Ideas Retina: Una flota de drones inteligentes ya entrega el correo en China. @elpais_economia #correos @elpais_retina #Drones #Tecnologia #Empleo #Noticias @CatSeguros #Actualidad #CatSegurosInforma

La compañía alemana DHL pone en marcha un proyecto de entrega de paquetería de última milla en el país asiático que permitirá recibir envíos de hasta cinco kilos de manos de robots voladores

La NOTICIA (Enlace al artículo original).

Por un motivo u otro, la ficción ha tendido a establecer los vehículos voladores como el principal exponente del futurismo. Podemos ver un claro ejemplo en la película Blade Runner, basada en la aclamada novela de Philip K. Dick, que comienza su historia en noviembre de 2019 en un Los Ángeles que se recompone de una guerra nuclear, pero está plagado de coches que surcan el cielo. Dejando a un lado los pronósticos demasiado optimistas de la ficción sobre el avance tecnológico, lo cierto es que rara vez encontramos referencias literarias o cinematográficas a camiones voladores.

Fotograma del a película 'Blade Runner'.
Fotograma del a película ‘Blade Runner’.

Y es que la innovación dedicada al desplazamiento humano despierta más interés que aquella destinada a optimizar el transporte de mercancías. No obstante, los avances del sector logístico en esta línea no tienen nada que envidiar a los intentos de diversas compañías por liderar el mercado de los vuelos urbanos.

La compañía de paquetería DHL ha llegado a un acuerdo con EHang, una empresa de vehículos aéreos autónomos, para el reparto de última milla en zonas urbanas de China. El vuelo inaugural se produjo el pasado jueves para un cliente de la firma alemana, que de esta manera se ha convertido en la primera en ofrecer este servicio en el país asiático.


La FUENTE y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 8:11 a. m. on mié., may. 22, 2019:
Bueno, ya está: operativo, y hace tres años era mera literatura y simulaciones hechas por ordenador. Pero ya ven: toneladas de capital y poquísimo trabajo. https://t.co/z20bQZkH3Z
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1131080153797406720?s=09)


Nuestro Comentarista y su comentario.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 2:58 p. m. on mié., may. 22, 2019:
… mientras tanto, los que (siendo realistas) anunciamos la realidad del presente y de los próximos 10-15 años, hemos soportado (y, seguimos soportando) los apelativos de “conspiranoicos, locos, cenizos, anti-sistémicos, …

¡Toda clase locuaz de adjetivos peyorativos!
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1131182638964850690?s=09)


Lo que @CatSeguros te ofrece.

Seas una Pyme, una gran empresa o un individuo, los drones ya están aquí. Son un medio de transporte de objetos, de vigilancia, de ocio, … ¡tanto da!.

Lo que sí es bien cierto es que, por ser lo que son y por los usos que se les pueden dar, son elementos (máquinas) que, en situaciones imprevistas, pueden dañar a personas, animales o cosas.

Por lo tanto, es imperativo (y una exigencia legal) que lo asegures, como mínimo, contra la Responsabilidad Civil (daños a terceros).


En @CatSeguros te ofrecemos el

Seguro de Responsabilidad Civil para Drones

Solicítanos un presupuesto sin compromiso para asegurar tu dron pulsando sobre el siguiente enlace:


Anuncios

Cambiar o morir: llegan las empresas mutantes. Las compañías buscan acomodarse al modelo que impone el avance tecnológico entrando en negocios ajenos a su actividad principal. @elpais_economia #Tecnologia #AvanceTecnologico #Noticias #Economia #Finanzas #NegociosTradicionales @CatSeguros #CatSegurosInforma


AppleConsejeroDelegado20190411

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, presenta la plataforma de televisión de la compañía, el pasado lunes en su sede de Cupertino (California).   MICHAEL SHORT (GETTY)

La Noticia (Enlace al artículo original).

“Aprende a curar la enfermedad que todavía no ha llegado”, recomienda un proverbio chino. Motivos del ciclo económico, razones estratégicas y algo tan humano como el miedo moldean el mapamundi del capital. Años de crisis han cincelado las cuentas de resultados y los errores se marcan a fuego: Kodak tenía 64.000 empleados y facturaba más de 13.000 millones de dólares en 2003; ahora no llega a los 1.600 millones de ingresos porque no supo ver que su negocio se agotaba. La Gran Depresión forzó el movimiento de las placas tectónicas de las corporaciones, los grupos se extendieron a otros territorios, huyeron de débiles mercados locales. Pero hasta el infinito tiene un límite, y ahora la mutación ya no es (solo) territorial, es del propio negocio: vender lo sobrante y entregarse a ensayar el futuro. Apple lo ha hecho esta semana con el anuncio de su incursión en el mundo de la televisión y de las tarjetas de crédito porque no confía en que sus ventas de móviles vayan a sostener la compañía.

En la estela, las petroleras abrazan las energías limpias, la banca deja de manosear billetes y explota los servicios, las fábricas de automóviles ensayan fórmulas para que los coches no se compren y las operadoras telefónicas hasta se atreven a dar préstamos personales. “Recuerdo que en unas Navidades se disparó el uso de los mensajes de texto (SMS). Yo estaba tan contento, pero la alegría me duró solo cuatro años”, contaba el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, a los atentos alumnos de una escuela de negocios hace algún tiempo. “Fue hasta que unos jóvenes decidieron que los SMS eran aburridos e inventaron WhatsApp”. Las compañías telefónicas llegaron a ingresar 1.743 millones de euros al año en España por aquellos envíos que parecen un eco lejano del pasado y ahora corren gratis por las aplicaciones.

Muchas de las transformaciones tienen su principio y fin en el ordenador que todo el mundo lleva en el bolsillo. Al teléfono fijo le costó 75 años alcanzar los 100 millones de usuarios; al móvil, solo 16. Y el ritmo se acelera. “Muchas compañías se encuentran con que lo que ha sido su negocio principal pierde relevancia cuando el mundo empieza a descansar en lo virtual”, define Víctor Molero, responsable académico de ISDI y profesor en la Universidad Complutense. Entonces surge la gran pregunta: “¿Qué hago, cierro el chiringuito y me voy a casa a llorar, o me pregunto qué tengo de valor?”. Aparece entonces la palabra de seis sílabas “diversificación” con la promesa de rescatar los balances. Puede ser una diversificación cercana, de negocios parecidos, de productos a los que añadir más y más capas, o una ruptura con todo lo anterior. Esa última apuesta más arriesgada solo se la permiten las grandes empresas a golpe de talonario. La de la mencionada Apple se basa en tres nuevas plataformas de suscripción: contenidos audiovisuales, videojuegos y noticias. El grupo de la manzana se bate contra Netflix, Hulu o Amazon desde Apple TV. Google también ha dado su zarpazo este mes en el negocio de los videojuegos con Stadia, y Disney ha completado la compra de Fox para desafiar a las plataformas de cine. Eso ha ocurrido en apenas tres semanas.

Cambiar o morir: llegan las empresas mutantes

Evolución gradual

A este lado del océano se libran otras guerras similares. La de Repsol, que ya no se define como una petrolera, quizá sea un caso paradigmático. Ramón Álvarez-Pedrosa, director de relación con los inversores, reconoce que la electrificación del transporte es su luz al final del túnel. “Podemos discutir su velocidad, pero al final estamos hablando de que se demandará esa energía”. Pero no puede ser un cambio radical. El negocio tradicional de refino, química y comercialización de combustibles fósiles va a seguir siendo central en la compañía en los próximos 10 o 15 años, quizá más. Sin embargo, en su plan de crecimiento han consignado 2.500 millones en tres años para construir una línea de negocio de bajas emisiones que tiene tres patas: comercialización de gas y electricidad; venta de gas al por mayor y lograr una capacidad de producción eléctrica equivalente al 30% de la energía que comercializan. Desde que compraron los activos de generación y comercialización de Viesgo han alcanzado los 810.000 clientes de luz y gas. Su objetivo son los 2,5 millones de clientes en 2025, con una cuota de mercado superior al 5%. Además, la compañía está en 130 proyectos a los que dedica el trabajo de 900 personas y 145 millones de euros para explorar nuevas fórmulas de negocio, incluido el alquiler de coches eléctricos.


La Fuente y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 9:19 a. m. on dom., mar. 31, 2019:
Ya es el nuevo modelo en la Tercera Fase: concentración vertical y horizontal y creación de corporaciones megamonstruos, o ser una microhormiga ultraespecializada. https://t.co/1OIiugKO8R
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1112253029061926917?s=09)


El Comentario de nuestro comentarista.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 8:11 a. m. on lun., abr. 01, 2019:
Y, ¿dónde quedan las personas?

Con este modelo, lo más probable es que queden por debajo de esa hormiga; pasando a ser meras herramientas sustituibles en cualquier instante. O, lo que hasta hace un par de siglos, se llamaban “esclavos”.
Quede a interpretar… ¡eso parece!
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1112598325201645568?s=09)

El FMI rebaja la previsión de crecimiento para España y alerta del riesgo de que no baje más el paro. @elpais_economia #FMI #Paro #Crecimiento #Economia #Finanzas #Ahorro #Jubilacion #Noticias @CatSeguros #CatSegurosInforma


El Fondo Monetario Internacional prevé que la economía crezca un 2,1% en 2019 y cree que la tasa de desempleo se quedará estancada en el entorno del 14%


SeatMartorell20190410

Planta de Seat en Martorell. EL PAIS – ALBERT GARCIA

La Noticia (Enlace al artículo original).

