hoy le mostraré cómo obtener los mismos beneficios para la pérdida de peso que se logran con Belviq (pero sin exponerse a un absurdo riesgo de cáncer).

Es tan fácil como probar un plan de alimentación como la dieta Paleo. Este tipo de dieta se centra en alimentarse con carne sin procesar, frutas y verduras y en eliminar los alimentos procesados. 

Dé una oportunidad a esta dieta durante solo 30 días y apuesto a que al final se sentirá tan bien y saludable que querrá seguir adelante. 

También debe hacer ejercicio regularmente. El ejercicio no solo le ayudará a controlar su peso, sino a hacerle sentir mejor globalmente.

Recomiendo al menos 150 minutos por semana de ejercicio moderado, que puede incluir cualquier cosa: ciclismo, natación, caminatas rápidas… Lo importante es elegir algo que le apetezca hacer para lograr mantenerlo en el tiempo y alcanzar el objetivo.

Image
 


Pregúntanos todas tus dudas y solicítanos Oferta de tu Seguro.