ANTONIO MAQUEDA
Madrid 

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alerta de que la tasa de paro de España podría quedarse estancada en el entorno del 14%, según se desprende de sus proyecciones de primavera publicadas este martes. En medio de la ralentización generalizada en la zona euro, la institución solo rebaja una décima el crecimiento de la economía española para este año hasta el 2,1%, una décima menos de lo que prevén el Gobierno y el Banco de España. Y para 2020 la sitúa en el 1,9%. Con estos crecimientos, todavía por encima de los pronosticados para la media de la eurozona, cabría pensar que el desempleo bajaría más. Sin embargo, el organismo que dirige Christine Lagarde considera que ya casi se ha tocado suelo. El paro bajará del 15,3% al 14,2% este año. Pero al siguiente se quedará prácticamente igual: en el 14,1%. Después de seis años reduciendo el desempleo, la mejora se detendrá. Y, según se recoge en las tablas del FMI, permanecerá en torno a esos registros hasta 2024, cuando solo se habrá recortado hasta el 13,8%.

Estas cifras contrastan con la mayoría de las previsiones nacionales. Por ejemplo, el Banco de España espera que el paro descienda al 14,2% en 2019; al 13,2% en 2020 y al 12,3% en 2021. Y BBVA Research cree que disminuirá hasta el 13,9% en 2019 y el 12,8% en 2020. Y eso lo prevén con unas estimaciones de crecimiento muy parecidas a las del FMI.

Semejantes diferencias se deben fundamentalmente a tres razones. Por un lado, el Fondo prevé un incremento de la población en línea con la que ya ha sucedido en 2018 y con las que proyecta en los próximos años el INE. Además, el FMI cree que aumentará la tasa de participación, es decir, que más gente se pondrá a buscar un trabajo. Al haber por estos dos motivos más personas en el mercado laboral, aunque se cree empleo la tasa de paro permanecerá prácticamente estancada. Y un tercer motivo que asume el Fondo es que el paro ya se encuentra en España por debajo de su media histórica, la llamada tasa natural de desempleo. Y una vez la economía se encuentra por debajo de esa tasa, la creación de empleo tiende a ralentizarse.

El Fondo matiza, no obstante, que siempre resulta muy difícil hacer estos cálculos en una economía que ha experimentado cambios estructurales. En cualquier caso, el dato representa una seria advertencia sobre la necesidad de hacer más reformas en el mercado laboral si de verdad se quiere resolver el endémico mal del paro.

Pese a que se trata de unas previsiones globales, el FMI señala particularmente a España en varios puntos. En uno de ellos insiste en la necesidad de disciplina fiscal para poder afrontar unas hipotéticas vacas flacas: “En algunos países (Francia, Italia, España), deberían reconstruirse gradualmente colchones fiscales para evitar espirales adversas que se retroalimenten por el riesgo soberano y el bancario y para asegurar la estabilidad financiera”, sostiene la institución con sede en Washington.

Y en otro de ellos ataca de nuevo por el mercado laboral y la excesiva polarización entre trabajadores indefinidos y temporales: “En España, los esfuerzos para reducir la dualidad del mercado de trabajo apoyarían la creación de empleo e incentivarían la inversión”, reza el informe del Fondo.

Tras un discurso de la semana pasada, en una ronda de preguntas, Lagarde apuntó que los países tenían que hacer mucho más para mejorar la fuerza laboral. Aunque en muchos el desempleo estaba en mínimos, en algunos del sur de Europa seguían presentando unos niveles altísimos. E incluso podrían estar alcanzando su nivel de paro estructural, sentenció. Por ese motivo, la directora del Fondo subrayó que hay que hacer mucho más para formar a los trabajadores y prepararlos de cara a un futuro en el que, por ejemplo, la demanda de conocimientos en inteligencia artificial se disparará.

Que se llegue al nivel de paro estructural no es baladí. Significa que a partir de ahora esos países podrían estar incurriendo en algún desequilibrio macroeconómico para reducir los niveles de desempleo. En España, ahora mismo el gasto público está impulsando la economía a cambio de generar deuda. Las familias en 2018 gastaron en invirtieron por encima de lo que ingresaron por segundo año consecutivo. Y el superávit con el exterior se ha deteriorado con suma velocidad. Este es necesario para poder recortar la elevada deuda externa y es un termómetro de si se está alimentando otra burbuja. De momento, no hay problemas en tanto que gracias a los excedentes de las empresas continúa en un holgado 1,5% del PIB, unos 17.600 millones. Y el FMI prevé que se mantenga en el 0,8% del PIB en los próximos años. Es decir, según sus previsiones, la economía española no incurrirá en mayores desequilibrios externos pero tampoco bajará el paro. Es más, elogia a España porque prevé que rebaje significativamente la deuda externa neta, una de las mayores del mundo.

“Se espera que un grupo de países deudores de la zona euro, incluyendo Italia y España, mejoren su posición deudora neta con el exterior en más de 25 puntos básicos de PIB en su conjunto. Para 2024, su saldo de endeudamiento neto rondaría el 32% de su PIB, la mitad que una década antes”, dice. Una vez se restan los activos que tiene España en el exterior, la deuda externa se situó al cierre de 2018 en el 77% del PIB, bastante por debajo de los máximos que se registraron en junio de 2014 al rozar el 100% del PIB.

EL FONDO PIDE MAYOR GASTO PÚBLICO A ALEMANIA

El Fondo ve con buenos ojos que el BCE relaje su política monetaria. Sin embargo, anima a más. Países como España, Italia o Francia disponen de poco margen presupuestario para estímulos. Pero en Alemania, donde el crecimiento ha estado ralentizándose, debería emplearse el espacio fiscal disponible para elevar la inversión pública y para rebajar la carga fiscal sobre el trabajo, argumenta el documento del Fondo.

De persistir la debilidad en la zona euro, la política monetaria podría completarse con una relajación fiscal en aquellos países con capacidad, sostiene. “Una respuesta fiscal sincronizada, aunque apropiadamente diferenciada por países, puede reforzar el impacto en la eurozona”, remacha.


La Fuente y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 3:29 p. m. on mar., abr. 09, 2019:
¡¡¡¡La tasa natural de desempleo (un concepto vago) de ESP supera el 14%!!!! ¡Alucinante!. Ojo al razonamiento: si sube la tas a de actividad subirá el paro porque en ESP no aumentará la demanda de trabajo. Lo que si crecerá, pienso, es el subempleo.  https://t.co/fiS9jcdhQd
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1115607696193904641?s=09)


El Comentario de @CatSeguros By ©® LNC.

Las entidades financieras de control (Banco de España, BCE y FMI) ya nos tienen acostumbrados a que sus datos informativos no coincidan, a que exista disparidad de opiniones.

La última vez que hubo clara disparidad fue en la 2ª mitad de la 1ª Década del presente Siglo XXI, cuando nuestro gobiernos decían a bombo y platillo “España va Bien, somos la locomotora de Europa”.

Por aquella época “el gato se lo llevó al agua” en FMI y, tras éste, el BCE. España cayó (también) en el pozo, finalmente en 2009 hubo de ser tácitamente rescatada (con una “prima de riesgo” que se “alzaba por las nubes”) para que no corriera peligro el pago de los intereses de la Deuda Pública.

¿A quién vamos a creer ahora?

La razón nos dice que al FMI.

Y, es que …, quien más tiene es quien más sabe de lo que va a pasar; porque, entre otras cosas, es quien puede influir de forma definitiva sobre los mercados y, por consecuencia, en la economía.


El CONSEJO de @CatSeguros.

Cuanto antes empieces tu propio ahorro, a modo de apoyo a tu propia pensión futura, al estilo “austríaco”, en mejores condiciones financieras llegarás a tu jubilación. Si quieres aprovechar los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2


 

España camina hacia una sociedad de castas. La igualdad de oportunidades se queda en papel mojado. La crisis rompió el ascensor social y el origen familiar condiciona cada vez más el nivel de ingresos. @elpais_espana @elpais_economia #ElPais #Castas #Crisis #IgualdadDeOportunidades #Sociedad #Ingresos #Economia #Finanzas @CatSeguros #CatSegurosInforma


FuencarralMadrid20190326

Distrito madrileño de Fuencarral, en el barrio Virgen de Begoña, con la zona de negocios conocida como Las Cuatro Torres al fondo. JAIME VILLANUEVA / ATLAS – EL PAIS

La NOTICIA (Enlace al artículo original).

MIGUEL ÁNGEL GARCÍA VEGA (diario EL PAIS)
Madrid 

“En mis años jóvenes y vulnerables mi padre me dio un consejo sobre el que llevo recapacitando desde entonces. ‘Cuando te sientas con ganas de criticar a alguien —me dijo—, recuerda que en este mundo no todos han tenido las mismas ventajas que tú”. Las líneas iniciales de El Gran Gatsby, la obra maestra de Francis Scott Fitzgerald, escritas hace casi un siglo bajo los ecos y los destellos de la era del jazz, enseñan dos cosas: el mundo es injusto y desigual. Lo fue en los años veinte en Estados Unidos y lo es hoy en España.

El ascensor social —los mecanismos económicos y sociales que permiten a las nuevas generaciones progresar respecto a las anteriores— resulta lento y efectúa eternas paradas. Cualquier español que nazca en una familia con bajos ingresos tarda cuatro generaciones (120 años) en conseguir un nivel de renta medio. Ese es el tiempo suspendido que revela el trabajo ¿Un ascensor social roto? Cómo promover la movilidad social, elaborado por la OCDE. El lapso de tiempo en ascender de clase social en España es inferior a la media de países de esta organización —el ascensor social solo va más rápido en los países nórdicos—, pero hay señales evidentes de que la situación ha empeorado en los últimos años. Tener un buen origen familiar en términos educativos y económicos es casi una garantía de disfrutar de una mejor perspectiva laboral. La Gran Recesión demostró el axioma. “En la crisis, con una formación parecida, sufrieron más quienes procedían de un espacio socioeconómico más bajo. Y la herencia es el futuro. Si tus padres son trabajadores manuales existe un 50% de posibilidades de que tú también lo seas”, comenta Luis Ayala, profesor de Economía de la Universidad Rey Juan Carlos. El azar del nacimiento sentencia a millones de españoles de clase trabajadora a empleos precarios, peor pagados y con menos prestaciones sociales.


Este espacio en el que los hijos son lo que sus padres fueron hiende la prosperidad, limita el crecimiento económico, merma la productividad y el talento se pierde como brasas sobre la nieve. “En una economía de baja movilidad, no solo estamos pagando demasiado por la mano de obra de un grupo de privilegiados, sino que tratamos de prosperar con trabajadores menos cualificados”, advierte David Grusky, director del Centro de Pobreza y Desigualdad de la Universidad de Stanford. “Es igual que alinear un equipo de fútbol ganador bajo la regla de que solo podemos fichar a jugadores de 1,80 metros, cabello castaño, ojos verdes y un 44 de pie. Si, en cambio, permitimos una competencia abierta tendremos grandes deportistas para cada posición”. El símil refleja la mirada del filósofo estadounidense John Rawls. “Quienes poseen los mismos niveles de talento y habilidad, y demuestran idéntico deseo de utilizarlos, deberían tener iguales probabilidades de éxito independientemente de su posición inicial en la sociedad”.

España camina hacia una sociedad de castas

Pero no es así. En España, la movilidad dentro de una misma generación es un ascensor parado. Un trabajador puede desarrollar toda su vida laboral sin saltar al siguiente peldaño. El 66% de los españoles —indica la OCDE— dentro del quintil más bajo (el 20% más pobre) de la escala de ingresos se quedará, ahí, estancado. Un abismo. Pues la media en los países más ricos es del 57%. “El problema no es tanto que el ascensor no funcione, sino que la desigualdad en la renta ha aumentado, lo que aún es peor. Porque tiene, sobre todo, consecuencias en la inversión en capital humano”, alerta Clàudia Canals, economista sénior de CaixaBank Research.

Inequidad creciente

Por desgracia, el capitalismo del siglo XXI resulta inexplicable sin la inequidad. No ha dejado de crecer desde los años noventa. Este descenso a la injusticia ha estancado la movilidad social en las naciones ricas atrapando a millones de familias en la parte baja de la escalera de los ingresos. Un problema vital y un riesgo para todos. “Lo preocupante de una elevada inequidad es que fragmenta la sociedad y provoca un fenómeno de polarización”, narra Branko Milanović, economista y profesor en la Escuela de Políticas Públicas de la Universidad de Maryland. O sea, prende el populismo.

Pero antes de sentir resquebrajarse el tejido político, la escasa movilidad aún tiene fuerzas para demostrar su impacto en la economía y en la vida. “El miedo y la sospecha”, apunta Brian Nolan, profesor de Política Social en la Universidad de Oxford, “es que una mayor desigualdad en los ingresos discurre al mismo tiempo que una menor movilidad”. Es la curva del Gran Gatsby. Un postulado propuesto por el economista Alan Krueger cuando era asesor del expresidente estadounidense Barack Obama. El nombre procede del protagonista de la novela homónima de Fitzgerald. En ella, Jay Gatsby encarna a un enigmático multimillonario famoso por sus ostentosas fiestas. El origen de su fortuna es desconocido, sin embargo, el relato termina revelando el misterio: Gatsby es hijo de unos granjeros pobres. La curva que lleva su nombre relaciona la baja movilidad social con la elevada desigualdad. Es la cinta métrica de la injusticia. “La reducción en España de la inequidad en las capas más bajas de la sociedad ha tenido un frenazo brutal. Ahora los trabajadores menos cualificados reducen su jornada, merman sus ingresos y esto afecta a la educación de sus hijos”, avisa Gonzalo García, experto de mercados de Analistas Financieros Internacionales (AFI). Esa pérdida, en los primeros años de la vida, define el futuro. “El cuidado y la formación de los niños entre los cero y los cinco años condiciona de forma determinante que mañana puedan tener un buen empleo y un buen salario”, observa el economista.


LOS RICOS, CADA VEZ MÁS RICOS

Los ricos siempre ganan. Cada vez hay más gente acaudalada en el mundo y cada vez sus cuentas corrientes son más generosas. En 2018, había en el planeta 42,2 millones de personas con activos financieros valorados en un millón de dólares o más. Se trata de 2,3 millones de personas más que en 2017, según el último Informe de la riqueza mundial, elaborado por Credit Suisse. Además, todas estas fortunas suman un patrimonio de 317 billones de dólares, el equivalente a más de 300 veces el PIB de España. EE UU lidera la clasificación de riqueza, con el 41% de todos los millonarios. Sin embargo, es China donde más rápido está creciendo este colectivo. El pasado año, añadió a su lista 186.000 nuevos millonarios. Estas mareantes cifras contrastan con el hecho de que el 64% de la población adulta mundial vive con un patrimonio inferior a los 10.000 dólares.


El paisaje es aún más oscuro si pensamos que sobre la línea del horizonte amanece una nueva crisis y un mayor desempleo. “Cuando ambos padres se quedan en paro en un país nórdico tiene unas consecuencias muy pequeñas para el acceso de sus hijos a la universidad. Sin embargo, sucede lo contrario en Estados Unidos o España”, analiza Markus Gangl, profesor de Sociología en la Universidad Goethe de Fráncfort (Alemania). La razón resulta clara. Las tierras del norte protegen a sus ciudadanos con un generoso sistema de desempleo, becas y bajas tasas de matrícula. Recetas clásicas de las políticas socialdemócratas que se vuelven urgentes en una España donde en 617.000 hogares ya no entra ningún ingreso y 2,6 millones de niños está en riesgo de pobreza.

El estancamiento esparce sus consecuencias económicas como dientes de león bajo un tornado. “Hay muchas repercusiones de esa inmovilidad —y la mujer es una de las mayores perjudicadas—: pero si tuviera que escoger una sería la incapacidad de las personas con talento para prosperar dentro de la economía formal. Por lo que bastantes terminan subempleados o en el espacio informal, donde les resulta imposible desarrollar su potencial o se ven forzadas a emigrar”, desgrana Giles Alston, experto de Oxford Analytica. El poeta Juan Gelman imaginó versos para ese desamparo. “No debiera arrancarse a la gente de su tierra o país, no a la fuerza. La gente queda dolorida, la tierra queda dolorida”.

Pero la economía entiende poco del dolor ajeno. En España, los más débiles se adhieren a la precariedad, los ricos se adhieren a la abundancia. Es el “suelo pegajoso”; es el “cielo pegajoso”. En un periodo de cuatro años —indica la OCDE— aquellos que están en el 20% más pobre “tienen pocas posibilidades de escalar”. De hecho, el 66% de ellos, lo hemos visto, quedará estancado en lo más bajo. Mientras, en el otro extremo, un 72% seguirá disfrutando de la fortaleza del privilegio, frente al 68% de media en las naciones más desarrolladas. España es una tierra fracturada y estanca. “El problema de la falta de movilidad es muy serio”, puntualiza Stefano Scarpetta, director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE. “Significa, por ejemplo, que se quedan sin explotar muchas oportunidades de inversión y potenciales negocios nunca llegarán a ver la luz. Además ese enrocamiento en la parte superior puede traducirse en rentas continuas para unos pocos a expensas del resto”.

Sin ‘recetas milagro’

Aunque el desafío es esquivo. No existen recetas milagrosas para acelerar el ascensor social. Los economistas proponen reforzar el apoyo a los parados, subir salarios, incrementar la productividad y mejorar el PIB. Esta idea que se escribe en 18 palabras consume en España un tiempo de generaciones. Horas que se hacen tan largas que han vaciado clases y pupitres. La educación debería impulsar el ascensor. Pero los lastres pesan. “La movilidad en España es media-alta. El problema es que partimos de una base con unos padres muy poco educados”, asume Olga Cantó, profesor titular de Economía en la Universidad de Alcalá.  En 2011 (últimos datos disponibles), el 80% de los padres entre 25 y 64 años tenía estudios bajos. Durante 2016 este porcentaje fue del 69%. Por comparar, Alemania, que después de España es el país europeo con peor porcentaje, rondaba el 11% durante el 2011. Además —acorde con la OCDE— seguimos sufriendo (19,9% en 2015) el mayor nivel de abandono escolar temprano de la Unión Europea. El círculo se cierra por los extremos de la preocupación. “Los chicos entre 25 y 34 años cuyos padres contaban con un nivel educativo bajo en 2005 tenían un 40% de posibilidades de mantenerse en esa situación, y este porcentaje ha ido a peor: en 2011 aumentó hasta el 45%”, precisa Olga Cantó.

Pero toda esa contabilidad resulta aún más compleja. La educación es una condición necesaria para el ascenso social, aunque no suficiente. “En mis estudios he descubierto que en los países más desiguales como Italia, Reino Unido o España todavía se aprecia una brecha salarial en favor de los chicos que teniendo la misma educación proceden de un entorno familiar privilegiado”, relata Michele Raitano, profesor de Economía Política de la Universidad de la Sapienza de Roma. “Lo que cuenta es lo que recompensa el mercado. Si solo valora las “habilidades productivas” de las personas, la mejor política es igualar estas capacidades. Por ejemplo, impulsando la educación del talento de quienes proceden de ámbitos deprimidos o favoreciendo la mezcla de chavales de distintos orígenes sociales”.

Este hallazgo trae consecuencias. Rompe la idea mil veces repetida por los educadores a sus estudiantes: “Trabaja duro, fórmate bien y tendrás un futuro de éxito con buenas perspectivas laborales”. “Porque todo es igual, y tú lo sabes”, escribió el poeta Luis Rosales. Pesa el privilegio del nacimiento, pesa la élite. El Reino Unido no queda tan lejos de España. El territorio sufre de inmovilidad social crónica. Su sistema de 2.600 escuelas privadas (625.000 alumnos) ha producido el 29% de todos los primeros ministros, el 51% de los principales periodistas y el 74% de los jueces. Cae la niebla y la isla está aislada por la injusticia. “La diferencia de gasto entre una escuela privada y una pública británica es enorme. Está en una relación de tres a uno. Por eso la mayoría de los británicos la considera injusta”, resume Francis Green, profesor de Trabajo y Educación Económica del University College de Londres.

Formación elitista

En España su negativo bien pudieran ser las exclusivas escuelas de negocios. “Son motores de la desigualdad”, admite, sincera, Gayle Allard, profesora de IE Business School. “Es una formación cara. Se coloca en la parte alta del mercado. Damos becas y préstamos pero no deja de ser una educación de élite”. Entonces, ¿cómo reaccionar cuando en los pupitres se sientan, sobre todo, los privilegiados? “A veces puedes no tener igualdad de oportunidades, pero si la economía crece muy rápidamente resulta posible compensarlo”, sostiene Jorge Rodríguez Menés, profesor de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra.

Esta frase es difícil de cumplir en un mundo que ralentiza su prosperidad. En Estados Unidos, el descenso de la movilidad social entre 1970 y 2014 se debió al incremento de la inequidad. Dicho de otra forma. “Si quisiéramos revertir, solo con crecimiento económico y sin modificar la distribución, la caída en el porcentaje de niños que, en edad adulta, tienen más ingresos que sus padres, sería necesario que a lo largo de los próximos 30 años el PIB aumentara a ritmos superiores al 6%”, describe un trabajo de CaixaBank Research.

Si la educación no basta y el crecimiento económico tampoco resulta una garantía, ¿qué se puede hacer? “La mejor estrategia para aumentar la movilidad es reducir la inequidad en las familias”, resume Suresh Naidu, profesor de Economía en la Universidad de Columbia y uno de los fundadores de la red Economics for Inclusive Prosperity (EfIP, por sus siglas inglesas), que pretende fomentar el debate de la economía inclusiva. Es un enfoque de ensayo y error. Una urgencia en un planeta donde las 26 personas más ricas acumulan tanto como los 3.800 millones más pobres.

Porque el ascensor se para. Las puertas no se abren y escasea el aire. Ante la carencia de movilidad social, los españoles apenas confían en la meritocracia. El 53% de los encuestados —en el trabajo de la OCDE— cree que tener padres con mejores ingresos y educación es un factor esencial para prosperar en la vida. Un porcentaje muy por encima de la media (37%) de los países más ricos. Resulta fácil entender ese número en una tierra de puertas giratorias, familias enriquecidas durante el franquismo a golpe de imprenta del Boletín Oficial del Estado (BOE) y en la que el mejor “LinkedIn” todavía son las relaciones familiares. La heráldica de quienes ocupan el poder político, financiero o empresarial estos días, o hasta hace bien poco, recuerda a la vivida hará más de 40 años. Familias como los Cortina, Carceller, Gay de Montellà, Lara Bosch, Samaranch, Suqué-Mateu (Grupo Peralada), Vilarasau, March o Abelló traen ese murmullo. Si viajamos al presente, la Bolsa y sus aledaños, parecen el patio de recreo, entre otros, de los Durella, Villar-Mir, Del Pino, Grifols, Ortega, Andic, Entrecanales, Escarrer, Lladó. Y en una época que reivindica una política nueva, durante años, España no ha dejado de escuchar apellidos (Cabanillas, Ruiz-Gallardón, Fernández-Miranda, Arias-Salgado, Dancausa, Trillo-Figueroa, Rato, Posada) que ya eran relevantes en la dictadura. Los muertos, diría el filósofo Auguste Comte, todavía gobiernan a los vivos. “Es cierto que el nepotismo familiar se sigue manteniendo. Pero el mercado laboral está cambiando mucho. Cada vez menos, el hijo efectúa el mismo trabajo que el padre, porque a lo mejor el trabajo del padre ya ni existe”, argumenta Clàudia Canals, de CaixaBank Research. Sin embargo, hasta que se cruce ese puente, el sol no sale igual para todos. “El nepotismo y la ausencia de meritocracia tienen repercusiones directas sobre la productividad y el crecimiento potencial, y es uno de los retos de las empresas españolas y también de la universidad y la política”, reflexiona el economista José Carlos Diez.

Camino equivocado

Hace años que en Garrigues saben que ese es el camino equivocado. El hijo del fundador, Antonio Garrigues Walker, cerró el despacho de abogados a los descendientes directos de los socios. Asegura que manda el mérito y no la genética. “El nepotismo de las familias está conectado con la empresa familiar. Es un fenómeno difícil de corregir. Y, desde luego, esa repetición de apellidos no es buena. Pero en este tema no creo que estemos peor que otros países europeos. Me preocupa más que los jóvenes no se emancipen hasta los 34 años o la concentración del poder económico, porque son los verdaderos frenos a la movilidad social”, observa Garrigues Walker.

España necesita liberar el ascensor social de todos esos anclajes pasados y presentes. Presionar el botón, subir pisos. El informe de la OCDE recomienda mejorar la calidad y la eficacia en el gasto de la enseñanza, reforzar el apoyo a los desempleados, luchar contra el paro de larga duración, el abandono escolar y afrontar la pobreza infantil dando a los padres trabajos de calidad. El ascensor debe moverse. La fractura entre ricos y pobres tiene efectos dañinos en la salud, la expectativa de vida y los valores básicos humanos. Richard Wilkinson —uno de los grandes expertos mundiales en desigualdad— ha demostrado que las sociedades más igualitarias son más felices y sanas. Ha demostrado que la desigualdad afecta a la salud mental, la mortalidad infantil, los homicidios y la esperanza de vida. Es un problema en tiempo real. No es Gatsby imaginando un amor por Daisy, que ya ha quedado atrás. Ni esa luz verde que contemplaba al final del embarcadero. Es un ascensor roto con miles de españoles dentro.


La FUENTE y sus comentarios.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:42 a. m. on dom., mar. 24, 2019:
(1/4) Esto liga perfectamente con lo que antes comentábamos. La desigualdad ha crecido y seguirá creciendo porque 1) La humanidad tiende naturalmente hacia la desigualdad y para reducirla es preciso una acción voluntaria: la redistribución, pero para ello tiene que haber un
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1109752271036928006?s=09)

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:42 a. m. on dom., mar. 24, 2019:
(2/4) motivo y ya no lo hay: comprar la paz social durante la Guerra Fría. 2) Cuando el crecimiento dependía del pleno empleo del factor trabajo el paro era ridículo y los salarios crecían, por lo que la desigualdad era menor (a lo que contribuia lo dicho en 1).
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1109752342923132928?s=09)

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:42 a. m. on dom., mar. 24, 2019:
(3/4) Hoy con productividades potencialmente altas y mejoras organizativas la necesidad de trabajo es menor, por lo que los salarios caen en una atmósfera de exceso de oferta de trabajo. La concentración de capital va a más en un entorno en el que el capital
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1109752409956536321?s=09)

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:43 a. m. on dom., mar. 24, 2019:
(4/4) cada vez es más importante. El ascensor social se paraliza y la desigualdad aumenta. La redistribución ya no es un objetivo. La única forma de paliar esta situación es la Renta Básica, aunque suponga asumir a los políticos que no hay otra salida. https://t.co/wTLqlpmMFP
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1109752463031189505?s=09)


Nuestro Comentarista y su Comentario.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 9:35 p. m. on lun., mar. 25, 2019:
Para ilustración:

https://t.co/LKOYER5XN1

Lo publiqué hace unos pocos días.
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1110279014432849920?s=09)


Debemos ser serios y sinceros: el calado de fondo empuja a pensar que es conveniente estar alertas, apretarse el cinturón, guardar algo de lo que hoy se tiene para disponerlo mañana, y, sobre todo, disfrutar de las pequeñas cosas de la vida que -en definitiva- son las que más satisfacciones nos dan a nivel personal.


Los CONSEJOS de @CatSeguros.

Solicita tu estudio particular para que puedas ir constituyendo tus propios ahorros. Sólo tienes que pulsar sobre uno de los temas e iconos siguientes:

Le recomendamos que nos solicite un Estudio a su Medida para cada tema pulsando sobre los iconos siguientes:

IconoCatSeguros201808Agosto_19ProteccionJuridicaFamiliarEmpresasComunidades2 IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2


 

Las demagogias de las estadísticas – El sueldo medio llegó a casi 2.040 euros brutos al mes al acabar 2018. Los costes laborales crecieron un 0,9% en el último trimestre del año. @elpais_espana @elpais_economia #SueldoMedio #Demagogia #CostesLaborales #Economia #Finanzas #Politica @CatSeguros #CatSegurosInforma #Noticias


SueldosMedios20190325

Dos mujeres y otros camareros en una cafetería de Sevilla. PACO PUENTES (EL PAIS)

La NOTICIA (Enlace al artícculo original).

La recuperación de los sueldos sigue a ritmo pausado. A finales del año pasado subieron un 0,9%, llegando así a 2.039,01 euros brutos al mes (incluyendo las retribuciones ordinarias y extraordinarias), según la encuesta trimestral de coste laboral del INE. Este incremento interanual es uno de los más altos de los últimos tres años, pero es muy inferior al del trimestre inmediatamente anterior (1,9%). Ambos porcentajes se repiten cuando al sueldo se añaden las cotizaciones sociales y otros cargas, y se conforma el coste laboral completo, que ascendió a 2.692,5 euros brutos.

A finales de 2017 y primera mitad de 2018 el incremento anual se quedaba en el 0,7%. Pero en el verano dio un gran salto. No obstante, es probable que esta gran diferencia esté muy vinculada a la aprobación tardía de los Presupuestos del año pasado, que supusieron una subida del 1,5% del sueldo de los empleados públicos y una paga en compensación por el retraso de ese aumento. En la encuesta trimestral de coste laboral se analizan los sueldos de los asalariados que cotizan en el régimen general y eso incluye a buena parte de los trabajadores públicos, aunque no a todos.

En el lento despegue del sueldo medio, de acuerdo con lo que indica esta estadística, influye la alta creación de empleo del año pasado y de los ejercicios anteriores. Como los recién contratados normalmente tienen sueldos más bajos, al incorporarse en un gran número lastran el resultado de esta serie. No obstante, hay indicios de que el sueldo exclusivo de quienes ya tienen un empleo está creciendo algo más. Por ejemplo, si se observan los datos del registro de convenios, se ve que las remuneraciones de los asalariados aumentaban al 1,76% al acabar 2018.

Por otro lado, se repiten las diferencias tradicionales en los sueldos de cada sector. La industria es la que paga retribuciones más altas, 2.448,34 euros brutos al mes, y los servicios, los que menos, 1.965,03 euros.


La FUENTE y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 2:53 p. m. on jue., mar. 21, 2019:
Si, pero ya saben lo de las medias: si Ud. se come dos pollos y yo ninguno,  cada uno nos comemos uno.
https://t.co/gkoPDn1dfr
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1108728427245375492?s=09)


El COMENTARIO de @CatSeguros By ©® LNC.

Desgraciadamente las estadísticas son utilizadas al antojo de quien las emplea. O, mejor dicho, siempre hay una estadística que defiende aquello que queramos demostrar.

Si le preguntáramos a aquellas personas cuyos sueldos son inferiores al sueldo mínimo inter-profesional (y, a pesar de no ser legal este asunto, todos conocemos alguien que está en esa situación) ¿qué le parecen estas estadísticas? no creo que su respuesta sea, ni tan siquiera, educada.

Desde @CatSeguros preferimos que se hable de ingresos mínimos: creemos que toda persona merece dignidad en la remuneración de su trabajo; y que, de ninguna forma, se quiera incluir a las personas más desfavorecidas en los números estadísticos.


El CONSEJO de @CatSeguros.

Mientras puedas; o bien, en cuanto puedas aprovecha los métodos de ahorro que disponemos en @CatSeguros, sólo tienes que solicitárnoslo pulsando en alguno de los siguientes iconos e indicándonos tus deseos y necesidades:

IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2 IconoCatSeguros201808Agosto_13_FondosDeInversion2


 

 

Pablo Hernández de Cos: “No vemos riesgo de recesión en el euro y aún menos en España” El gobernador del Banco de España teme que la inestabilidad política impida las reformas que considera necesarias. @el_pais @elpais_economia #Recesion #RiesgoDeRecesion #BancoDeEspaña #Politica #Reformas @CatSeguros #CatSegurosInforma #Ahorro #Economia #Finanzas


PabloHernandezDeCos20190320

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, en la sede de la institución en Madrid. CARLOS ROSILLO, El País.

La NOTICIA y la Entrevista (Enlace al artículo orgininal).

Madrid 

Pablo Hernández de Cos (Madrid, 48 años) es el segundo gobernador más joven del organismo supervisor, aunque lleva 22 años en el Banco de España y en diferentes instituciones internacionales. Tras nueve meses en el cargo, admite que lo que más le ha llamado la atención es la exposición pública y la complejidad técnica de su labor.

Pregunta. Usted fue nombrado por el Gobierno de Rajoy, pero tomó posesión con el de Sánchez. ¿Esto tiene ventajas o inconvenientes para la independencia?

Respuesta. Creo que no debe afectar. Uno tiene que asumir un mandato que supera el ciclo de un Gobierno para mostrarse independiente con todos los Gobiernos de distinto signo.

P. Pero es algo que no había ocurrido nunca. ¿No le provocó una sensación rara?

R. La verdad es que no, quizá porque el trabajo es muy absorbente. No he tenido tiempo ni siquiera de pensar en esas cuestiones.

P. Acaba de ser nombrado presidente del comité de supervisión de Basilea. ¿Qué supone ese nombramiento?

R. Es un reconocimiento a la labor del Banco de España en materia regulatoria y supervisora. No me han nombrado por ser Pablo Hernández de Cos, sino por la institución que es la que me arropa y la que ha generado el prestigio para poder ser presidente del comité de Basilea.

P. ¿No es difícil explicar que el Banco de España tenga tanto prestigio cuando la ciudadanía piensa lo contrario por lo que ha ocurrido durante la crisis?

R. Tras una crisis como la vivida, que ha sido esencialmente financiera, sería un error pensar que pueda no tener un coste reputacional para el supervisor, como ha sucedido también en otros países. Es indudable que lo ha tenido. Sin embargo, el personal y la dirección del Banco de España mantienen un prestigio internacional aunque suene paradójico. Lo que queremos ahora es recuperar la reputación sobre la base de ese prestigio.

P. ¿Esto también explica que ahora haya cuatro españoles en altos cargos de organismos financieros internacionales por primera vez en la historia o es casualidad?

R. La representación internacional es un objetivo que hay que tomarse muy en serio y yo lo hago. En los foros internacionales nos jugamos buena parte del futuro en materia supervisora, regulatoria y monetaria. Hay que buscar a las personas adecuadas para los puestos y hacer lo posible para que los alcancen.

P. Estamos viviendo un momento de desaceleración económica. ¿Cómo lo ve el Banco de España?

“Mi miedo es que la inestabilidad política impida las reformas”

 

R. Estamos viendo una desaceleración del área euro mayor de la esperada. La economía española se está viendo afectada, pero está capeando mejor el temporal. Prácticamente no se ha desacelerado en 2018 y sigue creciendo a mayor ritmo que las demás en 2019, pero no estamos aislados de los efectos de la zona euro. Si la desaceleración se prolonga y se profundiza en la zona euro, España acabaría resintiéndose. Por eso es importante prepararnos para lo que pueda venir.

P. ¿Estamos en riesgo de volver a tener una crisis?

R. Según los modelos económicos, que no son perfectos, ahora no vemos riesgos de una recesión en el área euro ni mucho menos en España, pero los condicionantes a futuro para la economía (Brexit, comercio exterior,…) son a la baja.

P. ¿Cómo puede afectar la inestabilidad política?

R. Mi preocupación es que la incertidumbre política acabe ralentizando las decisiones de política económica que todos sabemos que hay que tomar: preparar las finanzas públicas para cuando llegue otra recesión, reducir el endeudamiento público y aprobar las reformas estructurales necesarias. Tenemos la sensación de que la fragmentación parlamentaria algún efecto ya ha tenido. No se ha reducido nada el déficit estructural en los últimos cuatro años, por ejemplo.

P. ¿Las reformas que se hicieron durante la crisis han sido suficientes?

R. No, las reformas laborales de 2010 y 2012 iban en la buena dirección, pero los problemas del mercado de trabajo no se han acabado. Algunos siguen ahí, como la temporalidad, que es mala por la inestabilidad que produce en los trabajadores y perjudica a la productividad, porque los empresarios no invierten en su formación. Y hay otros, como el paro de larga duración, que necesita mejores políticas activas de empleo. Mi miedo es que la inestabilidad política impida los consensos necesarios para seguir haciendo reformas.

P. Si la reforma de 2012 quería acabar con la temporalidad fracasó en este aspecto.

R. Tuvo éxito en permitir el ajuste salarial que evitó despidos, pero es evidente que no tuvo éxito en la temporalidad.

P. ¿Cree que el Gobierno comparte estas inquietudes sobre la necesidad de más reformas económicas?

R. No solo creo que el Gobierno está de acuerdo en esto sino también el Parlamento. Seguro que combatir la temporalidad estará en los programas de los partidos políticos. Lo sorprendente es que luego no haya un consenso para aprobar medidas.

P. Uno de los temas sobre los que se ha pronunciado el Banco de España ha sido sobre el salario mínimo. ¿Hay pruebas de que va a frenar la contratación?

R. Nuestra valoración está basada en la evidencia empírica de nuestros economistas para la economía española, porque los efectos pueden ser diferentes en otras economías como la de EE UU, con una tasa de paro del 4%. En anteriores subidas, el efecto total sobre el empleo en la economía ha sido reducido, pero creemos que afecta a los colectivos que precisamente quiere ayudar: los jóvenes y los mayores de 50 años que, si son expulsados del mercado de trabajo, tienen pocas posibilidades de volver a incorporarse. En este caso, con una subida mayor, haciendo una extrapolación, los efectos pueden ser más significativos. Es legítimo y deseable que el Banco de España traslade estos mensajes.

P. ¿No es peligroso que el Banco de España entre en estos temas tan políticos?

R. Está en su ley de autonomía asesorar al Gobierno y hacerlo de esta manera, es decir, valorando las propuestas que están encima de la mesa. Pero lo importante una vez que la decisión se ha tomado es que hagamos seguimiento y evaluación de sus efectos.

P. Esta semana se ha conocido un informe de la autoridad bancaria europea que dice que hay 161 banqueros en España que cobran más de un millón de euros. ¿Sobre esto el Banco de España no tiene nada que decir?

R. Son empresas privadas que deciden cómo retribuir a sus directivos. Nosotros vigilamos que sus incentivos estén alineados con las prácticas que consideramos adecuadas.

P. Pero ¿no le incomoda que el Banco de España no diga nada sobre los salarios multimillonarios y se oponga a que el salario mínimo suba a 900 euros?

R. Es que el Banco de España no se opone a la subida del salario mínimo. Se le ha preguntado si esta medida puede tener algunos efectos negativos y la respuesta es que sí los puede tener. Pero nosotros no somos quiénes para oponernos. Las decisiones las toman el Gobierno y el Parlamento. Lo que no puede ser es que solo se nos pida opinión cuando va a favor de obra. Asumo que el Banco de España tiene que tener una visión crítica de la política económica. Es nuestro papel y tenemos que jugarlo. Aunque no sea agradable al oído de muchos, tenemos que tener independencia de criterio y valentía para comunicarlo. No nos oponemos a nada, solo lo valoramos.

P. ¿Qué opina de la viabilidad de las pensiones?

R. Las reformas de 2011 y 2013 garantizaban el equilibrio financiero del sistema de pensiones en el largo plazo a través sobre todo de una reducción de la tasa de sustitución de las pensiones. Ahora se cambia el sistema y se vuelven a ligar las pensiones al IPC, a lo que no nos oponemos, pero lo que decimos es que eso provoca un déficit en el sistema de tres puntos porcentuales a largo plazo. Y por lo tanto hay que actuar sobre los gastos, los ingresos o la edad de jubilación. Esto también es algo que tenemos que decir. Tenemos que dar la información y eso es positivo para la sociedad.

P. ¿Cuál es la perspectiva de los tipos de interés?

R. La política monetaria del BCE está condicionada a los datos de esa desaceleración económica y ha reaccionado anunciando una nueva ola de liquidez para que los bancos presten a las familias y empresas. También hemos retrasado la perspectiva de subida de tipos al menos hasta el final de año porque la situación económica está más deteriorada. La decisión fue absolutamente unánime.

P. ¿Qué países son los que más preocupan?

R. Alemania, por el frenazo de las exportaciones sobre todo a China y Turquía; Reino Unido e Italia, que ya ha entrado en recesión técnicamente. Lo que ha ocurrido con Italia es una llamada de atención de las consecuencias que puede tener, no ya la adopción de unas medidas, sino simplemente su anuncio.

P. ¿Qué le parece se haya propuesto llevar el informe del Congreso sobre la crisis financiera a la Fiscalía Anticorrupción?

R. No voy a valorar el dictamen de la comisión; está ahí y ya está. Acepto el coste de reputación que ha tenido la crisis para esta institución que ahora dirijo. Hemos interiorizado las lecciones de lo que pasó antes, durante y después de la crisis y ahora mi objetivo es recuperar la reputación del Banco de España y poner todos los mimbres para que, aunque se produzcan más crisis, tengan los menores costes económicos para los ciudadanos. Hay que identificar los riesgos de futuras crisis para que no acaben materializándose y este debe ser nuestro absoluto objetivo. Es la gran lección de lo que ha pasado en la crisis financiera. Ahora tenemos nuevos instrumentos para actuar cuando veamos riesgos, como por ejemplo la legislación que permite que limitemos los préstamos en el sector inmobiliario si creemos que están creciendo demasiado. También se ha creado la autoridad macroprudencial, que permitirá que el Gobierno y los diferentes supervisores se sienten para analizar los problemas.

P. ¿Hubo un problema con la gobernanza de las cajas de ahorros por la injerencia política?

R. Creo que la gobernanza es fundamental para una entidad y los supervisores estamos insistiendo en ello. No fue el único problema, pero sí uno de ellos.

P. ¿Cree que el Banco de España miró para otro lado durante la crisis?

R. Esa frase tiene un juicio de valor que yo no comparto. La realidad es que hubo una burbuja de crédito e inmobiliaria, que es lo que tenemos que tratar de evitar que se vuelva a producir. Esa es la lección y ahora estamos en mejor posición porque tenemos la experiencia del pasado y nuevas herramientas. Es nuestra prioridad. Lo tenemos muy claro.

P. ¿Asumir el problema de reputación del supervisor es decir que hubo cosas que no se hicieron bien?

R. Ante una crisis financiera y bancaria es imposible que el supervisor quede inmune en su reputación. Ahora debemos tratar de revertirlo y cambiar la opinión que puedan tener los ciudadanos sobre nosotros y hacerlo mejor.

P. ¿El caso de Bankia es un ejemplo de que cuando se buscan siempre salidas para que una entidad continúe trabajando pueden tener graves consecuencias y provocar daños mayores?

R. No me corresponde hablar de casos que están siendo juzgados.

P. ¿Cómo está el conflicto con los inspectores?

R. El Banco está impulsando un mayor acercamiento y diálogo con todo su personal, incluido, por supuesto, el de la Dirección General de Supervisión. Es cierto en este caso que la integración en el MUS [Mecanismo Único de Supervisión del Banco Central Europeo] no ha sido fácil. Esta es una situación parecida a la que se vivió con la política monetaria hace 20 años. Pero creo que nuestra integración en el MUS se ha llevado a cabo de manera ejemplar y, gracias al esfuerzo de todos, estamos teniendo un papel relevante en el BCE y en el supervisor europeo que seguiremos potenciando. Mi reciente nombramiento como presidente del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea es, sobre todo, un reconocimiento a este esfuerzo de la casa.

“Les pido más a los bancos en transparencia con el cliente”

P. ¿Hasta qué punto considera importante el problema de reputación que tienen los bancos?

R. Sin duda es importante y preocupante. Los bancos son conscientes de este problema, ya que su negocio está basado en la confianza y tienen que poner todos los instrumentos disponibles para revertir esa situación. Eso significa dar mucha más importancia a los temas de conducta, de relación con el cliente, de transparencia y de seguridad jurídica; deben poner más intensidad de la que ponían en el pasado.

P. ¿Es suficiente lo que están haciendo?

R. Yo les pido más. Saben que somos supervisores de conducta y analizamos rigurosamente su comportamiento. Hay cosas que mejorar en este campo y es el mensaje que les trasladamos.

P. ¿Qué deben mejorar?

“Queremos rapidez y profundidad en la investigación del BBVA”

 

R. Sobre todo en la transparencia ante el cliente, así como en garantizar que las decisiones en esta materia se trasladen a todo el banco, en particular a los empleados de las oficinas, que son los que tienen la relación directa con los clientes.

P. ¿Cuál es su visión de lo que está ocurriendo en el BBVA con las supuestas escuchas del excomisario Villarejo?

R. Si los hechos son ciertos, serían graves y podrían tener un coste de reputación para la entidad. Desde la supervisión pedimos un análisis en profundidad y con rapidez para solucionar este tema cuanto antes y así reducir al máximo el efecto reputacional.

P. ¿Se está retrasando demasiado la investigación del BBVA?

R. Todos queremos rapidez para que se solucione cuanto antes, pero debe basarse en un análisis en profundidad para llegar al fondo del asunto. Además el tema está judicializado.

P. ¿Cree que el BBVA está trabajando bien?

R. No me corresponde a mí juzgarlo.

P. Algunos banqueros de otras entidades creen que este tema perjudica a todo el sector.

R. Está claro que no ayuda a la recuperación de la reputación, siempre que se confirmen los hechos.

P. Los banqueros también lamentan que su negocio es poco rentable por la situación de los tipos bajos.

R. La baja rentabilidad es un problema de toda Europa y refleja la sobrecapacidad del sector: los bancos deben buscar nuevos nichos de negocio sin bajar la calidad del crédito. También deberían diversificar el negocio, reducir los costes y aumentar la eficiencia, algo en lo que pueden mejorar con el desarrollo de la digitalización.

P. Pero algunos bancos culpan de esta situación a los bajos tipos. ¿Tienen razón?

R. Este es el entorno económico en el que estamos; no se puede echar la culpa a la política monetaria porque esta responde al deterioro de la actividad económica. Para los bancos no es malo que el BCE reaccione para mejorar la economía, aunque es cierto que los bajos tipos perjudican su margen por intereses. Sin embargo, para la banca también es positivo que suba el volumen de crédito, que se reduzcan los activos dudosos si el paro mejora… aunque entiendo que el contexto es difícil.

P. Además han llegado mayores exigencias de capital.

R. Una de las grandes lecciones de la crisis es que las ratios de solvencia deben ser, como ya son, mucho más altas que antes para que no vuelva a suceder algo parecido o que, si ocurre, no tenga los mismos efectos. En este tema no cabe ninguna relajación.

P. ¿Es un problema que los bancos españoles estén a la cola en solvencia en Europa?

“Ni gestionamos, ni sugerimos, ni decidimos las fusiones bancarias”

 

R. Las ratios de solvencia han aumentado de manera significativa, cumplen con los requisitos y han pasado los test de estrés, pero es cierto que en la comparación internacional estamos con la solvencia más baja. Es otro argumento para pedir que sigan aumentando.

P. ¿Este escenario de baja rentabilidad y necesidades de capital lleva a más fusiones?

R. Las entidades son las que deben tomar las decisiones en este tema para asegurarse de que estas operaciones son positivas. Como supervisores tenemos que garantizar que la entidad resultante sea solvente y con la gobernanza adecuada, pero nosotros ni gestionamos ni decidimos las fusiones.

P. ¿El Banco de España va ser proactivo en estas fusiones?

R. Repito: el supervisor no puede ser un gestor de las entidades.

P. Y si alguna entidad va por el mal camino, ¿qué harían?

R. El mal camino para mí es que la entidad resultante de una fusión no tenga la solvencia o el sistema de gobernanza adecuado. Aquí sí que podríamos tomar medidas o poner barreras, por supuesto.

P. ¿El mal camino no podría ser que una entidad en solitario se quedara sin futuro?

R. El Banco de España no es un gestor de la actividad bancaria. La supervisión controla que se toman decisiones adecuadas pero no puede ni provocar ni sugerir procesos de fusiones, que son responsabilidad de los accionistas.

P. ¿Su pronóstico es que va a ver más fusiones?

R. Sería deseable que hubiera más fusiones en Europa y que fueran transfronterizas para reducir la capacidad y ayudar a que la unión bancaria fuera completa. Esta es una de las grandes carencias de la unión monetaria, que no existe un sistema bancario único.

P. Los banqueros dicen que los supervisores y los políticos no han preparado el terreno para las fusiones transfronterizas porque no hay normativa fiscal común ni un fondo de garantía de depósitos único.

R. Admito que hay muchos temas pendientes y que hay mucha regulación que todavía es nacional, por lo que se dificulta este proceso. Es cierto que el fondo de garantía de depósitos europeo es una prioridad. No tiene sentido que tengamos bancos supervisados por el BCE en Fráncfort, con ayuda de cada banco central, que cuando tienen problemas se resuelven en Bruselas pero si hay que rescatarlos se haga con el dinero de los ciudadanos del país en el que está el banco.

P. ¿Los bancos que están en procesos de fusiones se lo comunican?

R. Sí y hacemos un seguimiento.

P. ¿Cómo está viviendo el proceso de fusión de Unicaja con Liberbank y la aparición de Abanca?

R. Tenemos conocimiento de las negociaciones que hay entre ellos, pero las decisiones las debe tomar cada entidad. No me pronuncio sobre esta operación.

P. Ahora que será presidente del comité de Basilea le llegará la queja de que hay demasiada regulación en el mercado. ¿Cuáles son sus prioridades en este cargo?

R. El principal reto es traspasar a la legislación de cada jurisdicción todas las normativas aprobadas en el comité. Deberemos tener mucha labor diplomática ante los Gobiernos para conseguir este objetivo.

P. Otra crítica que se le ha hecho el Banco de España desde el ámbito político es que ha estado capturado por las grandes entidades ya que no puede permitir que caigan.

R. En los últimos años hemos tratado de que los bancos no sean tan grandes que sean imposibles de resolver. Por eso tenemos requisitos de resolución, no sólo de solvencia, que en algunos casos duplican los requisitos de capital.

P. Pero parece claro que cada vez hay entidades más grandes. Ahora se habla de la fusión Deutsche-Commerzbank.

“El BCE prefiere un reparto de funciones en la cúpula de los bancos”

 

R. Es una preocupación legítima que estamos evaluando a nivel internacional en el consejo de estabilidad financiera (FSB); debemos analizar si lo que hemos hecho en estos 10 años es suficiente. Una de las prioridades es evaluar hasta qué punto la nueva normativa es suficiente para evitar el problema de que los bancos sean demasiado grandes para caer.

P. El BCE no apuesta por la figura del presidente ejecutivo, un tema que ha salido a raíz de la sucesión de Francisco González en el BBVA. ¿En el futuro los presidentes no acumularán tanto poder?

R. A nadie se le oculta que el BCE tiene una preferencia por un reparto de funciones.

P. ¿Le gusta cómo ha quedado el esquema de mando del BBVA?

R. Han hecho mejoras significativas.

P. El Santander informó del posible fichaje de Andrea Orcel como consejero delegado, aunque no se firmó. ¿Si hubiese llegado se hubiera exigido un reparto de poder como el del BBVA?

R. No quiero hablar de casos hipotéticos. Hubo un anuncio que no se concretó, lo que pone de manifiesto la importancia de los mecanismos de gobernanza de las instituciones. No debo entrar en qué hubiera pasado si….

P. ¿Fue un error de gobernanza comunicar el fichaje sin tenerlo cerrado?

R. Para nosotros lo relevante es el resultado y que se hayan aplicado los mecanismos de gobernanza de la entidad al tomar la decisión.

P. Los bancos medianos y pequeños en España tienen la sensación de que los supervisores prefieren que se fusionen para ser grandes mientras que en Alemania siguen existiendo cajas de ahorros y entidades regionales. ¿Tienen razón en esta queja?

R. Es cierto que Alemania tiene muchas entidades que no están supervisadas directamente por el BCE por su menor tamaño, pero tampoco debemos ir a que se den diferentes modelos de supervisión. Sí es cierto que debe haber proporcionalidad en el modelo de supervisión que se aplica pero sin reducir los requisitos de solvencia.

P. ¿Qué lecciones sacan de la crisis del Popular?

R. A nivel europeo, en materia de resolución bancaria, una de las cuestiones que se está analizando es la que se deriva de que una entidad resuelta puede necesitar mucho más apoyo que solo unas palabras para transmitir confianza al mercado. Por lo tanto, una vez que se ha producido la resolución, debería haber un sistema para proporcionar y garantizar la liquidez al banco y no tener que improvisar. Es un tema muy importante y se está analizando. Ahora somos más conscientes de este problema.

P. ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de estos nueve meses que lleva en el cargo?

R. Quizá lo más novedoso para mí ha sido la exposición pública que lleva asociado el cargo, a la que no estaba acostumbrado.


La FUENTE y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 0:41 p. m. on dom., mar. 17, 2019:
Tal y como lo veo en seis meses la tendencia mostrará, ya sin duda alguna, que estamos en la Tercera Fase de la crisis, no en EUR, sino en el mundo.  https://t.co/E5RwuEs4i4   #Elcrashtercerafase
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1107245630764826624?s=09)


El COMENTARIO de @CatSeguros By ©® LNC.

El cometario de “La FUENTE” ya nos parece lo suficientemente elocuente. Les recordamos algunas noticias que publicamos en @CatSeguros hace algunas semanas:

Debemos ser serios y sinceros: el calado de fondo empuja a pensar que es conveniente estar alertas, apretarse el cinturón, guardar algo de lo que hoy se tiene para disponerlo mañana, y, sobre todo, disfrutar de las pequeñas cosas de la vida que -en definitiva- son las que más satisfacciones nos dan a nivel personal.


Los CONSEJOS de @CatSeguros.

Solicita tu estudio particular para que puedas ir constituyendo tus propios ahorros. Sólo tienes que pulsar sobre uno de los temas e iconos siguientes:

Le recomendamos que nos solicite un Estudio a su Medida para cada tema pulsando sobre los iconos siguientes:

IconoCatSeguros201808Agosto_19ProteccionJuridicaFamiliarEmpresasComunidades2 IconoCatSeguros201808Agosto_05_Ahorros2 IconoCatSeguros201808Agosto_17PatrimoniosRentasCuentaCliente2


 

El Congreso considera que los desahucios fueron un error estratégico de la banca: El informe de la comisión sobre la crisis financiera critica el modo en el que los bancos gestionaron los impagos de las hipotecas. @elpais_economia @elpais_espana #Congreso #Banca #Bancos #Desahucios #CrisisFinanciera #Hipotecas @CatSeguros #CatSegurosInforma


Desahucios20190312

Protesta contra un desahucio en un edificio de Madrid. KIKE PARA

La NOTICIA (enlace al artículo original).

Madrid 

El informe sobre la crisis financiera que aprobó la semana pasada el Congreso se pronuncia sobre una de las consecuencias más nefastas que trajo el estallido de la burbuja: los desahucios hipotecarios. De manera rotunda critica el modo en el que la banca gestionó los impagos de las hipotecas durante los años de recesión. Hasta el punto de que los califica de “error estratégico” de las entidades, que acabaron con un amplio stock de viviendas que no sabían cómo gestionar y con una importante pérdida de reputación. Además, los diputados defienden que se deberían haber articulado otros mecanismos para evitar ese daño a la sociedad.

El documento ha sido aprobado con el apoyo de todos los grupos salvo Ciudadanos. Y a propuesta del PP sostiene que durante la crisis faltaron medidas alternativas para enfrentarse al fuerte incremento de la morosidad hipotecaria. “Las entidades tampoco valoraron (en general, aunque sí alguna entidad) motu proprio ofrecer soluciones a sus clientes distintas de los cierres de las operaciones y los posteriores lanzamientos y ejecuciones hipotecarias”, afirma.

E incluso va más allá al apuntar que existían otras opciones que las entidades podían haber adoptado: “En muchos casos, se podría haber facilitado la continuidad de las operaciones y que las familias pudieran seguir manteniendo sus viviendas”.

En el fondo, el informe señala que este modo de proceder resultó hasta contraproducente para los propios bancos: “Las entidades financieras se hacían con un número cada vez mayor de viviendas en un mercado que no tenía salida y en un sector de actividad que ellas desconocían”. De ahí que el texto de las Cortes tilde los desahucios de “error estratégico”. “Afectó de forma negativa a la sociedad y ha generado parte de ese coste reputacional que ahora se convierte en un reto a mejorar”, concluye.

“No tenía sentido. Acumularon inmuebles por los que tenían que soportar gastos de mantenimiento sin poder venderlos. Junto a las preferentes, que supusieron un esparcimiento de las pérdidas por toda la sociedad, ha sido la base del problema reputacional de la banca y les va a costar años recuperarla”, explica Miguel Ángel Paniagua, diputado del PP encargado del informe y exempleado de banca. En su opinión, el enfoque de minimizar los problemas e intentar poco a poco solventarlos obligó a la banca a ir rebañando de todas partes, incluyendo de las ejecuciones hipotecarias.

El Defensor del Pueblo ya advirtió de este hecho al Congreso en un informe fechado en enero de 2012. “Las entidades deberían haber entrado más en las renegociaciones”, argumenta Fernando Zunzunegui, el abogado que elaboró el análisis que sirvió de base para las propuestas del Defensor del Pueblo.

Como explica el magistrado José María Fernández Seijo, en los primeros años de la crisis las entidades apostaron por convertirse en inmobiliarias porque pensaron que el mercado se recuperaría. Pero eso no sucedió. La crisis se alargó mucho más y adquirió mayores dimensiones que la anterior. Se tuvo que recurrir al rescate de Europa. Y ahora las entidades han tenido que ir deshaciéndose de esas viviendas adjudicadas con grandes descuentos cuando podían haberlo resuelto antes con reestructuraciones de la deuda. Así su imagen no habría sufrido tanto y se habrían evitado pleitos en los tribunales, sostiene Fernández Seijo.

“La situación desbordó a todos. Las entidades intentaron negociar porque no tenían nada que ganar al quedarse con un piso. Supone un coste muy elevado para el banco, y más desde las provisiones que impuso Guindos. Como última solución, se ejecutaron las de aquellos que no podían negociar. De lo que hay que culpar a los bancos es de que concediesen crédito en condiciones muy relajadas. Una parte fue crédito bueno que se volvió malo con la crisis. Pero otra parte fueron préstamos en los que no se examinó bien la capacidad de pago y se sobrevaloraron las garantías, algo en lo que sí tuvieron responsabilidad. Por otra parte, los prestatarios también asumieron una responsabilidad al firmar”, razona Juan Fernando Robles, profesor del Centro de Estudios Financieros. En general, fuentes del sector bancario piensan que el Congreso ha alumbrado una especie de Frankenstein, en el que ha salido todo aquello que parecía popular aunque no tuviese sentido.

Sea como fuere, las soluciones paliativas que articuló el Gobierno del PP ya a finales de 2012 solo se referían a personas en riesgo de exclusión social. Lo que, según Fernández Seijo, dejó a la intemperie a las clases medias. De acuerdo con algunas estimaciones, el número de desahucios de primera vivienda podría haber alcanzado durante la crisis el entorno de los 230.000. Y las cifras no empezaron a descender hasta noviembre de 2012, cuando la abogada general de la UE estableció en el caso de Mohamed Aziz que la legislación española no permitía al hipotecado la posibilidad de reclamar, lesionando sus derechos. En 2013, el Tribunal de Luxemburgo publica la sentencia de este caso y deja claro que los jueces pueden intervenir para valorar si hay cláusulas abusivas.

En 2015, el Supremo declara nulas las cláusulas de vencimiento anticipado, aduciendo que una parte no puede dar por vencido el préstamo solo por un incumplimiento leve. Desde entonces, hay unas 80.000 paralizadas a la espera de que se siente un criterio. El próximo 26 de marzo se debería resolver este impasse cuando el Tribunal europeo dictamine sobre las cuestiones prejudiciales planteadas por el vencimiento anticipado de la hipoteca.

La nueva ley de crédito inmobiliario, que ha aprobado el Congreso y que entrará en vigor tres meses después de que se publique en el BOE, endurece los requisitos para que se desaloje. Y además permite que en las hipotecas viejas el cliente pueda elegir a qué esquema se acoge: si al nuevo o al antiguo, que en principio se adaptará a lo que establezca el 26 de marzo el Tribunal de la UE.

MÁS COORDINACIÓN CON LOS SERVICIOS SOCIALES

El informe del Congreso no solo pone el acento en la gestión de la banca. A propuesta de Unidos Podemos e inspirados por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, se recomienda una mayor coordinación entre jueces y servicios sociales para dar soluciones a los desalojos. Y que las Administraciones otorguen una alternativa habitacional adecuada o un alquiler social. “Que los desalojos que afecten a personas sin recursos para procurarse una vivienda alternativa solo se ejecuten después de que haya habido una consulta genuina y efectiva con estas personas y de que las comunidades autónomas y/o los ayuntamientos hayan realizado todos los pasos indispensables, hasta el máximo de sus recursos disponibles, para que las personas desalojadas tengan una vivienda alternativa, en especial en aquellos casos que involucran a familias, personas mayores, niños u otras personas en situación de vulnerabilidad”, dice.

Se exige que se paralicen los de primera vivienda cuando haya menores de edad y no se brinde una alternativa habitacional, en cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño. También pide que en todos los contratos para la adquisición de primera vivienda se establezca la responsabilidad patrimonial limitada al importe de los bienes hipotecados. Esta idea haría que no se pudiesen considerar garantías adicionales para lograr la hipoteca, recuerdan fuentes bancarias.


La FUENTE y su comentario.

Santiago Niño (@sninobecerra) twitteó a las 10:04 a. m. on dom., mar. 10, 2019:
Cuando los desahucios comenzaron ya se dijo que la situación podía gestionarse de otra manera; y se repitió; y se fue repitiendo. La pregunta es ¿por qué se hizo como se hizo si la banca contaba con profesionales de altísimo nivel? https://t.co/35gctC4Ce9
(https://twitter.com/sninobecerra/status/1104669351532249089?s=09)


Nuestro comentarista y su comentario.

L. NICOLÁS CENTELLES (@Luis_NICOLAS_C) twitteó a las 10:49 a. m. on lun., mar. 11, 2019:
Una respuesta q Ud ya conoce perfectamente, profesor: los profesionales, q Ud comenta, no eran d altísimo nivel en su mayoría; y, los q sí lo eran, respondían a otros intereses, ¿quizás intentar llevar el sistema hacia una Neo-Esclavitud?, o bien, ¿exculparse d responsabilidades?
(https://twitter.com/Luis_NICOLAS_C/status/1105043028631343104?s=09)


Los CONSEJOS de @CatSeguros.

En cualquiera de los casos ponemos a tu disposición dos productos que pueden ser de tu interés. Son los siguientes y puedes solicitarnos información y Oferta pulsando en los iconos siguientes:

IconoCatSeguros201808Agosto_19ProteccionJuridicaFamiliarEmpresasComunidades2 IconoCatSeguros201808Agosto_02_Hogar2